La guerra de un "desterrado"

domingo, 13 de agosto de 2006 · 01:00
El capo de capos Juan García Ábrego quiere regresar a México y para ello impulsa un recurso de amparo con el argumento de que su caso fue un destierro y un espectacular golpe político, explica Proceso en su edición de este domingo 13 de agosto Sin embargo, la gestión del otrora poderoso jefe del cártel del Golfo se topa con un vacío legal: oficialmente su detención y deportación nunca existieron Ni siquiera hay constancia de que alguna autoridad superior haya ordenado la movilización policiaca y militar del 14 de enero de 1996 en Nuevo León para buscarlo y detenerlo Las imágenes de televisión que muestran a los agentes policiacos subiendo a García Ábrego en un avión y las notas de prensa que lo relatan, no son válidas legalmente para demostrar que el capo fue aprehendido y llevado a Estados Unidos En suma, su detención y deportación no están grabadas en la memoria documental de ninguna dependencia mexicana, según se desprende de las respuestas emitidas por la Procuraduría General de la República (PGR); las secretarías de la Defensa Nacional, Relaciones Exteriores, Gobernación, e incluso por la Presidencia de la República a los abogados del capo, quienes por instrucciones de su cliente iniciaron gestiones para repatriarlo mediante un juicio de amparo Más allá de que el "capo del Golfo" logre retornar en medio de la actual guerra de cárteles que se libra en todo el país, los argumentos de su equipo jurídico exhiben los puntos flacos del gobierno federal en el combate al narcotráfico, dice Proceso en su edición de esta semana

Comentarios