Luis H. Álvarez y la resistencia pacífica

martes, 18 de julio de 2006
México, D F, 17 de julio (apro)- Al cabo de medio siglo de lucha política por el respeto a la voluntad ciudadana y la instauración de un régimen democrático en México, proceso que él mismo considera inacabado, Luis H Álvarez es uno de los emblemas del Partido Acción Nacional (PAN), cuya definición en la actual coyuntura es insoslayable Apenas el año pasado, a raíz de la elección de Manuel Espino como presidente del PAN, Álvarez manifestó en una carta pública, el 15 de marzo, una preocupación sobre el comportamiento de consejeros nacionales de su partido, siendo él mismo uno de ellos, y que produjo una crisis que prevalece todavía de manera soterrada "Desde mi punto de vista hubo un proceso viciado para llegar a la elección del jefe nacional Observé en el ámbito interno actitudes sesgadas y comportamientos subrepticios que en nada corresponden con las normas de transparencia que han caracterizado a Acción Nacional a lo largo de su historia", juzgó el veterano dirigente, uno de los que ?hace dos décadas?encabezó la resistencia civil y pacífica por el respeto al voto popular en Chihuahua, cuando Miguel de la Madrid pretendió justificar el fraude "patriótico" Álvarez expresó su legítima preocupación sobre uno de los episodios que ensombrecieron el proceso de elección del presidente del PAN que, como nunca antes, puso al blanquiazul ante las vicisitudes de un partido enfrentado por la disputa del poder interno y de la nación Ahora ante la elección, y luego que ayer, domingo 16, el candidato presidencial de la coalición Por el Bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador, ha convocado a acciones análogas, es preciso convocar a la lectura Medio siglo, andanzas de un político a favor de la democracia, un libro recientemente editado por Plaza y Janés sobre sus memorias en esos menesteres y la etapa de transición, dice él, que vive México "Estamos en uno de esos momentos, querría reiterarlo, en los que el pasado no acaba de morir y el futuro no termina de nacer Estamos en un proceso que no excluye conflictos, fricciones, rupturas y hasta amenazas de retroceso Pero es evidente que avanzamos, porque hoy somos más libres, y el poder está en la mayoría y no en manos de un grupo", juzga Álvarez en su libro escrito antes de la jornada del 2 de julio Pero ante la emisión de votos de los ciudadanos, y su valor en un proceso democrático, es preciso conocer de Álvarez una posición para saber si, en efecto, sigue pensando lo mismo que escribió en el párrafo mencionado, no como expresidente del PAN, sino como ciudadano y dirigente del proceso democrático que, como él mismo establece, es inacabado En su libro, Álvarez ?quien hizo un ayuno durante 40 días? relata las acciones de resistencia civil en Chihuahua para buscar el respeto a la voluntad popular: marchas, plantones, paros, cierre de comercios, clausura de puentes internacionales, billetes pintarrajeados en repudio al fraude, protesta que hizo suya la izquierda del estado y del país, porque no era lucha partidista "Desde el 7 de julio, esta no es una batalla del PAN Nosotros dos no tenemos nada de panistas Y estamos, como el pueblo, dando nuestra batalla", expresó Víctor Manuel Oropeza, dirigente estatal del Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT), junto a Heberto Castillo, amigo hasta su muerte de Álvarez De la resistencia civil y pacífica, para defender una demanda que trascendía a los partidos políticos, dieron cuenta dos jóvenes reporteros, siendo ambos militantes panistas y los dos también promotores de protestas Escribe Álvarez: "Javier Corral y Carlos Castillo Peraza fueron los reporteros que, después de las concentraciones, salían a algún periódico para enviar su nota Javier cuenta cómo, en alguna ocasión, Carlos, apurado de tiempo, escribió su entrega semanal al Diario de Yucatán o al Universal directamente en el télex, y después lo entregó impreso al periódico para demostrarle que era el artículo semanal y sin un solo error" También evoca el desplegado que un grupo de intelectuales firmaron para respaldar la lucha de la sociedad de Chihuahua, alguno de quienes hoy siguen vigentes, como Elena Poniatovska, Carlos Monsiváis, Carlos Montemayor, José Luis Cuevas y David Huerta, quienes escribieron a instancias de Enrique Krauze: "Las autoridades no pueden ignorar la trascendencia de estas manifestaciones Hoy más que nunca los electores necesitan creer que votar tiene sentido: más sentido que la abstención o la violencia Para eso hace falta que los vencidos queden convencidos Los testimonios ciudadanos y de la prensa nacional e internacional registran suficientes irregularidades para arrojar una duda razonable sobre la legalidad de todo el proceso Para despejar plenamente esta duda, que toca una fibra central de la credibilidad política en México, pensamos que las autoridades, procediendo de buena fe, deben restablecer la concordia y anular los comicios en Chihuahua" Veinte años después, Monsiváis, junto con Sergio Pitol ?premio Cervantes de Literatura?, formularon un llamado semejante ayer domingo 17 en el Zócalo de la Ciudad de México, al cabo de una marcha desde el Museo de Antropología, previa advertencia de lo que está en juego en la República: "Si el dinero a raudales decide quién gobierna, el gobierno que llega obedecerá al dinero a raudales Si así han querido ganar, así inevitablemente querrán gobernar Tanto gastan, tanto han de recuperar con creces Mentir para imponerse es ignorar en definitiva la ubicación de la verdad" Por eso la exigencia de recuento de votos, como se exigió en Chihuahua hace dos décadas, que no por la lejanía la defensa del sufragio está invalidada: "Si esta causa fuese únicamente política, su significado sería localizable en demasía, pero las movilizaciones provienen también de una certeza ética y moral, y esto explica su continuidad razonada y pacífica No minimizamos ni magnificamos los errores de nuestro proceso, pero hoy, 16 de julio de 2006, esta presencia multitudinaria, que representa a millones de votantes, surge de la necesidad de cambios profundos que correspondan al desarrollo civilizatorio que merecemos No presumimos del monopolio de la verdad, pero sí ratificamos las demandas jurídicas y la argumentación moral Por lo demás, se atestigua a diario el aforismo de Jerzy Lec: ?La dispensación de la injusticia está siempre en las manos adecuadas? No abandonemos nuestros votos en la fosa común de la resignación o la apatía Voto por voto y casilla por casilla" Luis H Álvarez, responsable del diálogo del gobierno de Vicente Fox con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), está obligado éticamente a emitir una posición sobre lo que acontece en el país, tal como lo hizo en su oportunidad en Chihuahua y en el proceso interno del PAN No debe olvidar lo que escribió en su libro: "En algún texto de Shakespeare se dice que lo que nace mal se consolida con el mal La política sin valores, sin límites para ejercer el poder, lleva a un imperio del mal Entonces tenemos que sembrar la política de valores y de restricciones al ejercicio personal o corporativo del poder, para que sea un campo propicio a la virtud, en este caso, a la virtud ciudadana" Apuntes Ni silencio ni calumnia Comentarios: delgado@procesocommx y wwwprocesocommx

Comentarios