También Fox tiene su "cuñado incómodo"

viernes, 30 de junio de 2006
* El esposo de Susana Fox, se apoderó ilegalmente de 86 esculturas con la complacencia del gobierno de Guanajuato México, D F, 29 de junio (apro)- Gustavo Adolfo Gómez Velázquez se apoderó ilegalmente de 86 esculturas de tres prominentes artistas mexicanos que, al cabo de cinco años de solicitarle por todos los medios la devolución o el pago de las obras, no han recibido respuesta y el gobierno de Guanajuato lo solapa Gómez Velázquez se sabe impune: Es el cuñado del presidente Vicente Fox, con cuya hermana Susana --la responsable de la beneficencia Casa Amigo Daniel-- está casado y mantiene una estrecha relación con la familia presidencial Apenas en abril, Ana Cristina Fox de la Concha, hija del presidente de la República, fue testigo de la boda de Verónica Struck Belauzarán y Adolfo Gómez Fox, su primo hermano e hijo de Gómez Velázquez, quien se niega a devolver la obra artística que no le pertenece "Es un asunto de absoluta impunidad", resumen el abogado Edgar Bello Cuervo, apoderado legal de los escultores Víctor Gutiérrez, Víctor Villarreal y Humberto Peraza, este último considerado el mejor escultor taurino del mundo y autor de la escultura de Luis Echeverría en el "Paseos de los presidentes", en la residencia oficial de Los Pinos Han pasado cinco años desde que los artistas procedieron legalmente para solicitar el pago o la devolución de 86 esculturas --valuadas, en conjunto, en un millón 772 mil pesos--, que entregaron a consignación al propietario de la galería La Estrella, de León, Gustavo Adolfo Gómez Hernández, padre del acusado Gómez Hernández falleció en agosto de 1999 y, como es normal, presentaron los recibos para la devolución o el pago, pero la socia de la galería, Martha Elena Fraustro Camacho, dijo que quien se quedó con las piezas fue el heredero, Gómez Velázquez Como éste se negó a recibirlos, tuvieron que proceder legalmente contra él por el delito de robo, en junio del 2001 Tal como se lo hacen saber en una carta enviada al gobernador de Guanajuato, Juan Carlos Romero Hicks, y al procurador Federico Chowell, entre otros funcionarios, el proceso de integración de la averiguación previa "estuvo lleno de demoras, falta de esmero profesional, y marcada preferencia por parte del Ministerio Público hacia quien resultó ser el probable responsable del robo: Gustavo Adolfo Gómez Velázquez al decir de la denunciante y socia de Gustavo Adolfo Gómez Hernández, Martha Elena Fraustro Camacho" Por fin, con todas las pruebas, el Ministerio Público consignó la averiguación previa a un juez, que libró la orden de aprehensión, que nunca se puso cumplimentar por parte de la Policía Investigadora Ministerial que, según los artistas, "argumentaba explicaciones ridículas y contundentes como: ?no hubo dinero para gasolina?, ?se descompuso la patrulla?, ?el señor sale temprano de su casa y no fue posible localizarlo?, ?tenemos mucho trabajo?, etcétera" Sólo hasta un año y medio después de presentada la denuncia, el 22 de noviembre del 2002, Gómez Velázquez se presentó a declarar, protegido con un amparo y exhibiendo un poder notarial que lo acreditaba como apoderado legal de la galería de su padre "Todo terminó en un expediente de más de mil quinientas hojas (noviembre del 2002) al decretarse la libertad con reservas de ley al indiciado Pero de la entrega y recuperación de los bienes por los cuales se abrió la averiguación previa, se litigó, se ?investigó? y se gastó tiempo y recursos públicos y privados? nada", escriben los artistas en la carta a Romero Hicks "Ni una exhortación de la autoridad hacia el demandado para entregar los bienes solicitados, que no le pertenecen, ni una esperanza hacia los demandantes para recuperar el fruto de su trabajo que en derecho sí les pertenece Tristemente percibimos que sólo imperó la indiferencia, la incuria y la impunidad" Gómez Velázquez mantuvo el desprecio hacia los escultores y, en julio del 2004, el abogado Bello Cuervo se presentó con el notario público 93 de León, Guanajuato, Jesús Padilla, en el domicilio del cuñado de Fox, en la colonia Arbide, para requerir otra vez la obra Pero tampoco dio respuesta De plano los escultores procedieron otra vez, el 30 de marzo de este año, ante el Ministerio Público para demandarlo por el delito de abuso de confianza y pedir la restitución de las 86 esculturas que él mismo reconoció poseer al ostentarse como apoderado legal de la galería Tras varios citatorios, que el Ministerio Público disculpó, por fin se presentó Gómez Velázquez, pero se negó a declarar y de las piezas tampoco dijo una sola palabra Pero a pesar de que está acreditada la propiedad de la obra, su avalúo y quién la tiene en su poder, la autoridad no ha consignado la averiguación previa a un juez En la carta al gobernador, los artistas afirman que existen, "una vez más y a setenta días de la denuncia", irregularidades, demoras y poco ánimo el trabajo del agente del Ministerio Público, Martín Belmonte, quien pone diversos pretextos: "no vino la secretaria y no tenemos clave de acceso a la computadora", "no he tenido tiempo de sentarme a leer la averiguación", tengo mucho trabajo" y "depende de lo que me diga mi jefe", entre otras Los artistas concluyen en su carta: "Los denunciantes, aunque no radicamos en el estado de Guanajuato, también somos mexicanos copartícipes de las mejores causas de este entrañable suelo, cuna de nuestras libertades" Pero nada Entregada el lunes 12 de junio, la carta de los artistas no ha obtenido respuesta sobre la acusación del "cuñado incómodo" del presidente de la República y esposo de Susana Fox Quesada, responsable de Casa Amigo Daniel, fundada hace 19 años --¿La tardanza en la justicia se debe a que el acusado es cuñado del presidente? --No lo sé --responde el abogado Bello--, pero es muy claro que hay una total impunidad Y estamos, también, en proceso electoral?

Comentarios