Debe una feminista con experiencia dirigir el Instituto de las Mujeres

jueves, 17 de agosto de 2006
* Así lo considera la directora de Equidad de Género, Ciudadanía, Trabajo y Familia AC México, D F, 16 de agosto (apro-notiese)- La Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres no fructificará si el Instituto de las Mujeres no se encuentra a cargo de una feminista con amplia experiencia, señaló Maru Romero, directora de Equidad de Género, Ciudadanía, Trabajo y Familia AC Para la activista, la nueva iniciativa que acaba de publicarse en el Diario Oficial de la Federación (DOF), "es un buen principio para fomentar la igualdad, ya que tiene bastantes elementos para impulsar cambios; sin embargo, lo importante es que verdaderamente se cumpla" El pasado 2 de agosto se publicó en el DOF la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres Según la exposición de motivos, la ley "tiene por objeto regular y garantizar la igualdad entre mujeres y hombres que se encuentren en territorio nacional no importando su condición social en los ámbitos económico, político, social y cultural, así como el proponer lineamientos y mecanismos institucionales que orienten hacia el cumplimiento de este principio" En entrevista, Romero explicó que, "si bien en términos generales es una buena iniciativa, le falta claridad en el empoderamiento, en las condiciones de la mujer tanto en el poder como en la vida cotidiana, así como sus derechos sexuales y reproductivos de manera explícita, ya que no se puede decir que se está en condiciones de igualdad, si no decidimos nuestra maternidad en condiciones particulares" La ley busca la acción coordinada por parte de los tres niveles de gobierno Cada uno desempeñará funciones específicas de la política nacional Además contará con la participación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que estará encargada de la observancia, evaluación y monitoreo del programa nacional En cuanto a los derechos de las mujeres, Romero comentó que son poco atendidos, inclusive en el ámbito legislativo, ya que no hay garantía de contar con gente experimentada y convencida de que hay que defenderlos