Recuperan el primer cadáver en Pasta de Cochos

sábado, 24 de junio de 2006
* El cuerpo del minero Felipe de Jesús Torres Reyna estaba momificado Nueva Rosita, Coah , 23 de junio (apro)- El cadáver momificado de Felipe de Jesús Torres Reyna fue recuperado hoy por las cuadrillas de rescate en la mina Pasta de Conchos, propiedad de Industrial Minera México (IMMSA), después de cuatro meses del accidente que dejó sepultados a 65 mineros Es el primero de los cuerpos que quedaron atrapados bajo los escombros de la mina por la serie de explosiones ocurridas el 19 de febrero pasado En el sitio del hallazgo se suponía que encontrarían tres cuerpos de trabajadores, quienes se mantenían en un cuarto de herramientas, pero resultó que Torres Reyna no estaba asignado a esa área, por lo que resurgió la versión de la salida precipitada de los carboneros para protestar por las malas condiciones de seguridad la noche del 18 de febrero cuando descendieron a pie, a 2 kilómetros y medio de la bocamina, como reveló la agencia Apro días después del siniestro La Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ), dio fe del hallazgo, identificación y reconocimiento del obrero, y certificó que falleció por contusión toráxico abdominal, con lo que será posible esclarecer ciertas dudas en la averiguación previa que se sigue por el homicidio de los 65 trabajadores El procurador de Justicia, Jesús Torres Charles, adelantó que en las próximas horas se espera recuperar otros tres cadáveres, aparentemente ya localizados por las cuadrillas de rescate Por su parte, IMMSA anunció que en las próximas horas sería suspendida provisionalmente la remoción de escombros para desinfectar el lugar donde fue localizado el primer cadáver Además, para aplicar vacunas contra hepatitis y tétanos a los integrantes de las cuadrillas de rescate La expectativa de llegar a ese punto del Diagonal 9 (túnel interno de la mina), se planteó desde hace varias semanas, pero el pasado lunes, IMMSA, anunció que podrían hacer el hallazgo en pocas horas Los trabajos se complicaron, a decir del directivo de la empresa, Enrique Valverde, debido a la presencia de enormes rocas que debieron demolerse a lo largo de la semana, además de una concentración alta de gas metano que inmovilizó a las cuadrillas de trabajadores durante todo un turno El miércoles, IMMSA trató de alejar del complejo minero a los familiares de las víctimas, cuando anunció la suspensión de los informes diarios y el envío de informes escritos semanales a sus domicilios El anuncio provocó que alrededor de 100 personas tomaran las instalaciones administrativas de Pasta de Conchos Sin mediar diálogo, el jueves se anunció el hallazgo de un casco y una lámpara, pero no se alcanzó a encontrar el cuerpo, debido a que una pesada loza de piedra obstruyó el avance de los rescatistas Los informes no sólo se restablecieron, sino que se empezaron a dar cada dos horas Finalmente, esta madrugada, una cuadrilla de rescatistas mineros del tercer turno, pudo ubicar y recuperar el cuerpo de Felipe de Jesús Torres Reyna, uno de los tres trabajadores que se encontraban cerca del cuarto de herramientas, en el Diagonal 9 Al mediodía, Araceli Muñoz Villarreal, vocera de la empresa, contratada por IMMSA a través de un despacho externo y la única autorizada, a partir de hoy, para emitir declaraciones, leyó el comunicado mediante el cual la empresa oficializó el hallazgo Luego, el procurador de Justicia en la entidad, Jesús Torres Charles, confirmó, vía telefónica, que un agente del Ministerio Público, acompañado de legistas y un perito, habían dado fe del hecho Torres Charles informó que el cuerpo del minero Felipe de Jesús Torres Reyna, no presentaba síntomas de descomposición, pues quedó momificado, lo cual facilitó la identificación, mediante una ficha con sus generales adherida a su lámpara, el reconocimiento del cuerpo, en este caso, por los familiares y la confirmación por medio del ADN, usando las muestras de los familiares Felipe de Jesús Torres Reyna, de 49 años de edad, era el único trabajador soltero, por lo que a las afueras del complejo se apostaron sus padres, Gregorio Torres Ortiz y Lucía Reyna Oviedo, así como sus 8 hermanos menores y otros familiares, sorprendidos por el hallazgo Aunque por el estado del cadáver se les autorizó realizar una velación, la familia decidió sepultarlo hoy mismo en el panteón municipal Santa Rosa, de Múzquiz, luego de velarlo por media hora en la casa paterna en esa localidad de la región carbonífera, de donde son originarios

Comentarios