Bush, pendiente del anuncio que hará el miércoles el IFE

martes, 4 de julio de 2006
* Mensaje de felicitación al pueblo mexicano por la celebración de elecciones libres Washington, 3 de julio (apro) - Al aclarar que no entraría en el juego de adivinar al nombre del ganador de las elecciones de México, la Casa Blanca manifestó que el presidente George W Bush está listo para trabajar con el próximo mandatario mexicano "Vamos a trabajar con el gobierno de México, es un aliado y un vecino, y obviamente tenemos un gran número de intereses compartidos", declaró Tony Snow, el vocero del presidente estadunidense Los comicios mexicanos fueron un evento importante que siguió muy de cerca el gobierno de Bush, debido a la importancia que tiene para su país el mantener una buena relación con México, y que la sociedad mexicana cuente con una estabilidad económica, social y política El portavoz de la Casa Blanca indicó, en su conferencia de prensa informal matutina, que están pendientes de los resultados que anunciará el Instituto Federal Electoral (IFE) a partir de este miércoles, y enfatizó que "será a este punto (cuando se anuncie el ganador de la elección), cuando el presidente (Bush) felicite al triunfador" Snow aclaró que Washington no entrará en el juego de estar apostando a aventurar nombres del candidato ganador de las elecciones presidenciales de México, porque éste es un asunto que le compete a las autoridades electorales y a los mexicanos "Vamos a esperar a que el gobierno mexicano y la comisión electoral hagan el anuncio de quién gano y quién perdió", anotó el portavoz de la Casa Blanca Por otro lado, el Departamento de Estado, a través de un comunicado que difundió oralmente la oficina de prensa, felicito al pueblo mexicano por la celebración de las elecciones presidenciales y por la manera en que se llevaron a cabo "Felicitamos al pueblo mexicano por celebración de elecciones libres, justas y transparentes; estamos pendientes del anuncio que hará el próximo miércoles 5 de julio el IFE sobre el candidato ganador de las elecciones Obviamente, confiamos y respetamos plenamente a las autoridades electorales del país, y estamos preparados para trabajar con el próximo presidente mexicano", indicó el Departamento de Estado Pese a que algunos analistas políticos en Estados Unidos y varios medios de comunicación en sus editoriales sostienen que el gobierno de Bush tiene la preferencia por el panista Felipe Calderón, tanto la Casa Blanca como el Departamento de Estado se han mantenido neutrales durante todo el proceso, y han evitado hacer cualquier comentario que pudiera ser interpretado como una acción intervencionista en un aspecto del único y puro interés de los mexicanos