Fraude innombrable

jueves, 6 de julio de 2006
México, D F, 5 de julio (apro)- La involución que supuso el intento de fraude electoral del fin de semana pasado nos regresa, de golpe, a un paleolítico que creíamos superado ¿Qué cruda ha sido peor que ésta para el México de la última centuria? ¿El previsto fraude de Díaz contra Madero, la sistemática rapacidad electoral del PNR y del PRI, o el cínico robo de la Presidencia a Cuauhtémoc Cárdenas por parte de Carlos Salinas en 1988? Si esas resacas podían aliviarse con un enchilado caldito de resignación, ¿cómo curarnos ésta ?la del fraude del PREP--, que no esperábamos porque ni siquiera nos dimos cuenta de que nos emborracharon? El lunes 3 de julio amanecimos en un México estupefacto, dislocado, turbio, gracias a la ambición de un puñado de facinerosos, a quienes nada les importó llevarnos al pie del abismo El gobierno de Vicente Fox, junto con los panistas que se erigen como dechados de virtud, en complicidad con quien se decía garante de nuestra mítica democracia, el Instituto Federal Electoral, nos embriagó para engañarnos Pero no lo lograron La cabeza nos duele, es cierto Sin embargo, este malestar es pasajero, hasta diríase que benigno y muy menor al daño irreparable que acaba de sufrir la democracia técnica, que acabó ultrajada, prostituida por la derecha bonita y perfumada ¡Premeditación, alevosía y ventaja, señores! Todo el aparato del Estado para sorprender a un pueblo que había logrado armarse de una fe casi infantil en sus instituciones, a una ciudadanía que creyó en el poder de su voto, pero a la cual un gobierno enfermo, delirante, pretendió burlar Estamos ante un intento de timo cuyos alcances rebasan con creces cualquier otro que lo anteceda ¿Por qué? Porque el gobierno de la derecha, junto con sus corifeos de Televisa, de la radio histérica y de la prensa vendida, nos hicieron tragar el cuento de la transición a la democracia, de la pluralidad y la solidez de nuestras instituciones Este es el México que quiere Vicente Fox, este es el México que quiere Felipe Calderón, este es el México que quiere Manuel Espino, este es el México que quiere Carlos Abascal, este es el México que quiere Luis Carlos Ugalde Un México doblegado, engañado Un México prostituido ¿Este es el México que el resto de los mexicanos queremos? Comentarios: aperez@procesocommx

Comentarios