Fracasa sesión de la ONU para la prevención del sida

martes, 6 de junio de 2006
* Se enfrentan dos visiones: la moralista-religiosa, de EU, y la científica, respaldada por la UE y el Grupo de Río México, D F, 5 de junio (apro-notiese) Dentro de la Sesión Especial sobre Sida de la Asamblea General de las Naciones Unidas (UNGASS, por sus siglas en inglés), que se realizó la semana pasada en Nueva York, las negociaciones que se dieron antes de la redacción de la declaración final, confrontaron dos visiones contrapuestas en la prevención del sida: Por un lado, la visión moralista-religiosa, promovida y financiada por el gobierno de George W Bush, y por el otro la visión científica respaldada por la Unión Europea y el Grupo de Río (Latinoamérica) Las negociaciones, que duraron hasta altas horas de la madrugada los días previos a la declaración, no lograron que ninguno de los grupos cediera en sus puntos de vista Mariangela Galvao, actual jefa del Programa de Sida de Brasil, señaló que el modelo de abstinencia, fidelidad y condón (llamado ABC, por sus siglas en inglés), que promueve y financia Estados Unidos en Centroamérica, El Caribe y África, normalmente le da un peso desproporcionado a la abstinencia y a la fidelidad, reduciendo el tema del condón a su mínima expresión, incluso escondiendo la palabra tras la expresión "protégete", pero sin mencionar al condón por su nombre Pedro Chequer, exjefe del Programa de Sida de Brasil, había dicho que los llamados a la castidad y la abstinencia no funcionaban "ni siquiera dentro de la Iglesia católica" Por su parte, Jorge Saavedra, jefe del Programa de Sida de México, señaló que, desafortunadamente la mayoría de las mujeres que viven con VIH en América Latina, lo han adquirido siendo fieles, por lo que resultaría, por lo menos imprudente, seguir pidiéndoles fidelidad a las mujeres en lugar de hablarles sobre el uso del condón Aun dentro de los mismos países latinoamericanos hubo discrepancias, ya que El Salvador trató de convencer infructuosamente al grupo para que apoyaran la estrategia "ABC" de Estados Unidos; mientras que el gobierno de Guatemala, sorpresivamente, bloqueó toda posibilidad de que en la Declaración del Grupo de Río se hiciera mención explícita de los términos "hombres que tienen sexo con hombres" y "trabajadoras sexuales", y sólo aceptó que se les mencionara como "grupos vulnerables" sin especificarlos Otro punto de discrepancia que se debatió fue la insistencia de Siria y Paquistán de condenar el abuso sexual comercial contra las mujeres, mientras que el grupo latinoamericano pedía que se condenara todo tipo de abuso sexual contra las mujeres y no sólo el comercial, a lo cual se oponían los dos países islámicos Al final, la Declaración de la ONU sobre sida que solo se emite por consenso, dejó insatisfechos a muchos Es una mezcla de todo Aparecen las palabras fidelidad y abstinencia, pero también se hace énfasis en la necesidad de tener acceso a condones; se condena toda forma de abuso sexual contra las mujeres, pero se enfatiza el abuso sexual comercial Se menciona a los "grupos vulnerables", pero definitivamente quedan de nuevo ausentes de ser mencionados en la declaración, los gays, las trabajadoras sexuales y los usuarios de drogas inyectadas, a pesar de que, proporcionalmente, siguen siendo los grupos más afectados por la epidemia La mención explícita de éstos últimos grupos desde 2001, ha sido vetada en las resoluciones de la Asamblea General de la ONU, tanto por Estados Unidos como por la Santa Sede, los países árabes y ahora hasta por Guatemala Parece imposible creer, pero cuando se trata de posiciones sobre sexualidad y prevención del sida, el actual gobierno estadunidense olvida que ha calificado a Irán como uno de los países del "eje del mal", y votan en conjunto con los países musulmanes compartiendo visiones similares sobre políticas públicas en torno a la sexualidad y el VIH/sida