Una segunda muerte

domingo, 25 de junio de 2006
Los restos del pintor y grabador mexicano Julio Ruelas ?integrante de la corriente del simbolismo quien murió y fue sepultado en París en 1907? corren el riesgo de ser llevados a la fosa común, destaca Proceso este domingo 25 de junio "Una gran piedra granítica, tallada apenas, que se yergue con aspecto de dolmen druídico y en cuya superficie anterior, en letras rojas, que resaltan sobre el gris del granito, se lee: Julio Ruedas, 1870-1907 Más arriba, casi en la extremidad superior, ahondada en la piedra, una viñeta deliciosa del artista Aquel fauno amable y musical, que encaramado en la rama de un árbol, toca su flauta de siete cañas teniendo por oyente a un cuervo absorto Abajo una mujer desnuda, vencida, trágica, de piernas flexionadas en un gesto angustioso Su cabellera cae revuelta y desordenada confundiéndose con la tersura del mármol de Carrara" Así describió Roberto Núñez y Domínguez el mausoleo de Julio Ruelas, que se ubica en el cementerio de Montparnasse Su crónica fue publicada en el periódico Excélsior el 22 de junio de 1965 Cuatro décadas más tarde, el emotivo testimonio aún es pertinente Sólo desapareció el color rojo de las letras, pero hoy como antaño el hermoso mausoleo, obra del escultor Arnulfo Domínguez Bello, es uno de los más románticos, discretos y misteriosos del famoso cementerio parisino También uno de los más amenazados Un letrero colocado por la administración del cementerio señala que está a punto de ser cancelada la concesión a perpetuidad de la tumba El monumento que se erige sobre el sepulcro ?una obra artística en sí misma? puede ser destruido La asociación Amigos de Ruelas trata de impedirlo, pero se enfrenta a la especulación de tumbas en el mítico cementerio de Monparnasse, a la oposición de los responsables de los panteones en París y a la indiferencia de las autoridades mexicanas, expone Proceso en su edición 1547, de este domingo 25 de junio