Como vergüenza califica Bush la filtración del plan de la CIA

martes, 27 de junio de 2006
* Considera que, con sus revelaciones, el New York Times dificulta las acciones de EU contra el terrorismo * El diario descubrió que la Casa Blanca interviene, revisar y sigue el curso de las operaciones bancarias internacionales Washington, 26 de junio (apro) - Como una "vergüenza" calificó el presidente George W Bush la filtración que publicó el diario The New York Times, sobre el programa de la CIA y el Departamento del Tesoro para, sin la autorización de una corte federal y en nombre de la guerra contra el terrorismo, interferir, revisar y seguir el curso de las transferencias bancarias internacionales "La revelación de este programa es una vergüenza", declaró Bush al término de una reunión con organizaciones que apoyan la presencia de las tropas de Estados Unidos en Afganistán y en Irak "Estamos en guerra con un montón de gente que quiere dañar a Estados Unidos y hace mucho daño a Estados Unidos que filtren la información sobre el programa y que lo publicara un periódico", agregó el mandatario, quien no pudo ocultar la molestia que le provocó el artículo del New York Times El viernes de la semana pasada, el diario más importante de Nueva York y uno de los más influyentes de Estados Unidos, publicó en su primera plana un amplio artículo en el que --con las advertencias del gobierno de Bush de que se abstuviera de revelar el programa--, se establece cómo la CIA en complicidad con el Departamento del Tesoro, liberó de obstáculos a los miembros de los grupos antiterroristas del Departamento de Justicia y del FBI para que revisaran millones de transacciones bancarias internacionales hechas de Estados Unidos a otros países y la inversa El programa cuya legalidad está en tela de juicio, se logró bajo el acuerdo al que llegaron en 2001 --poco después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de ese año--, el gobierno de Bush con la Sociedad Mundial de Telecomunicaciones Financieras e Interbancarias (SWIFT, por sus siglas en inglés) con sede en Bruselas, Bélgica, institución que se encarga de realizar una especie de base de datos de millones de transacciones interbancarias que se realizan en el mundo a través de los servicios computarizados y de telecomunicaciones más modernos De acuerdo con el texto del New York Times, el gobierno de Bush --que originalmente había llegado a un acuerdo con SWIFT para revisar e interferir las transacciones bancarias por un periodo de 12 meses y que, sin embargo lleva casi cinco años de vigencia--, ha revisado y analizados decenas de miles de transferencias interbancarias internacionales; incluso retiros de dinero en cajeros automáticos de gente común y corriente, de organizaciones e instituciones que, de acuerdo con su criterio, son sospechosos de tener una relación o pertenecer a una organización terrorista "Es correcto lo que estábamos haciendo, el Congreso estaba enterado y lo llevamos a cabo conforme a la ley", subrayó el presidente Bush Pese a que la revelación de este programa antiterrorista también fue publicada por los periódicos The Wall Street Journal y Los Ángeles Times, el gobierno de Bush y algunos legisladores republicanos están señalando al New York Times como un diario irresponsable que, incluso, podría estar haciéndole daño a Estados Unidos, como lo infirió el mandatario estadunidense en sus declaraciones "Si quieres saber qué están haciendo los terroristas, entonces tienes que tratar de rastrear su dinero y eso era exactamente lo que estábamos haciendo Pero se dificulta ganar esta guerra por el hecho de que un periódico lo revele", remató Bush sin ocultar su molestia Tras la publicación del programa, el Departamento del Tesoro ha tratado de explicar la efectividad del programa y su legalidad De acuerdo con el gobierno de Bush, con el rastreo de las transferencias bancarias internacionales han logrado la captura de miembros muy peligrosos de la agrupación terrorista Al-Qaeda, y de integrantes de otras células terroristas afiliadas a la que dirige Osama bin-Laden

Comentarios