Nada borró la sonrisa de Calderón, quien se dijo ganador del debate

miércoles, 7 de junio de 2006
* "Esperaba más de López Obrador", afirma; "A partir de esta noche, la ventaja que traíamos se amplía", dice * Festejos en la sede del PAN; música guapachosa y un mariachi México, D F, 6 de junio (apro)- Nada borró la sonrisa de Felipe Calderón durante el debate de los candidatos presidenciales: ni siquiera cuando Andrés Manuel López Obrador --el único blanco de sus proyectiles-- lo acusó de favorecer a su cuñado con contratos millonarios desde la Secretaría de Energía Tampoco cambió su semblante --diríase que hasta festivo-- cuando habló de que le "duele" la pobreza que se extiende en México Todavía hasta el filo de la medianoche, ya en plena celebración en la sede del Partido Acción Nacional (PAN), Calderón siguió sonriendo, contento porque, según los sondeos que tuvo a su alcance, lo daban como triunfador del debate, particularmente ante López Obrador "La verdad es que yo esperaba más de él", se ufanó el candidato presidencial panista, en una conferencia de prensa que registró la notable ausencia de su coordinadora de campaña, Josefina Vázquez Mota "No contestó nada", se extrañó Y es que, en efecto, el sonriente Calderón se quedó con las ganas de combatir con esgrima verbal con López Obrador, quien se mostró particularmente cauto y hasta celebró, al cabo de la primera de las 11 intervenciones de cada uno de los candidatos, la "urbanidad política" de los contendientes O a López Obrador le falló el cálculo o se propuso ser deliberadamente apacible en sus incursiones ante el público de la televisión y la radio, pero el caso es que Calderón sí fue incisivo, a tono con su campaña y la del PAN en describir al perredista como "un peligro para México" Hasta le dio el lujo de decirlo tal cual "Su proyecto representa un peligro para México", le restregó Y es que, tal como lo anticipó el perredista, en una reiteración que trae de años --aun como dirigente en Tabasco--, en México, y en esta elección, se debaten dos proyectos, distintos y contrapuestos Tal aserto lo sostiene, también, Calderón, sólo que ambos discrepan del sentido de cada cual: para el panista, el suyo es el del México del futuro, pleno de legalidad, inserto en el mundo de la competitividad, el de los "pacíficos" que se oponen al otro, al de López Obrador, que él lo conceptualiza como el de las crisis recurrentes por la irresponsabilidad presupuestaria De hecho, una y otra vez, Calderón le echó en cara al perredista su gestión como jefe de Gobierno del Distrito Federal: la corrupción, la deuda, la opacidad, la inseguridad López Obrador, sin acaso, contestó que las encuestas ?hasta las "cuchareadas"-- le dan una aceptación superior al 80% y aun va adelante tres a uno sobre el "candidato de la derecha" Siempre con la sonrisa en el rostro visiblemente maquillado --que contrastó con el del perredista, que daba "charolazo"--, Calderón poco se ocupó de sus otros contendientes Al priista Roberto Madrazo ?enjundioso, punzante-- sólo lo atendió en una ocasión, cuando negó haberle copiado sus propuestas Y es que el panista iba preparado Cuando López Obrador, en una de sus pocas alusiones al Fobaproa ?que le ha costado al país entre 40 mil y 60 mil millones de pesos mensuales y tiene un saldo de un billón 300 mil millones de pesos--, Calderón le sacó un cartel de campaña de Arturo Núñez El mismo que, como coordinador de la bancada panista en la Cámara de Diputados, aprobó ?junto con la bancada del PAN, cuyo presidente era Calderón--, el Fobaproa y ahora es candidato a senador por Tabasco, el estado de López Obrador También llevó copia del libro de López Obrador sobre el tema, "Fobaproa, expediente abierto", en el que, según él, está exonerado de haber aprobado tal endeudamiento, algo que en el libro no dice En la sede del PAN, tal desempeño de su candidato encendió los ánimos de cientos de militantes ?buena parte de los cuales eran la burocracia de ese partido--, que después de amenizar la espera previa al encuentro con música guapachosa, mandaron traer un mariachi Con ellos celebró Calderón su "victoria" en este segundo debate, como lo hizo el primero, "porque no tengo cola que me pisen" A las 11:28 de la noche, llegó a la sede de su partido con un séquito de invitados, y se acogió al apapacho, aunque lanzó la convocatoria a reforzar la campaña, sobre todo en el Distrito Federal, para ganar "de manera contundente" "A partir de esta noche, la ventaja que traíamos se amplía", dijo Calderón a sus seguidores y, luego, en conferencia de prensa, afirmó que integrará un gobierno de "unidad nacional", en el que hasta se dio el lujo de invitar a López Obrador y "al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas" Un reportero le preguntó si estaba, también, preparado para la derrota, pero él dijo que sólo piensa en el triunfo, tal como lo ha venido logrando --Le reitero la pregunta ¿Está preparado para una derrota? --Le reitero la respuesta No ?dijo, y siguió sonriendo, como lo hizo hoy durante todo el día