Apatzingán, una verdadera narco-ciudad

lunes, 24 de julio de 2006
Apatzingan, Mich , 23 de julio (apro)- Esta ciudad, con un clima similar al de Culiacán, Sinaloa, ya se convirtió en la segunda demarcación ocupada por fuerzas de seguridad federales que desplazan, momentáneamente, a la policía local, bajo la sospecha de que existe un amplio vínculo entre los uniformados y el crimen organizado Lo anterior parece confirmar la tesis de que en el país existen verdaderas narco-ciudades, bajo el dominio del dinero y el armamento de la delincuencia, cuyas ramificaciones llegan inevitablemente a los cuerpos de seguridad Apenas el 6 de julio se reportó una balacera en Apatzingán, en que estuvieron involucrados los presuntos narcotraficantes Gustavo Arce Pérez, José Antonio Morales Vega (El Muñeco) y José Ángel Barrera García Éstos viajaban en un vehículo Jetta verde, placas PMS-60-95, cuando fueron interceptados por los tripulantes de dos camionetas ?una negra y otra blanca? sin placas de circulación, desde las que les dispararon con rifles AK-47, AR-15 y pistolas calibre 9 milímetros En el ataque murió Barrera García, de 38 años Sus dos acompañantes fueron llevados gravemente heridos a la clínica particular Santa Fe, en Apatzingán, y de ahí serían trasladados a un hospital de Morelia Dos paramédicos de la dirección de Protección Civil, Pablo Magaña Serrato y Lizteher Galán, fueron asignados al traslado de los lesionados a la capital de Michoacán Sin embargo, en el trayecto, un comando bajó al Muñeco de la ambulancia en el municipio de Nueva Italia Previamente, a José Ángel Barrera García los paramédicos lo llevaron a un hospital de Uruapan, en donde murió Los policías dejaron sin custodia la ambulancia y un comando rescató más tarde al Muñeco y secuestró la unidad de Protección Civil con todo y paramédicos, que fueron puestos en libertad días después, descalzos y en ropa interior La detención, de 58 policías municipales de Apatzingán, forma parte de una investigación iniciada por la Procuraduría General de la República (PGR) para desmantelar una red de corrupción, en la que los uniformados presuntamente brindaban protección a Los Zetas, del cártel del Golfo José Luis Santiago Vasconcelos, titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), en entrevista reveló que esta organización criminal mantiene el control del trasiego de droga en la entidad Los policías municipales de esta región de la Tierra Caliente, que se ubica a 200 kilómetros de Morelia, están bajo sospecha de tener vínculos con el narcotráfico Por varias horas del miércoles anterior, un grupo de la SIEDO se mantuvo en el cuartel policial de Apatzingán; entre tanto, otro equipo se dio a la tarea de localizar a los policías en servicio en casetas de vigilancia, y otros uniformados municipales fueron detenidos en sus hogares porque se encontraban francos También una patrulla de la policía de Buenavista Tomatlán, municipio vecino de Apatzingán, con cuatro uniformados, fue interceptada sobre la avenida Morelos, a un costado de la explanada de la alcaldía; a pesar de sus protestas, los esposaron y subieron en la caja de la misma camioneta para trasladarlos a la dirección de Seguridad Pública, donde luego fueron puestos en libertad Agentes federales prácticamente sellaron las entradas y salidas de esta ciudad, que está catalogada entre las más violentas de país y como la localidad de mayor influencia del narco en Michoacán Por su lado, la SIEDO redujo a 47 el número de policías detenidos y sometidos a interrogatorios, en relación con la fuga de un integrante de la banda de Los Zetas La semana pasada, la SIEDO detuvo a 89 policías por su supuesta participación en un confuso incidente en el que fueron secuestrados dos paramédicos, y después de arraigar a 47, mantuvieron detenidos a 16, pero los demás siguen bajo investigación Luego de los hechos, el presidente de la Comisión Legislativa de Seguridad Pública, el diputado Fernando Cano Ochoa, dijo que la PGR ha fallado de manera reiterada en Michoacán Subrayó que "la AFI no ha dado buenos resultados, e incluso no ha detenido a un solo capo importante en Michoacán en los últimos años" Exigió al gobierno foxista "dar mayores resultados", e incluso manifestó que se debe investigar a los propios cuerpos policiacos para erradicar sospechas sobre vínculos con el crimen organizado Antes fue Nuevo Laredo El antecedente de Apatzingán se dio el año pasado en Nuevo Laredo, Tamaulipas, donde el 11 de junio del año pasado fueron capturados 41 policías municipales por presuntos vínculos con el cártel del Golfo, que encabeza Osiel Cárdenas Guillén Tres meses más tarde, en septiembre, la PGR informó que de este número, que representaba poco menos de 10% de la corporación ?de 510 integrantes?, se consignó a 20 y se dejó en total libertad a 21 De acuerdo con las pruebas recabadas por el Ministerio Público, los consignados "levantaron" a personas que pertenecían al cártel de Sinaloa, cuyo líder es Joaquín El Chapo Guzmán, y las entregaron a Los Zetas, los que después de torturarlas para obtener información, exigieron rescate para su liberación El 26 de junio, integrantes del Ejército, Policía Federal Preventiva y Agencia Federal de Investigaciones (AFI), rescataron a los 44 rehenes, incluidos cinco menores De los 20 policías consignados, nueve purgan condena por delitos de delincuencia organizada y secuestro; cinco por homicidio calificado en grado de tentativa, daño en propiedad privada, delitos cometidos contra funcionarios públicos y abuso de autoridad, y seis por la comisión del total de los ilícitos ya mencionados Informes de la SIEDO indican que Los Zetas tienen ya mayor confianza a los policías municipales que a los federales y del estado y, según fuentes de la PGR, en la entidad operan cerca de 900 sicarios pertenecientes a diversas bandas o grupos: Zetas, Zetillas, El de la Barby, Los Cowboys, Los Texas, Los Sinaloenses, Los Areneros, Grupo de los 30, y hasta la mafia centroamericana de la Mara Salvatrucha, entre otros

Comentarios