Calderón dice que no teme un recuento, pero no acepta "chantajes"

martes, 18 de julio de 2006
México, D F, 17 de julio (apro)- El candidato presidencial panista Felipe Calderón insistió hoy en que no teme al recuento de votos que legalmente se justifique, pero aclaró que no aceptará "chantajes ni amenazas" en su defensa de la voluntad popular Luego de la multitudinaria movilización de ayer encabezada por Andrés Manuel López Obrador, quien recomendó "al candidato de la derecha" pensar en su familia, porque "la mancha de una elección fraudulenta no se borra ni con todas las aguas de los océanos", Calderón respondió esta tarde: "Si estoy en esta lucha democrática es precisamente por mis hijos, mi familia Es por ello, por lo que quiero para ellos, por lo que seguiré defendiendo con todo el voto que ya emitieron los mexicanos el 2 de julio Es por mis hijos y por los de todos ustedes que no aceptaré chantajes ni amenazas" En una breve declaración ante periodistas, en la que no fue posible formularle preguntas, el candidato panista dijo que, debido a su trayectoria de lucha por la democracia, no puede admitir un retroceso democrático: "Que nadie pretenda ganar en las calles lo que no obtuvo en las urnas Los ciudadanos ya votaron y ya decidieron", expresó "Exigimos pleno y categórico respeto al voto de los mexicanos" Acompañado de los gobernadores electos de Jalisco, Emilio González; de Guanajuato, Juan Manuel Oliva, y de Morelos, Marco Antonio Adame, Calderón insistió en que es facultad del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) decidir un recuento de los votos, pero aclaró que sólo debe hacerse "en los casos específicos que se justifiquen" legalmente "Esa decisión no depende de mí ni del PAN", insistió, pero tampoco le teme: "No tengo ningún temor, si el Tribunal (Electoral del Poder Judicial de la Federación) encuentra causa legal y motivación suficiente para recontar los votos en los casos específicos que se justifiquen, que lo hagan Esto no hará sino corroborar el triunfo contundente que obtuvimos el 2 de julio" Luego que por la mañana se reunió con el Consejo Interreligioso, que agrupa a las asociaciones religiosas del país, el candidato presidencial panista exigió que, "sin ningún pretexto", sea aceptado el conteo de votos que difundió el Instituto Federal Electoral (IFE), puesto en entredicho por López Obrador En el encuentro que tuvo con religiosos, Calderón se presentó formalmente como "el presidente de la República", aunque el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, lo desmintió al final de la reunión Rivera expuso que eso obedece a que El Vaticano no ha emitido ninguna felicitación a Calderón ni a López Obrador, porque está pendiente el fallo del TEPJF, que deberá desahogar los juicios de reclamación, hacer el cómputo y, en su caso validar, la elección "Que yo sepa no ha llegado ningún mensaje de la Santa Sede Creo que la Santa Sede se pronunciará o felicitará al candidato que salga triunfador en el sentido de que sea declarado presidente Hasta ahora no tenemos presidente, y no creo que haya ningún mensaje" Sin embargo, Calderón sí recibió espaldarazos Nuevamente, el alto representante de la Unión Europea para Política Exterior y Seguridad Común, el español Javier Solana, volvió a intervenir en el debate poselectoral mexicano "La comisión electoral ha dado un veredicto que ha sido aceptado por todos los partidos excepto por Andrés Manuel López Obrador", dijo Solana, ante ministros europeos de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores A su vez, la comisaria europea de Relaciones Exteriores y Política de Vecindad, Benita Ferrero dijo que tiene plena confianza en el proceso electoral mexicano, y afirmó que los comicios fueron "transparentes y limpios" Aclaró, sin embargo, que es el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) el "que tiene que decidir" si realiza un recuento de votos como lo pide la coalición Por el Bien de Todos

Comentarios