Lavolpe busca un spa

martes, 27 de junio de 2006
Göttingen, 26 de junio (apro) - Después del bullicio de tres semanas, esta ciudad empieza a recobrar su ritmo La delegación mexicana, salvo algunas excepciones, ya partió, y con ella decenas de familiares y decenas de reporteros también Sólo permanecen en este poblado el técnico Ricardo Lavolpe, a quien su mujer le programaba esta tarde, en una agencia de viajes, un tuor de relajación por varias ciudades de Europa Todavía esta noche, el todavía técnico nacional, su esposa, sus tres hijas y un nieto cenaron en el restaurante "La Romántica" y de cuya sobremesa se pudieron escuchar a la distancia algunos nombres, como Cuauhtémoc Blanco, Hugo Sánchez, Javier Aguirre, y el Mundial de Corea Japón El hilo de la conversación es imposible de armar Pero de que el fútbol fue el tema principal, ni dudarlo Otro seleccionado que todavía no abandona esta ciudad es Francisco Fonseca Esta medianoche busca en la estación de trenes una salida para París, no para él, sino para uno de sus muchos amigos que lo acompañaron por acá y que, junto con familiares, suman más de tres decenas El papá de "Kikín" también permanece en esta ciudad La razón es que asegura que existe el interés de varios clubes europeos por contratar a su hijo, entre ellos, el de una institución portuguesa Salvo Lavolpe y el "Kikín", los demás integrantes de la selección ya dejaron Alemania A ninguno, hasta donde se pudo saber, le interesó quedarse a presenciar en vivo los juegos de la recta final del Mundial Tiros a gol- La calificación de Italia y todo lo que haga de ahora en adelante, quedará manchada por el penal que el árbitro español le regaló y que le significó su pase a los cuartos de final Con un fútbol nacional bajo sospecha, en donde los fraudes y la corrupción tienen con la soga al cuello al Juventus, el obsequio que su selección recibió esta tarde llega en el peor momento En pocas palabras, Italia califica por un clavado de su delantero Fabio Grosso Australia, que al igual que Italia habían ofrecido un insulso partido de octavos de final, se encontraba en superioridad numérica, porque el italiano Marco Materazzi había recibido dos amonestaciones El regalo arbitral ocurrió en tiempo de compensación cuando ambas escuadras ya pensaban en los inevitables tiempos extras Mal día para el fútbol y el fair play

Comentarios