El episcopado hizo proselitismo contra AMLO

sábado, 8 de julio de 2006
* Advirtieron el "peligro de no saber elegir en el bien común" Tuxtla Gutiérrez, Chis , 7 de julio (apro)- En los talleres que impartió a miles de feligreses la Comisión Episcopal de Pastoral Social-Cáritas, de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), se llamó a evitar la "regresión al pasado", en clara alusión a lo que, a su juicio, implicaba el candidato de la coalición Por el bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador De ello da cuenta una carpeta de trabajo, en poder de este corresponsal, que Héctor Lara, uno de los promotores del taller, dejó olvidada en la catedral de esta ciudad En ella se dan detalles de cómo "concienciar" a los feligreses, a los que se advertía sobre los "peligros de no saber elegir en el bien común" Los talleres, impartidos en 15 regiones del país, con los responsables de pastoral social, dentro de la Campaña Fe y Política, fueron denominados: "Participar y decidir el bien común en la justicia y la paz" Y fueron impartidos durante las campañas presidenciales, con el fin de "promover entre los agentes de las diversas pastorales de la Iglesia, una presencia activa en los esfuerzos de construcción de una ciudadanía participativa, tanto en los procesos electorales, como en el involucramiento en las políticas públicas y sociales" Los talleres pretendían "consolidar la transición democrática, en la que se avanzó con paciencia e inteligencia, gracias a la ciudadanía, especialmente en el año 2000", según el secretario Ejecutivo de la Comisión Episcopal de Pastoral Social-Cáritas de la CEM, el presbítero José Antonio Sandoval Taponar En esa carpeta se dice: "La Iglesia reconoce el papel que el pueblo de México ha jugado para transitar de un régimen autoritario democrático Sin embargo, reconoce que el camino está por hacerse; que no ha sido suficiente lo hasta ahora logrado para alcanzar una verdadera democracia Más aún, existe el peligro de una regresión autoritaria de gobernar" Añade que en el país "no está excluido el escenario de una regresión autoritaria, aun por la vía electoral" Dice, además, que, "en ciertos ambientes, se realizan prácticas intimidatorias y coercitivas que disminuyen gravemente la libertad en el ejercicio del voto Más aún, en algunos lugares se reconoce que existe el voto del miedo, cuando la ignorancia y las múltiples pobrezas de nuestro pueblo son aprovechadas de un modo deshonesto para promover formas diversas de fraude" Señala que el fraude electoral es un "pecado grave porque vulnera los derechos humanos y ofende a Dios" Advierte: "La participación ciudadana ha sido fundamental para dar el paso en la transición democrática Sin embargo, es necesario que los ciudadanos sigan recorriendo este camino aún no concluido El riesgo de perder lo ya ganado es real" Por ello, añade, la insistencia de los obispos "para motivar la participación ciudadana el día de las elecciones" Por otra parte, el obispo de San Cristóbal de Las Casas, Felipe Arizmendi Esquivel dijo hoy que los que votaron por el elegido "están contentos", pero quienes lo hicieron por otros, o los que decidieron no votar, han de estar "desconcertados" Señaló que, ante la situación actual, es necesario hacer estas preguntas: "¿Descubres lo positivo que pueden tener aquellos que triunfaron, a los cuales no diste tu voto? ¿Consideras que la mayoría que votó por ellos es menos inteligente que tú? ¿Cómo superas tu desconcierto y tu incredulidad para que sea posible construir juntos el país que necesitamos?" Arizmendi adelantó su homilía del próximo domingo, en la que señala que "los inconformes con los resultados electorales tienen todo el derecho a defender los votos que, en justicia y en verdad, les corresponden, cuando tienen pruebas fehacientes" Sin embargo, indica que "se debe evitar ofensas, calumnias y desconfianzas sin sustento, que dividen más al país La democracia se construye con la verdad y la justicia, pero también con la humildad y la disposición a buscar la reconciliación"