La larga sombra de Alemania del este

lunes, 31 de julio de 2006
Berlín, 31 de julio (apro) - La República Democrática Alemana (RDA) desapareció hace 16 años Pero su sombra se proyecta hasta el presente En Berlín acaba de inaugurarse un museo que recuerda la vida cotidiana de los habitantes de la extinta RDA Al mismo tiempo, a fines de este mes se hará público un listado de espías e informantes de la Stasi ?el servicio secreto germano oriental?, que actuaron en el oeste de Alemania El 7 de octubre de 1989, el gobierno de Erich Honecker festejó con pompa los 40 años de existencia de la entonces RDA A la cita acudió el entonces líder de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov La celebración duró lo que un suspiro El 9 de noviembre cayó el Muro de Berlín Menos de un año después, Alemania ya había sido reunificada bajo el gobierno del canciller Helmut Kohl y la RDA pasó a ser parte de la historia Un proceso traumático para unos y otros Los alemanes del oeste se sentían subsidiando la modernización de un territorio en ruinas Los del este hablaban menos de reunificación que de colonización El tiempo transcurrido permite hurgar en el pasado desde otra perspectiva Echar una mirada menos nostálgica o condenatoria En Berlín hay museos dedicados al Muro y a la Stasi, pero el Museo de la RDA es el primero que intenta ver al ciudadano del este enfrentado a la compleja trama de su circunstancia cotidiana Lo primero que el visitante descubre tras un ventanal, incluso antes de entrar al museo, es un auto pequeño estacionado en un recinto El simbólico Trabi era el único automóvil fabricado en el país En realidad parece un auto de juguete construido a escala normal Pero la gente se alegraba mucho cuando lo recibía, después de ocho años de espera, según explica a Apro Ingo Stelzer Este músico de 41 años nació en una ciudad que tras la reunificación recuperó el nombre de Chemnitz, porque en los tiempos de la RDA se llamaba Karl Marx Al igual que otros visitantes provenientes del este alemán, Stelzer suspira o sonríe inquieto frente a cada aparición venida desde lo profundo del recuerdo En el Museo de la RDA es normal ver a algún adulto recorriendo los pasillos con la expectativa de un niño El disparador de la memoria puede ser el termo amarillo en el que cada uno llevaba jugo a la escuela El paquete de la marca de café que se tomaba entonces O la camisa azul de los Jóvenes Alemanes Libres (FDJ, por sus siglas en alemán), única organización juvenil reconocida por el gobierno, dedicada a apoyar los eventos en los que se inducía hasta el hartazgo la lealtad hacia el sistema En los años 70 la RDA lanzó un gigantesco programa para paliar el déficit de viviendas En Alemania Oriental, al igual que en toda Europa del Este, se construyeron barrios enteros de edificios cuadrados e impersonales, que semejan pajareras, y están hechos con bloques prefabricados de hormigón y cemento El interior del museo, creado con el aporte privado de 600 mil euros, es en sí es una especie de réplica en miniatura de uno de estos barrios Los alargados "bloques de edificios" tienen ventanitas, puertas y cajones Los 10 mil objetos que allí se encuentran, donados por unos 500 ciudadanos, no son simplemente expuestos: pueden ser tocados, olidos, escuchados Entre los 17 ejes temáticos de la exposición, sobresalen la frontera, el consumo, la vivienda, la moda, la cultura, el tiempo libre, las vacaciones y el control estatal sobre los ciudadanos Libertades y carencias En la RDA, muchos se casaban cuando eran veinteañeros El Estado fomentaba el acceso a la vivienda, a guarderías de tiempo completo y a otro tipo de facilidades y créditos En la reconstruida sala de un departamento familiar típico reina cierta fealdad más que pobreza Desde un televisor en blanco y negro, un periodista critica la intromisión de la televisión occidental en la vida del ciudadano del este En verdad, en casi cada casa se confiaba más en la televisión del "enemigo" que en la propia Ahora los visitantes hojean libros de Goethe, Thomas Mann o Bertolt Brecht dispuestos en la biblioteca Abriendo la puerta del armario, bien arriba: preservativos, anticonceptivos de la época, libros de educación sexual con títulos tales como: ¿Piensas ya en el amor? o Amor y sexualidad hasta los 30 La liberalidad sexual en la RDA era grande pero la sociedad estaba igualmente enfocada hacia la familia También había una extendida cultura del nudismo En la sección dedicada a vacaciones y tiempo libre, en fotos y videos de los años 70, se ven hombres y mujeres de todas las edades, jugando desnudos al ajedrez, al voleibol, al tenis o contestando con naturalidad preguntas de los reporteros La RDA fue la economía más exitosa detrás de la Cortina de Hierro Pero gran parte de lo que producía se exportaba Los ciudadanos estaban acostumbrados a administrar la carencia y la falta de variedad Las quejas se reservaban al círculo íntimo "Sabíamos que la vida estaba asegurada, que no había hambre ni delincuencia, pero que tampoco había libertad", resume Stelzer Dos artistas que se exiliaron en Alemania Occidental, justamente por falta de libertades, fueron los cantantes Nina Hagen y Wolf Biermann En un cartel indicador se lee que los artistas eran enviados a las fábricas para que conocieran la vida de los trabajadores Pero que cuando plasmaban en sus obras lo observado, al Partido de la Unidad Socialista (SED, por sus siglas en alemán) le desagradaba El Partido exigía la crítica, pero luego no la toleraba "En las obras de teatro o los conciertos casi siempre había crítica entre líneas ?sostiene Stelzer? La gente era muy sensible al lenguaje: Quizá no tenía la retórica que tienen otros pueblos, pero sabía escuchar muy bien" En un rincón algo apartado, bendecidos por la foto de Erich Honecker, hay unos equipos de grabación utilizados por la Stasi para escuchar a los ciudadanos En los últimos años de su gobierno, los agentes del servicio secreto eran 90 mil Los asistían 171 mil colaboradores no oficiales, que informaban sobre el movimiento en cada esfera social Gente dedicada, en otras palabras, a espiar y denunciar a amigos, familiares, colegas y vecinos "Siempre alerta", era el eslogan atribuido a la Stasi En el museo pueden verse micrófonos y cámaras asignadas a un agente Los colaboradores se reclutaban entre la población Por convicción, miedo o simplemente por dinero o prebendas Ingo Stelzer también fue tentado a convertirse en uno de ellos A los 18 años estaba terminando su formación como técnico en televisión a color Una tarde irrumpió en su clase el director del establecimiento, junto a un hombre pequeño, que le pidió que lo acompañara En un recinto privado, le dijo que la Stasi había pensado en él para realizar actividades especiales, por las que ganaría el doble que como técnico Durante una hora, Stelzer dio respuestas evasivas 15 días más tarde, llegó al centro de formación un hombre que parecía de la Gestapo, la policía secreta en tiempos de Hitler Éste y el anterior lo hicieron subir a un auto, lo llevaron a un bosque, lo "trabajaron" durante más de una hora, le ofrecieron dinero, lo amenazaron solapadamente, encontrando siempre respuestas dilatorias de parte del adolescente Stelzer recuerda: "En un momento el hombre me miró fijo y me dijo: ?Nosotros no nos dejamos sacar este poder por nadie? No le contesté Pero me sentí triunfante Entonces era una cuestión de poder, y no de los ideales que decía denfender" Espías del oeste En este calurosísimo verano, la sombra de la Stasi vuelve a salpicar la arena política alemana Porque la Stasi no era y tampoco es hoy una cuestión que sólo atañe al Este Muchos espías eran alemanes occidentales Y hasta hoy se desconoce sus nombres, a pesar de que la Comisión Federal de Documentos de la Stasi cuenta con la información correspondiente Su responsable, Marianne Birthler, ha declarado que finalmente se abrirá la información al público La medida parece provenir más de la presión externa que de la voluntad del organismo, reacio a la publicación de nombres de alemanes occidentales Hace dos años, esta Comisión recibió de parte de la CIA un enorme listado de espías, denominado Rosenholz (palo de rosa) La CIA lo había consiguido de manera secreta, acaso ilícita, en los días posteriores a la caída del Muro, mientras la Stasi destruía buena parte de los archivos En Rosenholz figuran unos 16 mil nombres de colaboradores no oficiales de la Stasi (10 mil alemanes orientales, 6 mil occidentales), que se desempeñaron en la Alemania Occidental entre 1950 y 1989, y de los que hasta ese entonces no se tenía registro La copia del fichero desaparecido, contenida en microfilms, regresó a hace dos años a Alemania, en 380 cd?rom Un equipo de investigadores de la Comisión Federal de Documentos de la Stasi, a cargo de Helmut Müller?Enbergs, realizó un informe minucioso, de 238 páginas, buceando por encima de fichas ilegibles e intentos de manipulación del material, acaso producidos por agentes de la propia CIA, para lavar información u ocultar la fuente El informe está listo desde abril de 2005 Sin embargo, la Comisión se había negado hasta ahora a hacerlo público El informe estudia la conección entre políticos alemanes occidentales y el servicio secreto oriental Los especialistas han probado el contacto de 43 diputados del Parlamento Alemán (30 socialdemócratas, 10 democristianos y tres liberales), entre 1969 y 1972 Algunos habrían sido informantes y espías y otros eran catalogados por la Stasi como colaboradores no oficiales con acta Los excancilleres Willy Brandt (1969? 74) y Helmut Schmidt (1974?82) figuran registrados por la Stasi en esta última categoría Esto significa que eran tomados como fuente de información sin su consentimiento Cabe recordar que el propio Willy Brandt renunció a su cargo de canciller en 1974, al ser arrestado uno de sus colaboradores más estrechos, Günter Guillaume, por pasar informaciones hacia el Este Otro caso muy sonado fue el del excanciller democristiano Helmut Kohl Se supone que las actas de la Stasi contienen transcripciones de conversaciones telefónicas que servirían para aclarar las finanzas ilegales de su gobierno El archivo Rosenholz podría aportar información valiosa al respecto En marzo de 2002, la justicia alemana prohibió la publicación de toda acta referida a su persona Este precedente no solamente ha favorecido al excanciller Miles de espías siguen en el anonimato, y puede que hayan trabajado para otros servicios secretos O que aún estén activos Sirva como ejemplo el caso de Uwe Müller, un periodista de Leipzig, de quien recientemente se descubrió que en la Alemania reunificada había trabajado para el servicio secreto federal, el BND, y que ya había sido informante de la Stasi en la exRDA El informe deja entrever, además, que a la Stasi le interesaban más el acceso a información económica y científica que política 39% de los informantes registrados en el informe trabajaban en empresas y universidades Tras la reunificación, sin embargo, las empresas alemanas han mostrado muy poco interés por investigar a fondo a sus empleados y ejecutivos Según la funcionaria Marianne Birthler, a cargo de la Comisión Federal de Documentos de la Stasi, el interés de esta información es ante todo histórico y periodístico El delito de espionaje prescribe en Alemania después de cinco años No se sumarán nuevos juicios a los 3 mil ya realizados, con unas 250 condenas Pero el seguimiento de la trama de la Stasi en el oeste podría poner fin a alguna carrera y a más de una reputación política

Comentarios