Entre Ghana y Ronaldo

viernes, 23 de junio de 2006
Göttingen, 22 de junio (apro) - Día de reconciliaciones en el Mundial, que ingresa a sus etapas definitorias Ghana se califica a octavos de final Lo hace pasando por encima de la República Checa, colocada por la FIFA en el segundo lugar del mundo sólo por debajo de Brasil y ganado y dejando fuera a Estados Unidos, la selección que eliminó a México en Corea-Japón, que quedó por arriba del equipo de Ricardo Lavolpe en la eliminatoria de la Concacaf y que está rankeada en el número 5 mundial Qué bueno que el consistentemente atinado Jorge Valdano se equivocó respecto del futbol africano de esta Copa del Mundo En su colaboración del pasado sábado en el diario español Marca, el campeón argentino concluía: adiós a la magia africana Decía que en cada Mundial se veía cierta evolución, con selecciones deslumbrantes como la de Camerún de Milla en 1990, o la de Nigeria de Kanu en Francia 98 Pero ?cito a Valdano-- "el gran suceso tardaba en llegar y prescindieron de los entrenadores brasileños para empezar a exagerar con el orden, con la preparación física, con las tácticas especulativas El resultado lo estamos viendo: la imaginación aplastada por montañas de músculos" Quizá porque perdió ante Argentina y Holanda, el desempeño de Costa de Marfil no convenció a Valdano, pero ninguna de esas cotizadas selecciones puede presumir de haber pasado por encima de los marfileños que, en su partido de despedida, hundieron en el último lugar de la competencia a Serbia y Montenegro y sumaron, para la historia de su país, sus primeros tres puntos Ahí, en el equipo que lidera Drogba quedó la huella africana Siguiendo con Valdano, en el caso de Ghana podría disculparse su aseveración porque el equipo ghanés había tenido un desastroso inicio de Mundial perdiendo 2-0 con Italia sin oponer resistencia alguna Pero entonces ganaron dos al hilo y con seis puntos, con autoridad moral, están clasificados Y el fútbol africano sigue gozando de salud, para bien del Mundial La otra gran noticia del día es que Brasil ganó y gustó y que Ronaldo, aún lejos de su plenitud, anotó dos veces y se perdió un par de goles más Otra vez se le vio driblando, haciendo esos piques que lo distinguen; otra vez en las asistencias a gol Ya empató la marca de 14 goles en copas del mundo que ostentaba solitario el teutón Gerard Müller Poca cosa

Comentarios