Cárdenas, las desventuras de la virtud

jueves, 22 de junio de 2006
México, D F, 21 de junio (apro)- A últimas fechas la actitud de Cuauhtémoc Cárdenas ha ocasionado desconcierto público "¿A qué juega?", se preguntan de manera abierta algunos sin encontrar una respuesta clara Pero el ingeniero juega con el enigma y hace de la virtud del apellido una desventura política en este preciso momento en el que urgen las definiciones Desde hace algunos años, el ingeniero Cárdenas ha mostrado gestos políticos que han provocado molestia, inquietud y desconcierto entre el llamado sector de la izquierda mexicana Adusto de por sí, el semblante del hijo de Lázaro Cárdenas se ha endurecido con el paso del tiempo La última sonrisa la ofreció extrañamente en el programa del payaso "Brozo", en una entrevista realizada hace un par de semanas en este programa, cuyo escenario es un circo Antes de esto sólo se le había visto sonreír en 1997, cuando encabezó la campaña por el Gobierno del Distrito Federal (GDF) Entonces le arrebató al PRI el gobierno de la capital del país, el mismo que le dejaría a Rosario Robles para buscar la candidatura presidencial en el 2000, con el mismo resultado de derrota que en 1994 El escándalo en el que se involucró Rosario Robles en su relación con Carlos Ahumada endureció aún más el entrecejo de Cárdenas No era para menos, su brazo derecho, la mujer que de alguna manera había formado y que entonces mostraba el mejor futuro político, cayó estrepitosamente por el barranco político sin que nadie pudiera ayudarla, menos el ingeniero Cárdenas, quien a partir de entonces se alejó no sólo de la política nacional, sino de la de su propio partido La figura, más que el apellido, comenzó a mostrar debilidad en el partido que ayudó a crear Las tribus internas lo cuestionaron como el "caudillo" de la izquierda, su fuerza moral sufrió mermas importantes, principalmente cuando entró en competencia por su cuarta candidatura presidencial, siguiendo el ejemplo de Luiz Inacio Lula da Silva Pero a diferencia del político brasileño, quien nunca dejó de participar activamente en los movimientos sociales, sindicalistas, agrarios y políticos de su país, en México el ingeniero se alejó de la intensa vida nacional, se arrinconó en la pilastra de su apellido, y simplemente observó la corriente de acontecimientos que se sucedieron a gran velocidad Observador privilegiado de la vida política mexicana, el ingeniero no desperdició su posición, criticó la actuación de sus propios compañeros por las alianzas con ciertos personajes que habían renunciado al PRI y, cuando corrió el rumor de que en los videos de Ahumada aparecía su hijo Lázaro, voló de inmediato a Cuba, acompañando precisamente a su heredero político, e hizo algunas negociaciones de las que poco se supo A partir de entonces su alejamiento político fue cada vez más evidente, y se profundizó en el momento en que se eligió a López Obrador como candidato presidencial por el sol azteca De esta manera, si con el escándalo de Rosario Robles y las sospechas de que su hijo estaba incluido en los videos de Ahumada, se había alejado de la actividad política y partidista, a partir de su derrota interna el ingeniero se aisló más y se refugió en la historia del general Cárdenas Paradójicamente, mientras en España, junto con doña Amalia, la familia Cárdenas era ampliamente reconocida por la ayuda que el general le dio a miles de niños y familias que se refugiaron en México huyendo del franquismo, haciendo crecer el apellido aún más a escala internacional, al interior de México, en plena ebullición electoral, el cardenismo dejaba un vacío al negar su apoyo a la campaña presidencial del candidato de su partido En su refugio, Cuauhtémoc Cárdenas comenzó a reunirse con políticos de otros partidos, e incluso con los candidatos adversarios de López Obrador, aduciendo que era parte del desarrollo de la vida democrática mexicana Sin embargo, siguió ajeno a este proceso electoral, quizá uno de los más importantes en las últimas décadas por el enfrentamiento entre dos proyectos político ideológicos que definirán el futuro del país para las próximas décadas Apartado por voluntad propia, autoexiliado del quehacer político, el ingeniero, no obstante, aceptó el encargo oficial de presidir la Comisión Organizadora para la Conmemoración del Bicentenario de la Independencia Nacional y del Centenario de la Revolución Mexicana Desde ese encargo lanzó la propuesta, ya hecha desde 1994 por el subcomandante Marcos, de elaborar una nueva Constitución, para que "México y los mexicanos enfrentemos en mejores condiciones y con éxito los retos que ya plantea este siglo XXI en el que nos adentramos?" Nacido en la residencia oficial de Los Pinos, forjado en los niveles más altos de la política nacional, vinculado siempre a los movimientos de transformación política del país, el ingeniero Cárdenas decidió instalarse en un nicho inmaculado y, con el gesto adusto petrificado, llamó a un acto fundacional de la República para conducir un proceso de revisión cuidadosa y de amplia discusión democrática de la Constitución Es decir, desde la desventura política pero haciendo de su apellido una virtud, se pronunció por hacer algo a lo que tácitamente renunció: impulsar la transformación democrática del país Comentarios a gil@procesocommx

Comentarios