"Alerta máxima" en Cancún, tras la ejecución de dos jefes policiacos

miércoles, 28 de junio de 2006
Cancún, Q Roo, 27 de junio (apro)- Luego de la ejecución de dos funcionarios policíacos en esta ciudad, las autoridades federales y estatales se declararon en "alerta máxima" ante la eventual embestida del narcotráfico El gobernador Félix González señaló que la ejecución del jefe del Estado Mayor de la Policía Preventiva, Tránsito y Bomberos de Benito Juárez (Cancún), Wilfrido Flores Saucedo, tiene el sello de la delincuencia organizada, por lo que "esa situación nos pone en alerta máxima en el estado" Añadió que no hay forma de minimizarlo, sino de investigarlo y dar con los responsables En tanto, la Procuraduría de Justicia del estado reveló que abrió dos líneas de investigación, una de las cuales apunta hacia el crimen organizado y la otra hacia una venganza personal Flores Saucedo, coronel retirado del Ejército, donde se graduó como licenciado en Administración militar, recibió 15 impactos de bala, y su escolta Alejandro Morales, ocho, los cuales fueron realizados con armas R-15 Morales tenía escasos tres meses de ser asignado como escolta del militar, quien era originario de Colima La camioneta donde se perpetró el crimen y que fue localizada minutos más tarde, está reportada como robada en Estados Unidos y tenía placas sobrepuestas del municipio de Isla Mujeres, a nombre de un residente en Punta Sam El comisionado de esa corporación policíaca, Ricardo Adrián Samos Medina, dijo que los cuerpos de los uniformados quedaron dentro de la patrulla Flores Saucedo, excoronel retirado del Ejército mexicano, se desempeñaba como jefe de Estado Mayor de la policía municipal, y recientemente había denunciado la existencia de por lo menos 167 "narcocasitas" Explicó que los centros de distribución de drogas se ubican, en su mayoría, a lo largo de la avenida José López Portillo Además, afirmó que el crimen organizado era una "institución flotante", que a cada momento cambiaba de lugar El pasado 11 de junio también fue ultimado a balazos un policía municipal en un parque del centro de la ciudad, cuando perseguía a un presunto ladrón Por su parte, el delegado de la PGR, Pedro Ramírez Violante, calificó como preocupante la ejecución de Wilfrido Flores, lo que demuestra, dijo, que sigue latente la delincuencia organizada y el narcotráfico en el estado Dijo que este hecho se suma al de un abogado desaparecido en Cancún hace unas semanas y el "levantón" de un comerciante en Chetumal, del que sólo se encontró su camioneta Por último, dijo que esta es una afrenta directa no sólo contra la Policía Municipal, sino contra las autoridades y la sociedad A su vez, el alcalde de Benito Juárez, Francisco Alor Quezada, no descartó que el crimen del jefe policíaco se vincule con la "limpia" que se realizó al interior de la corporación

Comentarios