El paisaje agavero, patrimonio de la humanidad

jueves, 13 de julio de 2006
México, D F, 12 de julio del 2006 (apro)- Mientras la UNESCO declaró al paisaje agavero y las antiguas instalaciones industriales Patrimonio Cultural de la Humanidad en el rubro de paisajes, México y Sudáfrica siguen en su batalla por el tequila Productores sudafricanos de una bebida destilada de una variedad llamada "agave americano", a la cual denominan "tequila", destilan cerca de 1,200 litros por día para venderlo en los mercados internacionales La primera denuncia del hecho a los medios la hizo Mauricio De Maria y Campos, embajador de México en Sudáfrica Pero la contienda lleva ya cerca de 12 años y la encabeza en México la Cámara Nacional de la Industria Tequilera y el Consejo Regulador del Tequila Hasta el momento, lo único que se ha logrado es un apoyo del Ministerio de Comercio e Industria de Sudáfrica que consiste en la aceptación de un acuerdo internacional para que los productores sudafricanos no utilicen la palabra "tequila" para definir su producto Fue en el año 2000 que se creó la sociedad "Agave Distillers Ltd, con apoyo de la empresa de capital francés Rockwood and Hines, la cual busca promover la bebida a nivel mundial La zona mexicana decretada patrimonio por la UNESCO incluye 34 mil 659 hectáreas entre el pie del volcán "Tequila" y el cañón del Río Grande La zona abarca a los estados de Jalisco, Guanajuato y Nayarit donde se encuentran cerca de 240 mil millones de plantas de agave sembradas La organización destacó los "vastos paisajes de agaves azules, modelados por la cultura de esta planta, utilizada desde el siglo XVI para producir tequila y desde hace al menos 2 mil años para fabricar bebidas fermentadas y textiles" "Actualmente, la cultura del agave está considerada como un elemento intrínseco de la identidad nacional mexicana", subrayó la UNESCO El organismo apuntó que los sitios arqueológicos de la cultura Teuchitlán, integrados en el espacio incluido en la lista, "han modelado la zona de Tequila entre los siglos II y IX de nuestra era, principalmente a través de la creación de sistemas de riego agrícolas, viviendas, templos, túmulos funerarios y terrenos de juego con balón"

Comentarios