Acusan al delegado del INAH en Campeche de impedir ritual en la zona arqueológica de Edzná

sábado, 19 de agosto de 2006
* Niega Vidal Angles haber atropellado derechos indígenas Campeche, Camp , 18 de agosto (apro)- El presidente de la Academia de la Lengua Maya en Campeche, Gaspar Cahuich Ramírez, denunció ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, al delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Carlos Vidal Angles, quien el pasado sábado impidió la realización del ritual del "fuego sagrado" en la zona arqueológica de Edzná, programado como colofón del VI Encuentro Lingüístico y Cultural del Pueblo Maya A ese evento, que se realizó aquí la semana pasada, asistieron representantes de Guatemala, Belice, Honduras y El Salvador Cahuich Ramírez explicó que el incidente ocurrió el pasado sábado, pese a que previamente habían solicitado permiso al Centro INAH-Campeche para tener acceso a la zona arqueológica de Edzná, a las 4 de la mañana, para culminar el VI Encuentro Lingüístico y Cultural del Pueblo Maya con el rito del "fuego sagrado", que por primera vez se realizaría en el estado Dijo que personal del INAH les impidió encender el fuego con el argumento de que estaban afectando el área verde, y señaló que, pese a las explicaciones, fueron retirados del lugar, obligados a terminar la ceremonia fuera de la zona arqueológica Cahuich Ramírez consideró que la postura del INAH constituye un acto de discriminación y violación d los derechos indígenas, por lo que decidió denunciar a Vidal Angles ante la Comisión de Derechos Humanos, la CDI, e incluso se acordó pedir la intervención de la Organización de las Naciones Unidas, a través de la Academia de la Lengua Maya Al respecto, Vidal Angles negó que el INAH haya atropellado los derechos indígenas, y explicó que, aunque en efecto se había dado el permiso para el ritual en el interior de la zona arqueológica, sin embargo, por ser una zona abierta al público, hay restricciones, y la condición para los organizadores del evento era no hacer fuego a ras de suelo, sino sobre una lámina "Sin embargo, esa condición no se estaba cumpliendo Por ello, el administrador de la zona le pidió que encendieran el fuego fuera del área, a fin de proteger y preservar el patrimonio de la nación", agregó "Fue alrededor de las 4:30 de la madrugada del 12 de agosto cuando se les abrió las puertas de la zona arqueológica, y tenían clara la recomendación de no montar estructuras, y ellos comenzaron a instalar el altar en un círculo y encender el fuego sobre el pasto, lo que está prohibido", argumentó

Comentarios