La Impunidad

domingo, 4 de junio de 2006
"Como mexicano, hasta el límite de mis fuerzas me opondré a que yo o mis hijos paguemos un solo centavo de ese dinero", dijo Felipe Calderón sobre el Fobaproa Sin embargo, de un día para otro cambió de parecer y, como presidente del PAN, instruyó a los diputados panistas para aprobar la conversión de los multimillonarios pasivos del mencionado fondo en deuda pública, en diciembre de 1998 Y garantizó que los grandes beneficiarios del salvamento bancario ?altos funcionarios, empresarios, banqueros? y, sobre todo, él mismo, quedaran al amparo de la impunidad Mientras en público enarbolaba un combativo discurso contra la corrupción y la impunidad del rescate bancario, una posición que duró 10 meses, Felipe Calderón se reunía a negociar ?en privado? con altos funcionarios del gobierno de Ernesto Zedillo, con quien finalmente pactó, personalmente, la aprobación en la Cámara de Diputados del gigantesco endeudamiento para los mexicanos a través del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa) Y la noche del 12 de diciembre de 1998, desde la comodidad de su casa, el presidente del Partido Acción Nacional (PAN) atestiguó la suma de los votos de los diputados priistas y panistas que ?salvo 12 de éstos? aprobaron convertir en deuda pública los pasivos del Fobaproa, cuyo costo supera el millón de millones de pesos Curiosamente, la cifra actualizada del costoso rescate bancario convalidado por Calderón ?13 billones de pesos? supera la que el PAN le atribuye, en su más reciente promocional, a las ofertas de campaña de Andrés Manuel López Obrador, a quien acusa de llevar la deuda del Distrito Federal a más 40 mil millones de pesos, poco más de lo que se paga cada año, en promedio, sólo de intereses por el rescate bancario Pero Calderón no solamente pactó con Zedillo convertir deudas privadas en deuda pública mediante la aprobación de la ley que sustituyó el Fobaproa por el Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB) y cuyos costos están pagando los contribuyentes, sino que garantizó, en los hechos, la impunidad a los altos funcionarios que instrumentaron el salvamento y quienes se beneficiaron de él, es decir, los grandes empresarios y banqueros Ninguno de los responsables está en la cárcel, los recursos para financiar campañas priistas como la de Zedillo y Roberto Madrazo no se devolvieron y los funcionarios que el PAN supuestamente había logrado destituir e inhabilitar siguieron en sus puestos, incluido Guillermo Ortiz Martínez, gobernador del Banco de México y operador del rescate bancario como secretario de Hacienda de Zedillo Todavía el mediodía del 11 de diciembre de 1998, la víspera de la aprobación del Fobaproa, uno de los operadores de Calderón en la negociación, Carlos Medina Plascencia, coordinador de los diputados panistas, alardeaba del pacto para la renuncia de Ortiz Martínez, mientras los priistas se reían de él "Yo no miento, porque es parte de la formación que me dieron mis padres y de mi religión", se ufanaba el católico Medina, quien insistía en el trueque Ortiz- Fobaproa, cuya aprobación tenía entre sus principales promotores al gobernador de Guanajuato, Vicente Fox, ya enfilado como candidato presidencial El propio Calderón reconoció públicamente el pacto el 9 de diciembre, cuando afirmó que el PAN no daría su voto si Zedillo no cumplía con la renuncia de Ortiz "Es su bronca", desafió y lo reiteró al día siguiente, en la víspera de la aprobación de una deuda que desde el principio afirmó que era un "fraude a la Constitución" y "nula de pleno derecho" Calderón narró, más ampliamente, este acuerdo en entrevista con el periodista Salvador Camarena para el libro Los suspirantes, los precandidatos de carne y hueso, editado por Planeta el año pasado, antes de que Calderón ganara la candidatura presidencial del PAN: Yo llegué a un acuerdo con Ernesto Zedillo Él le pediría la renuncia a Guillermo Ortiz, incluso me preguntó si aceptaría que lo nombrara secretario de Comercio Empecé a operar ese acuerdo, hablé con Fox y con otros gobernadores que estaban en ejercicio, así como con los coordinadores (legislativos) A la semana, Zedillo me citó otra vez, me dijo que estaba muy apenado, que no iba a poder cumplir con lo que habíamos dicho, que había hablado con Guillermo Ortiz, que él no quería renunciar", relata el hoy precandidato a Los Pinos ?Pues es su problema, presidente, no el mío ?comentó Calderón en la conversación con el entonces jefe del Ejecutivo ?Compréndame ?pidió Zedillo ?A mí no me venga con ese cuento ?repuso el panista, según su propio relato ?Pero, ¿qué opina? ?exploró el presidente ?Opino lo siguiente: como mexicano me avergüenza tener un presidente sin palabra, con permiso ?espetó Calderón, quien nunca más hablaría con Zedillo mientras éste fue presidente No había necesidad, porque de los detalles se encargaron otros miembros del PAN, entre ellos Carlos Medina Plascencia, Diego Fernández de Cevallos y Santiago Creel Por parte del gobierno fueron clave José Ángel Gurría, secretario de Hacienda; Ismael Gómez Gordillo, procurador fiscal; Francisco Labastida, secretario de Gobernación, y Jorge Alcocer, subsecretario Archivos borrados Con el argumento de que su decisión fue por "el bien de México", el PAN rehuye sistemáticamente el tema Fobaproa, cuya historia está proscrita en ese partido Boletines, conferencias, entrevistas y discursos de la dirigencia panista encabezada por Calderón no existen en los archivos de su página de internet prácticamente en todo 1998, justo durante el debate del tema El único boletín en todo el año fue emitido el 29 de enero ?dos meses antes de que Zedillo enviara las iniciativas sobre el tema a la Cámara de Diputados? y el siguiente está registrado hasta el 6 de marzo de 1999 También hay un solo discurso de Calderón, el 1 de enero de 1998, y de ahí brinca hasta el año 2000 El archivo histórico de la Sala de Prensa del PAN registra, también, un solo material en "Conferencias", el 23 de julio de 1998, y va hasta el 6 de marzo del año siguiente En "Entrevistas" hay una, el 18 de agosto En las dos, el presidente panista culpa al gobierno de Zedillo por el Fobaproa "El gobierno de esta administración, al que pertenecen Gurría, Ortiz y Zedillo, es el responsable del enorme boquete económico que se le está dejando al país con el tema del rescate bancario", afirmó en la conferencia del 23 de julio, y en la del 18 de agosto advirtió que el PAN no aprobará los pasivos del Fobaproa hasta que el PRI devuelva los créditos que no pagó y fueron a ese fondo Calderón aludía a la información sobre donativos y créditos canalizados al Partido Revolucionario Institucional (PRI) de empresarios o banqueros como Gerardo de Provoisin, Carlos Cabal Peniche ?Banca Unión?, Ángel Isidoro Rodríguez El Divino ?Banpais?, Jorge Lankenau ?Banca Confía? y de Banca Serfin "Los fondos, los fondos que recibió el PRI en sus diversas campañas están siendo un indicio de la vinculación entre el poder político y el económico Y sobre ningún hecho, y menos sobre los que tienen esta vinculación política y económica, deben caer en la impunidad Ningún acto en contra del interés nacional debe quedar impune" Y advirtió: "Como mexicano, hasta el límite de mis fuerzas, me opondré a que yo o mis hijos paguemos un solo centavo de ese dinero que vino a financiar a la maldición de México, que es el PRI" Ese fue el compromiso público de Calderón desde que Zedillo envió a la Cámara de Diputados, el 31 de marzo de 1998, un paquete de iniciativas para reformar el sistema financiero, en uno de cuyos artículos transitorios proponía convertir en deuda pública los pasivos del rescate bancario, que al 28 de febrero de ese año ascendían a 552 mil millones de pesos Pero del desenlace del Fobaproa, que contradijo todo el discurso de Calderón y de sus operadores en la Cámara de Diputados y de Fox, no hay registro en los archivos electrónicos del PAN Ni siquiera los boletines sobre las propuestas que, desde el CEN, se formularon para darle solución al problema Todo vestigio desapareció, como lo adelantó al día siguiente de la aprobación el diputado Germán Martínez, actual representante del PAN ante el Instituto Federal Electoral: "Ha quedado cerrada la herida, pues se terminó el debate del Fobaproa Los panistas seguiremos cerrando las heridas de los problemas nacionales" Ni amnistía ni olvido La herida, sin embargo, no ha cerrado, por la sangría presupuestal que se inició por el rescate bancario desde 1995 y que continúa hasta ahora después del pacto entre el PAN y el gobierno de Zedillo, quien en marzo de 1998 instrumentó una maniobra calculada: Como los repartidores de pizzas, el 31 de marzo un motociclista de la Secretaría de Gobernación entró veloz al salón de sesiones para entregar, directamente a la presidencia de la Mesa Directiva, un paquete con las iniciativas, a la que los priistas quisieron darle trámite presuroso Los dirigentes perredistas de El Barzón se percataron y, junto con el PAN, frenaron la intentona, aunque algunos de ellos ni siquiera se dieron cuenta, o eso decían, de lo que pretendía Zedillo con el paquete de iniciativas en el cual, escondido en un artículo transitorio, se solicitaba convertir en deuda pública los pasivos del rescate bancario "Los de El Barzón fueron los primeros que se dieron cuenta y comenzamos a enterarnos lo que era el Fobaproa, pero no conocíamos lo que realmente implicaba La bomba no se conocía", reconoció Fauzi Hamdan, presidente de la Comisión de Vigilancia de la Contaduría Mayor de Hacienda Eran tiempos en que Hamdan calificó de "fraude a la Constitución" las operaciones del Fobaproa para emitir pagarés con el aval del gobierno y era una deuda "nula de pleno derecho", porque no fue autorizada por el Congreso Santiago Creel, operador también de Calderón, era otro de los duros críticos Creel, presidente de la Comisión de Gobernación, aseguró que el PAN no aprobaría el endeudamiento: "Como el Fobaproa no se entregó a tiempo, se la hemos regresado al presidente para que pague los costos políticos Y en tanto el Ejecutivo no los absorba, simple y llanamente el asunto quedará como una pizza que no ha sido pagada", decía en agosto Desde abril, el PAN había hecho mancuerna con el PRD para evitar la aprobación que pretendía Zedillo Inclusive Calderón y López Obrador, su homólogo perredista, se reunieron varias veces para exigir información al gobierno y evitar pasar el costo a los ciudadanos López Obrador había dado a conocer, el 15 de julio, la propuesta del PRD para fortalecer el sistema financiero y castigar a los grandes deudores, y una semana después dio a conocer actas del Fobaproa que acreditaban complicidades, lo que provocó el enojo de las cúpulas empresariales, entre ellas la encabezada por el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Eduardo Bours, actual gobernador priista de Sonora Entonces apareció Diego Fernández de Cevallos en una reunión de diputados: "Vine a esta junta porque Felipe Calderón me dijo, hace tiempo, que me diera una vuelta algún martes? y bueno, lo que quiero decirles es que nos estamos quedando atrás en esta discusión La gente está pensando que somos aliados del gobierno y que somos unos tontos ¿Cómo está eso de que estamos de acuerdo con que no se deben dar los nombres de los beneficiarios del Fobaproa? El grupo tiene que ser mucho más agresivo" Al cabo de una reunión de la diputación en Puerto Vallarta, Jalisco, el PAN encabezado por Calderón formuló una propuesta, el 20 de agosto, en la que reiteraba que no habría impunidad contra quienes cometieron abusos en el rescate bancario, proteger ahorradores y evitar transferir una gigantesca deuda a los contribuyentes mediante el IPAB La propuesta presentada en la Cámara de Diputados ?a la que asistieron también Fox y Fernández de Cevallos? subrayaba: "Acción Nacional afirma categóricamente que los créditos otorgados de manera fraudulenta y vendidos posteriormente al Fobaproa no deben ser pagados por el pueblo de México, menos aún aquéllos que subrepticiamente y de manera ilegal financiaron campañas políticas" Ese mismo día, Calderón y Medina Plascencia se entrevistaron, en Los Pinos, con Zedillo: "Nos dijo que era un trabajo de mucha seriedad y de mucha responsabilidad, que lo reconoce y lo agradece", contó el diputado al reportero y reiteró que no habría impunidad contra nadie ?En aras de llegar a un acuerdo para resolver el problema económico-financiero, ¿podrían olvidarse las responsabilidades? ?No, de ninguna manera Esto es insoslayable Inclusive, Creel dijo estar integrando demandas de juicio político contra funcionarios que violaron la Constitución y denuncias penales y administrativas contra servidores públicos, empresarios y banqueros beneficiados con créditos fraudulentos ?¿No habrá impunidad? ?¡No puede haber impunidad! ?garantizó Creel? ¡Esto no está a negociación! Y esto lo quiero decir con todas sus letras: aquí hay responsables: empresarios, banqueros y funcionarios públicos Nadie puede pensar o intuir que habrá componenda Aseguró al reportero que "sería absurdo e incongruente" que el PAN afirmara que las operaciones del Fobaproa eran inconstitucionales y, a la vez, no fincar responsabilidades "Aquí no hay amnistías ni olvido al agravio contra los mexicanos" Entre los funcionarios que el PAN pretendía sancionar estaban los funcionarios de la SHCP: Ortiz Martínez, extitular; Martín Werner, subsecretario; Eduardo Fernández, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Javier Arrigunaga, director del Fobaproa, y Miguel Mancera, exdirector del Banco de México Temor a Dios El PAN inició una campaña de propaganda para decir que había alcanzado una solución al Fobaproa: Calderón apareció en promocionales de televisión, en horario estelar: "México es un gran país Tendremos el país que queremos para nosotros y nuestros hijos" Fue hasta el 19 de noviembre que el PAN presentó la iniciativa de ley del IPAB, elaborada con el auxilio de especialistas, que ratificaba no convertir en deuda pública créditos irregulares y la negativa a la impunidad, como la destitución de Ortiz Pero intervino el procurador fiscal, Ismael Gómez Gordillo, quien modificó la iniciativa, la cual quedó como la quería el gobierno, tal como lo advirtieron análisis de diputados panistas y los asesores Juan Auping y Ricardo Solís, que lo detallan en el libro Del Fobaproa al IPAB, testimonios, análisis y propuestas: "La Secretaría de Hacienda había tomado la iniciativa panista como un disfraz para reintroducir su propia propuesta, que era inaceptable por significar una carga excesiva e innecesaria para el contribuyente" Ambos expertos, asesores de Calderón, escriben: "En una propuesta de ley, como ésta, la mayoría de los artículos no contienen lo fundamental Y eso fue lo que realmente sucedió El PAN empezó a hacer propaganda nacional sobre la nueva iniciativa sin caer en la cuenta de que el sentido de la ley había cambiado radicalmente A los diputados, con debate maratónicos, se les trató de convencer de que era la mejor opción" Y añaden: "El hecho mismo que la coordinación del GPPAN (Grupo Parlamentario del PAN) no le informó oportuna y claramente a sus diputados sobre el sentido radical de los cambios efectuados permite concluir que una de dos cosas: algunos diputados de las áreas económica y jurídica del GPPAN intervinieron directamente para facilitarle a Ismael Gómez Gordillo el cambio de la iniciativa de ley del PAN, sin informar oportuna y correctamente a la coordinación; o, si es que se le informó a la coordinación, ésta no captó el sentido de los cambios efectuados que contravenían todas las intenciones del PAN expresadas públicamente en múltiples ocasiones" Al final, el 12 de diciembre de 1998, la bancada del PAN se unió a la del PRI y aprobaron, juntos, la conversión de la deuda derivada del rescate bancario mediante el Fobaproa, cuyo costo fiscal ?el impacto en los contribuyentes mexicanos? no sólo no se redujo, sino que a diario aumenta y supera ya el millón de millones de pesos Ortiz Martínez y otros funcionarios se quedaron en sus cargos Quien sí dejó el cargo de presidente del PAN fue Calderón, quien el 6 de marzo de 1999 afirmó que la aprobación del Fobaproa fue "la decisión de política pública más difícil en la historia del partido", pero no dio muestras de remordimiento: "Termino esta responsabilidad con la satisfacción del deber cumplido, plenamente conciente de mis aciertos y mis errores Termino con la conciencia tranquila y limpia No quiero ser aquel que, en la parábola, se quejó de lo poco que había recibido y lo enterró Yo lo mucho que recibí lo puse aquí, y lo puse entero, porque temo a Dios y porque me duele profundamente México" l

Comentarios