Revelan náufragos cómo murieron sus dos compañeros

sábado, 19 de agosto de 2006
* "No podían pasar los alimentos crudos", dice Salvador Ordóñez * Uno vomitó sangre y cayó en coma en enero; el otro amaneció muerto a mediados de marzo México, D F, 18 de agosto (apro)- Los pescadores perdidos durante nueve meses en alta mar y que fueron rescatados frente a las Islas Marshall, revelaron hoy cómo fue la muerte y velación de dos de sus compañeros que murieron durante la travesía a la deriva por el océano Pacífico De los dos pescadores que fallecieron, sólo se conoce el nombre de uno, Juan David; y el sobrenombre de otro: "El Farsero" En entrevista con una estación de radio colombiana, Salvador Ordóñez, uno de los tres pescadores rescatados, reveló que ambos compañeros murieron porque no podían pasar los alimentos crudos que ingerían para no morir de hambre Los días pasaban y ellos no comían, recordó "Juan un día comenzó a vomitar sangre y con el tiempo quedó en coma A las 2:00 de la tarde del 20 de enero, murió Lo velamos tres días y (su cuerpo) se hinchó", relató Ordóñez De acuerdo con un cable de la agencia agencia France Press, el pescador contó que velaron a su compañero con una Biblia que alguien llevaba, la cual les dio fuerza y fe para creer que volverían algún día a tierra firme "Como teníamos la Biblia le rezamos y lo pusimos sobre el mar y la corriente, y el aire nos alejó de él, así fue como quedó el señor Juan", dijo Según su relato, un mes y medio después ?a mediados de marzo-- de la muerte de su compañero Juan, "un día amaneció muerto el otro señor" Ordóñez aseguró que pese a lo ocurrido nunca contemplaron la idea del suicidio porque confiaban en que volverían a tierra con vida "En nuestra mente nunca existió esa posibilidad (del suicidio) Ni yo ni mis compañeros de la lancha lo intentamos, ni siquiera lo pensamos, porque nunca creímos que íbamos a morir Yo siempre decía: hay un Dios milagroso y vamos a vivir", aseguró Ordóñez El pescador y sus colegas Jesús Vidaña y Lucio Randón Becerra fueron rescatados el 9 de agosto por un barco pesquero de Taiwán luego de que, el 28 de octubre de 2005, salieran del puerto de San Blas, en Nayarit, a pescar tiburones, en una barca de tres metros de ancho por nueve de largo En una entrevista telefónica realizada desde el barco taiwanés que los rescató, Ordóñez aseguró a la radioemisora colombiana que durante los más difíciles momentos leían fragmentos de la Biblia "Teníamos una Biblia, la leíamos y decíamos 'algún día llegaremos a tierra firme", dijo

Comentarios