Exige la iglesia en Oaxaca solución a demandas del magisterio

jueves, 8 de junio de 2006
* Instan a gobierno y sindicato a privilegiar la vía del diálogo Oaxaca, Oax , 7 de junio (apro)- Los agentes de pastoral social y cristianos de organismos civiles exigieron al gobierno estatal retomar el camino del diálogo y ofrecer soluciones pacíficas y justas a las demandas magisteriales Así mismo, exhortaron al magisterio a privilegiar el diálogo, como vía adecuada para la solución de sus demandas, en que prevalezca, ante todo, el interés por el beneficio educativo de la niñez oaxaqueña, ya que la educación es la base para la prosperidad de un pueblo La Coordinación de Pastoral Social de la Arquidiócesis de Oaxaca, la Comisión Diocesana de Justicia y Paz, los Promotores de Salud, Kiee Luu, la Casa de Protección a la Joven, Pastoral Penitenciaria y el Centro de Atención al Migrante observan que en la entidad existe "una crisis institucional que se traduce en prepotencia oficial y, como consecuencia, el cierre de canales mínimos de diálogo entre los diversos actores sociales" De ahí que la polarización ha llevado a la sociedad a una situación de descontento y de inconformidad que cada día se va manifestando más claramente Los integrantes del Centro de Derechos Humanos Flor y Canto, la Organización de Agricultores Biológicos, Cáritas Diocesana, la Vicaría de Pastoral de la Arquidiócesis de Oaxaca y organismos civiles como Servicios para una Educación Alternativa, Centro Regional de Derechos Humanos "Bartolomé Carrasco", Cooperativa de Mujeres Treig, Centro de Formación Comunitaria y Red Oaxaqueña de Derechos Humanos, manifestaron que la grave situación de crisis social y política por la que atraviesa la entidad, se acentúa en el conflicto magisterial Mencionaron que el actual conflicto entre el gobierno y el sindicato magisterial es un claro reflejo de esta crisis, y se ha convertido en un canal de la inconformidad social Ante esta situación, hicieron una reflexión, con base en los principios de esta acción: la dignidad humana, el bien común, la fraternidad y la paz Consideraron que "el conflicto representa una gran oportunidad y un desafío para la construcción de sociedades fraternas y con apertura de espíritu Esta sociedad está llamada a ser una comunidad de hermanos" Por lo tanto, reivindicaron el ejercicio de la política como un instrumento de diálogo para la solución de los conflictos de manera pacífica y justa Y es que "las decisiones políticas de hoy afectan a todos, afecta la vida de pueblos, comunidades y personas Por ello estamos llamados a aportar los valores que trascienden a la sociedad" Finalmente, citaron el punto 335 del Directorio para la Pastoral Social en México, emitido por la Conferencia del Episcopado Mexicano: "La construcción de la paz es un desafío que tenemos por delante La violencia que campea entre las comunidades, entre los grupos, e incluso entre las familias así nos lo permite reconocer La paz siempre será un proceso al que se llega por un caminar que en ocasiones nos parece lento "Aprender y ayudar a transformar los conflictos y las diferencias, con base en una ciudadanía que ejerce sus derechos y sus deberes, hasta lograr que la paz se convierta en un hecho cultural y en una realidad social y humana, es a lo que aspiramos", puntualizaron

Comentarios