México: Hipocresía migratoria

lunes, 14 de agosto de 2006
Ciudad de Guatemala, 14 de agosto (apro) - Los desencuentros entre el gobierno mexicano y el estadunidense por el proyecto de reforma migratoria que debate el Congreso de Estados Unidos, no han afectado el papel de México como retén de migrantes centroamericanos en tránsito al país del norte Por el contrario, crecen las deportaciones y los abusos en territorio mexicano contra personas de paso a Estados Unidos, sostuvieron organizaciones guatemaltecas de apoyo a migrantes "En los últimos años México ha sido el mejor alumno de Estados Unidos, poniendo en práctica las estrategias anti-inmigrantes contra los centroamericanos Esperaba, que a cambio, sus migrantes serían bien tratados por Estados Unidos, pero su estrategia no tuvo resultados", aseguró Mauro Verzeletti, director del Centro de Atención al Migrante "México mantiene intacta su posición de aliado de Estados Unidos, aunque el discurso reciente de sus autoridades vaya por la defensa de sus migrantes, no va a parar las deportaciones masivas de Centroamericanos El país sigue siendo un retén", dijo a Apro Patricia Bezares, dirigente de la Mesa Nacional de Migraciones (Menamig) El Instituto Nacional de Migración (INM) de México reportó que, de enero a diciembre del 2005, fueron devueltos 98 mil 629 guatemaltecos, 80 mil 3 hondureños, 43 mil 152 salvadoreños y 3 mil 612 nicaragüenses: un total de 225 mil centroamericanos Las autoridades mexicanas deportaron cada día a 616 centroamericanos, de éstos, 270 fueron guatemaltecos Este año, los operativos anti-inmigrantes crecieron Según la dirección general de Migración de Guatemala, durante los primeros cuatro meses de este año --mientras el presidente de México, Vicente Fox, cuestionaba el endurecimiento de la política migratoria estadunidense--, su gobierno expulsó a 43 mil 685 guatemaltecos que cruzaban territorio mexicano rumbo a Estados Unidos Un promedio de 364 al día Las delegaciones regionales del INM más activas en la detección y devolución de indocumentados fueron las de Chiapas (que realizó 43 por ciento de las deportaciones), Veracruz (10 por ciento), Tabasco (8 por ciento) y el Distrito Federal (5 por ciento) Los abusos a los migrantes también crecieron Un reporte de acciones de protección a migrantes efectuadas por el Grupo Beta, señalan que esta organización atendió durante 2004 a 750 emigrantes lesionados o heridos, cifra que se disparó en 2005 a mil 530 Los agentes del Grupo Beta atendieron en 2004 a 85 indocumentados mutilados, cifra que aumentó en 2005 a 96 Un informe realizado por el Grupo Regional de Organizaciones Protectoras de los Derechos Humanos de los Migrantes (Credemig), divulgado en 2005 ?y para el que se realizaron entrevistas con 300 repatriados centroamericanos--, reveló que el discurso mexicano de respeto a los derechos de los migrantes está muy lejos de hacerse realidad en su propio terreno Más de 128 entrevistados se quejaron de haber sido detenidos en cárceles comunes, 132 de falta de alimentación, 117 de falta de agua, 80 de no haber recibido atención médica, 73 de haber permanecido en hacinamiento, 65 de agresiones verbales y 46 dijeron haber sufrido agresiones físicas Walter Arriaga, encargado de la Oficina de Derechos Humanos de la Casa del Migrante en Tecum Umán, dijo a Apro que hay un incremento en los abusos que se cometen contra migrantes en la frontera entre Guatemala y México, como consecuencia de la rigidez de las políticas migratorias que aplican los dos países "Han crecido las denuncias que recibimos de agresiones físicas y verbales contra los migrantes, principalmente en estados como Chiapas y Oaxaca Los migrantes acusan a policías judiciales, federales, municipales y agentes de migración", precisó Arriaga Indicó que las agresiones más fuertes se dan en el momento de la detención de los indocumentados, "cuando son sometidos a exceso de fuerza, malas palabras y golpes Nosotros hemos hecho acompañamientos para verificar los abusos" Arriaga cuestionó que en la actual coyuntura, México mantenga un discurso de reclamo a los atropellos que se cometen en Estados Unidos contra sus migrantes "pero olvida, convenientemente, que existe una frontera sur, una frontera mexicana donde los migrantes provenientes de Centroamérica son víctimas de todo tipo de abusos No hay voluntad política de respetar los derechos humanos de los migrantes en su territorio" Violencia creciente El pasado 24 de febrero, cinco migrantes centroamericanos fueron asesinados y otros ocho resultaron heridos Fueron atacados por un grupo de 15 civiles cubiertos con pasamontañas Les dispararon desde la rivera del río Usumacinta cuando se dirigían a Palenque, México Los asaltantes abordaron las dos lanchas que transportaban a los migrantes Les robaron sus pertenencias y huyeron por la selva Este tipo de ataques perpetrados por civiles contra grupos de migrantes empiezan a ser frecuentes "Los migrantes dicen que en esa zona de Petén, cerca de la frontera con México, hay gente vestida de civil que los amenaza para que no sigan adelante Tenemos el temor de que se estén armando grupos civiles para atacar a migrantes", advirtió Verzeletti Expuso que en el caso de los migrantes asesinados, las autoridades no abundaron en el caso y la investigación quedó en el aire Verzeletti aseveró que los migrantes deportados desde México "se quejan mucho de la policía federal y de la policía judicial Se percibe que en el caso del INM los abusos han disminuido, pero el resto de los policías son crueles con ellos" Los migrantes se quejan sobre todo de soborno, robo, insultos, largas detenciones, intimidaciones para que no denuncien a los policías agresores y golpes "La polilla se está comiendo los derechos de los migrantes en los escritorios del INM", acusó el activista Para Verzeletti, "México y los gobiernos de Centroamérica tienen un discurso tremendamente hipócrita En las conferencias internacionales de migración, todos hablan de derechos humanos de los migrantes, pero lo que se reclama a Estados Unidos no se da en el sur" Líder cuestionado La iniciativa del canciller mexicano, Luis Ernesto Derbez, de integrar un bloque mesoamericano de cancilleres en el que participan además Centroamérica, República Dominicana y Colombia para cabildear por una reforma migratoria en Estados Unidos que no criminalice a los migrantes establecidos en ese país, también despierta críticas "Es un bluff político Los cancilleres del bloque mesoamericano no tienen capacidad real para convertirse en una fuerza que presione a Estados Unidos para que otorgue mejores condiciones a los migrantes", opinó Bezares Además, cuestionó que México, al mismo tiempo que se alía con cancilleres de centro y Sudamérica en el bloque mesoamericano, sigue jugando el papel de aliado del gobierno estadunidense para detener la migración Durante un encuentro de migrantes celebrado en mayo pasado en Guatemala, Sergio Morales Alvarado, procurador de los Derechos Humanos, declaró que, con todo y muros y caza-mojados, el río de migrantes guatemaltecos que logran llegar a Estados Unidos sigue fluyendo a un ritmo de 125 mil personas por año: diez de cada cien guatemaltecos han alcanzado el "sueño americano" La población guatemalteca residente en Estados Unidos llegó a un millón 364 mil personas, según un estudio presentado a finales de 2005 por la Organización Internacional para las Migraciones De éstos, un millón 136 mil enviaron ese año remesas que alcanzaron los 3 mil 600 millones de dólares, con las que se sostuvieron 312 mil hogares Con todo, advirtió Morales, "nos preocupa la situación en la que se encuentra la mayoría del casi un millón 400 mil guatemaltecos que han emigrado hacia Estados Unidos, con altos niveles de vulnerabilidad, más del 60 por ciento sin documentación legal y en altísimo riesgo de ser deportados"

Comentarios