Gigliola Cinquetti y "No tengo edad"

lunes, 31 de julio de 2006
México, D F, 31 de julio (apro)- Italia fue el primer país en el mundo que empleó los concursos de la canción para difundir masivamente su música, a partir del Festival de San Remo, en 1952 La avanzada sonora italiana corrió a cargo de grupos como el de Renatto Corossone, con "Ricordate Marcelino", y Gianni de Ferri, autor de la melodía "Picolissima serenata", mezclando ritmos anglosajones con la tarantela tradicional En los años sesenta, desde San Remo se proyectó internacionalmente a figuras italianas de grandes éxitos disqueros: Rita Pavone, Torrebruno o Domenico Modugno, éste cantautor de "Ciao, ciao bambina" y "Volare" ("Pintado de azul") El Festival de San Remo fue copiado en España con el del Mediterráneo, o el Berindom, piedras de toque en el viejo continente que organizaría el famoso Eurovisión y, posteriormente, en Hispanoamérica el Festival de la Canción Latina Si bien Los Beatles y otros herederos del rocanrol promovido por Elvis Presley reivindicaron la capacidad sexual de los adolescentes en aquella época, hubo intentonas por sofocar el paroxismo corporal y la rebeldía juvenil con ritmos de moda como el mecánico twist, o tiernas baladas fresas, y una de esas sería la ganadora de San Remo 1964, "No tengo edad", canción para prevenir las relaciones antes del matrimonio que cantaba una quinceañera, la intérprete veronesa Gigliola Cinquetti: No tengo edad, no tengo edad para amarte y no está bien que salgamos solos los dos? Once años más tarde, en 1975, el periodista español Luis Pancorbo (Burgos, 1946) entrevistó a Gigliola Cinquetti después de uno de sus conciertos en el Teatro delle Victorie, en Roma La vocalista se presentaba a menudo en los programas Canzonissima de Radio y Televisión Italiana (RAI), al estilo del Siempre en Domingo de Raúl Velasco, justificándolo: "Para mí, Canzonissima es un episodio normal de mi vida de cantante Es la transmisión televisiva que sigue el público más vasto, más popular y, por lo tanto, el público que a mí me interesa (?) aunque no tenga nada extraordinario que proponer" Pancorbo ?dicho de paso, primer hispano en pisar el Polo Sur, en 1969? tenía dos lustros siendo corresponsal en Italia cuando dialogó con la Cinquetti, a quien describió de esta manera: "Gigliola es voluntariosa, mala chica Una de esas provincianas agua y jabón, respetuosas, minifalda pero discreta (?) En 1964 iba bien, cantaba non ho l?età, non ho l?età per amarte No tenía edad, tampoco predisposición a las tentaciones y amoríos, pero Gigliola ha crecido, es una muchacha no hermosísima, aunque agradable, posada, sensata: tiene los ojos de un marrón tirando a verde, pelo rojizo y algo de pelusilla en la cara, simpática, con vago parecido a Charlie Brown" Tal vez querrás esperarme, que sea mayor, y pueda darte mi amor? Continuaba su retrato, así: "En Italia se le ama mucho, porque Italia padece eso que se llama mammismo (?) la veneración totémica de la mamma Por extensión, Gigliola suscitaba ese sentimiento maternal, protectivo, blando y cálido como una bufanda Gigliola ?no tenía la edad? y los malignos interpretaban con crudeza que no le había llegado la regla (?) "Aunque se ha hecho una mujer, ya digo que no bellísima, pero alta e interesante, lleva siete años con novio formal, parece seguir cultivando de cara al público su imagen de hija de buena familia, siempre a punto de casarse" Deja que llegue el día soñado, mas ahora, no? Luis Pancorbo cuestionó a la Cinquetti si cantar baladas dulzonas y banales era para distraer a la gente de problemas más graves, o si consideraba que subirse "al carro del pan y circo" correspondía a una responsabilidad que debía afrontar la artista, quien replicó: "Es una responsabilidad para todos, no sólo para una cantante Un cantante a veces es la primera víctima de estas situaciones Pero yo considero que lo importante es hacer el propio oficio, con profesionalidad, con seriedad, sin hacer trampas (?) O sea, si un cantante es de evasión, no comprometido, baste que actúe sinceramente y ya es un cantante comprometido" ?No la sigo bien ?atajó el periodista?? ?Es decir, que el cantante no debe contrabandear una canción, digamos, de contenido evasivo, ligera, por una cosa más importante "Cuando una persona dice yo propongo esto, una diversión de tres minutos, no pretendo ser un gran genio, ni hacer revelaciones particulares (?) pues bien, es una persona que, por tanto, a su aire, es una persona comprometida" ¿Era Gigliola Cinquetti una niña manipulada e indefensa en 1964, cuando saltó a la fama con "No tengo edad" en el Festival de San Remo? "No Yo defendida lo estaba, y mucho, por mí misma y por mi desconfianza general (?) Muchas personas al principio son abiertas, pasan los años y se cierran en sí mismas A mí me ha pasado exactamente lo contrario, O sea, con el paso de los años, he adquirido mayor confianza, más seguridad y, por tanto, una mayor disponibilidad" Pancorbo no cedió: ?Su personaje estaba hecho a base del fuerte sentimiento de ternura que inspiraba el público? ?Soy una que cuando canto pienso en la gente, es una necesidad cantar para la gente, canto para mí misma y canto para los otros (?) Nunca ha habido una persona que me haya dirigido el repertorio, ni impuesto una línea ?¿En qué medida uno es autónomo en un mundo donde la canción (?) es como el paquete de salchichas Frankfurt, un producto que vender? ?Autónomo no existe ninguno, en ningún trabajo (?) No he querido tener nunca managers, ni empresario, ni séquito (?), hago todo sola y luego tengo una familia que siempre me ha aconsejado y ayudado con el buen sentido, pero profesionalmente, porque mis familiares eran tan ignorantes como yo en este sentido (?), nos ponemos de parte del público "Es mejor fracasar con una canción modesta, que con una importante" Cinquetti abordó un tema candente de aquellos tiempos, la liberación femenina: "No soy experta en este campo, no soy socióloga (?) aun hay mucho camino que andar (?) pienso que cuando la mujer obtenga mayor claridad y libertad, igual a la del hombre, también el hombre saldrá beneficiado (?) No es que la mujer antes era esclava y el hombre era libre Era esclavo también de los mismos prejuicios (?), se trata de que ambos evolucionen paralelamente" La entrevista concluyó con su comentario sobre la diferencia entre la idiosincrasia de Italia y España: "Los españoles han cultivado determinados valores que pueden ser los de la fiereza, la virilidad (?) "Recuerdo que una noche he ido con un amigo mío italiano, mejor dicho con dos a bailar, a una discoteca desconocida Había estudiantes que bailaban, nos hemos juntado y acabado al alba, por las calles de Madrid, yendo a tomar café y croissantes al alba En dos minutos ya éramos amigos, como si nos conociésemos desde siempre, como si yo hubiese sido una estudiante como ellos" Luis Pancorbo cierra su texto con una opinión definitiva de la Cinquetti: "El ojo humedecido, la boca lánguida y la cara de joven que se quiere hacer querer por las madres italianas: si no como una niña, al menos como la nuera ideal de Italia Porque Gigliola crece, pero no se corrige "Ya tiene edad para amar, pero dice que aún toma café con leche al alba, y que confraterniza con los estudiantes madrileños A veces uno se pregunta si lo cándido no sea mucho peor, pero rematadamente peor que lo pornográfico" (Charla tomada de Diálogos italianos, Luis Pancorbo; Sedmay Ediciones, Madrid 1976 Y por cierto, el nombre italiano Gigliola equivale al español de Azucena)