Miserere de la tragedia antidemócrata

lunes, 21 de agosto de 2006
México, D F, 21 de agosto (apro)- No cabe duda, algo huele a podrido en México luego de las elecciones presidenciales del 2 de julio Una doble moral se ha ensañado contra Andrés Manuel López Obrador Su "delito" ha sido manifestar el supremo principio cristiano y universal que pregonan los bondadosos curas dominicales, "la verdad os hará libres", para defender el recuento "voto por voto, casilla por casilla"; al tiempo que una sociedad reticente a ceder privilegios lo condena por su "necedad utópica" de emular al Mesías, osadía "redentora" de soñarse enviado del Benemérito de las Américas y procurar un país más justo, o bien por ubicar su lucha "populista" al lado de los humildes, los ancianos y los desprotegidos Mi querido Chava Flores ya estaría trinando trompetillas al mañoso círculo panista, largando su comentario de Cerró sus ojitos Cleto El Fufuy: ¡Voooy? Ni que fuera para tanto?! Igual que los tangos de Santos Discépolo Cambalache y Yira Yira (éste acerca de un tipo bienintencionado que se desayuna a los 40 años de edad con la noticia de que el mundo es una porquería), ahora resulta común aceptar que cualquier espécimen humano abandonaría sus máximos ideales humanitarios cuando alguien "le llega al precio" A los enemigos hay que sacarlos de la jugada a como dé lugar Sólo un ingenuo iría en contra de la idea expresada por Marlon Brando, el capo de capos Vito Corleone en la película El Padrino (cinta basada en novela de Mario Puzo), cuando el siciliano amenaza entre buches tenebrosos cómo preservar territorio: Le haré una oferta que no podrá rechazar? Para un descosido nunca falta el roto, como el grito de batalla en dos rocanroles clásicos de Alex Lora, del Tri: Quieres quedar bien con tu chava pero no tienes pa? comprarle nada, la veo difícil Difícil que la puedas hacer? ¿Quién no quiere el maldito dinero, el maldito dinero tener? Si yo fuera millonario, nena, tú me quisieras también Afines pensamientos brindaban hace décadas Eulalio ("el bien hablado" González "El piporro", en Los ojos de Pancha, y Ray Davis del grupo The Kinks en el álbum Acto de Preservación I, con la balada Money Talks ("La lana habla"): With money dances the dog? Con dinero baila el perro y somos la prueba fehaciente Dinero maldito que nada vale En el siglo XIV, el español Juan Ruiz llamado El Arcipreste de Hita advertía de la satánica obsesión provocada por las monedas del César en su célebre poemario El Libro del Buen Amor, del cual en la década de 1960 un protestoso valenciano, Paco Ibáñez, musicalizó algunos versos con la conseja: El dinero es del mundo el gran agitador, hace correr al cojo y al mudo hace hablar, el que no tiene manos ya lo quiere tomar, quien no tiene dinero, no es de sí señor Yo he visto a muchos clérigos en sus predicaciones denostar al dinero, también sus tentaciones; pero al fin por dinero, otorgan los perdones y hacen oraciones Escondamos nuestra responsabilidad democrática y como avestruces, releguemos el rollazo de la honestidad como exclusiva virtud al "H Trife" o, de preferencia, echémosle la culpa de este relajito donde todos fuimos manipulados desde las malignas fuerzas del poder, al ocurrente general Álvaro Obregón, quien anhelaba reelegirse en la silla precisa hasta que León Toral lo acribilló en La Bombilla, de San Ángel En 1980, Juan Rulfo, autor de El llano en llamas y Pedro Páramo, fue el orador especial de la UNAM para rendir tributo al líder boliviano Marcelo Quiroga Santa Cruz, asesinado por militares Entonces recordó: "Sólo por anécdota, Quiroga quiso saber qué medidas había tomado México para que, desde hace medio siglo, hubiera logrado ya una estabilidad política A esta pregunta le di una respuesta lógica: la única medida, le dije, es matar a todos los generales y, a quienes sobrevivan, enriqueciéndolos o corrompiéndolos Desde la época del general Obregón cuando se inició el descabezadero, él formuló una frase famosa: ?No hay general que resista un cañonazo de 50 mil pesos? Claro que ahora se los dan por millones, pero los tienen quietos mediante la corrupción" Hoy los tracaleros son otros, acerquémosles la lupa: Andrés Manuel López Obrador acaba de revelar a Elena Poniatowska que hubo empresarios que le ofrecieron 50 millones, sí, pero no de pesos como decía Obregón: eran 50 millones de dólares Al "peje tonto y, además, peligroso" lo entrevistó la autora de Hasta no verte Jesús mío y La noche de Tlatelolco el pasado martes 8 de agosto, en el Zócalo (La Jornada, 10/VIII/2006) Habló "de los empresarios": "Y te digo una cosa, hubo oportunidad para acordar con ellos pero no lo quise hacer A lo mejor en eso tengo responsabilidad, pero cualquier acuerdo con esta gente implica sometimiento, subordinación Vinieron a ofrecerme dinero, hubo uno, no te voy a decir quién, que me mandó ofrecer 50 millones, yo pensé que eran pesos, luego me aclararon que eran dólares en unos paquetitos y dije que no?" Dueña coordinadora del templete en la Plaza Mayor, la actriz Jesusa Rodríguez ordenó bajar "al cieguito" cantautor Cruz Mejía "para que suban los jaraneros" y una divina Amparo Ochoa, El jilguero sinaloense, recitó con Levon Helm, de The Band Long Black Veil, ("Largo velo negro"): Nadie lo sabe, nadie lo ve, pero para mí que el fraude existe "¿Cómo se le rinde cuentas a la gente ?-pregunta López Obrador--, cómo se le reporta uno sin hacer cambios, sólo por el hecho de ser presidente, pero aceptando lo del gatopardismo?, que las cosas van a cambiar para seguir igual; y prefiero estar aquí en el Zócalo, a llegar de esa manera" Que las cosas cambien para continuar igual es el lema de la novela Il Gatopardo, de Guiseppe Tomasi Di Lampedusa, que cita el candidato perredista, disfracemos la nueva democracia para oprimir al pueblo como antes Esta obra inspiró a Rockdrigo la rola Vieja ciudad de hierro y, por cierto, fue llevada a la pantalla por Luchino Visconti, con Burt Lancaster, Alain Delon y Claudia Cardinale Música de Nino Rota Escarabajo$ y lagarto$ John Lennon disfrutaba cantando una versión de Money (That?s All I Want), "Dinero es todo lo que quiero", para el segundo álbum de Los Beatles, en 1963, y el Festival de la Paz Toronto 1969: Las mejores cosas de la vida son gratuitas, pero esas déjalas a los pájaros y las abejas A mí dame dinero, eso es todo lo que quiero Lennon acusaría a su primer manager, Brian Epstein, de haber "comercializado la imagen" de Los Beatles "matando" la creatividad musical de los cuatro muchachos de Liverpool (otrora copetones y vestidos con pantalones y chamarras de cuero): "Brian y Paul McCartney siempre me insistían que me cortara el cabello, así que cuando Brian nos puso trajes sin solapa el primero en aceptarlo fue Paul Mi pequeña rebelión consistía en dejar mi corbata suelta bajo el cuello abierto de mi camisa, pero Paul me acomodaba la corbata Yo trataba con George Harrison que nos uniéramos: ?Mira, no necesitamos ponernos estos pinches trajes, vamos a arrojarlos por la ventana?? Éramos una falsedad Nos habíamos vendido" Paul afirmaría otra onda: "Creo que en los años posteriores del grupo, John quiso sentirse el rebelde y llegó a pensar que fui yo quien intentaba corregirlo, pero esas son pendejadas Todos estuvimos de acuerdo en cambiar nuestra imagen Nunca le pedí que se cortara el pelo ni le abotoné la camisa para colocarle la corbata decentemente Mira las fotos de John, no se le ve incómodo" George también: "No creo que a John particularmente le gustara portar corbata, ni yo; sin embargo, necesitábamos trabajar más y eso es lo que teníamos que hacer En aquella época todo mundo se vestía con más propiedad y el negocio musical era más fresa John estuvo de acuerdo" La feria de las vanidades conduce al infierno de las traiciones Cuando el irreverente poeta y cantor maldito Jim Morrison, con sus tres colegas del grupo The Doors (Jim Manzarek, teclados; Robby Kreiger, guitarra, y John Densmore, batería) grabaron su cuarto disco The Soft Parade, "El dulce paseo", ocurrió un rompimiento en la banda Recordemos que The Doors actuaron en México por aquellas noches en junio de 1969 luego de la salida de este álbum El baterista Densmore, en su libro Jinetes en la tormenta Mis años con Los Doors (Grijalbo, 1991): "Nuestra disquera Elektra llamó para comunicarnos que la fábrica de autos Buick deseaba pagarnos 75 mil dólares para utilizar nuestra canción Light My FIRE ("Enciende mi fuego"), en un anuncio Jim no estaba en la ciudad y pensamos que no le importaría Estábamos convirtiéndonos en buenos discípulos de la creencia número uno de Estados Unidos: el dólar manda? Desde entonces, me he opuesto sistemáticamente al uso de cualquiera de nuestras canciones para anuncios comerciales? El dinero te permite hacer más de lo que quieres hacer, o disponer más de tu propio tiempo, pero también seduce Es la prueba definitiva de la corruptibilidad" Manzarek, el más cercano a Morrison, en su biografía Light My Fire My Life With The Doors Z(Putnam, 1998): "Querían ?Enciende mi fuego? para un comercial de tele no a una lujosa lanchota Buick, sino un pequeño sedán Buick Opel dos puertas de cuatro cilindros? Eran días cuando no existía mucho rocanrol en la televisión, yo aprobé la propuesta, igual Robby y John Jim andaba perdido en sus viajes de droga cada vez más frecuentes? Cuando regresó, el comercial estaba hecho y firmamos los papeles Jim se molestó "--¡No pueden sin mí! ?gritó--, si todo lo hacemos juntos, ¿por qué no me tomaron en cuenta para la firma? "--Porque estabas desaparecido, cuate ?dijo Robby, autor del rolón "--¿Y qué, no pudieron esperar a que volviera? "--Necesitaban que contestáramos rápido ?le dije? y firmamos? "--¡Pues váyanse al carajo, los creí mis hermanos, no confío más en ustedes! ¡Es una industria jodida, un monopolio corporativo y han pactado con el demonio, bola de babosos! Ya los sedujeron con un carruaje de aceite eficaz que les ordena decir sí cuando piensan no, pero como huele tan bonito? ¡Adelante con el contrato, sabe delicioso, vale una carretada! Esta onda no tiene que ver con el camino que tomo, sino con el que ustedes están agarrando y ustedes firmaron un contrato sin mí "--Pues ya es demasiado tarde para retractarnos ?dijo Robby" El rey lagarto estalló: --"¿De veras? ¡Pues eso lo vamos a ver, porque voy a estrellar un pinche Buick en el escenario la próxima vez que Los Doors nos presentemos en vivo y va a formar parte de mi nuevo numerito! Los voy a demandar por cuatro millones de dólares a ver si es cierto que todavía quieren más rolas de Las Puertas para vender autos deportivos?" A los tres días, la Buick dio marcha atrás Y aunque Morrison nunca destajó a machetazos ningún motorizado durante las giras, en noviembre de aquel 1969 mostró su pene en un escenario de Miami y fue encarcelado, con lo que comenzó la debacle de Las Puertas No enseñas, no vendes La rebeldía del rock murió por 1970, señaló el vocalista Kay, del conjunto Steppenwolf (Born To Be Wild, "Nacido para ser salvaje"): "Esa década de los setentas vio surgir a grandes talentos que debieron vender su imagen para ser reconocidos y prueba de ello es el genial David Bowie, quien tuvo que adoptar poses marica y encuerarse" Sonaba la hora del glamoroso rock glitter, afeminado, andrógino, bisexual, coraza para espectáculos de relumbrón en los ochentas con el punk decadente y sus ídolos caros, vistosos: Elton John, Alice Cooper, Gary Glitter, The New York Dolls, Roxy Music, Freddy Mercury --de Queen--, o Boy George, quien decía "aquello que atisbes, lo obtendrás" Hoy ninguno de esos desplantes asustan ya y los contoneos de Madonna, Shakira o Paty Manterola son prácticas mercadotécnicas cotidianas en videos televisivos Lo patético: Elvis Presley tronó los dedos y cadereó la pelvis en su primera grabación y para 1976 en el hotel Internacional de Las Vegas, era un bebé elefante, cadáver a la tumba Rulfo cometió una injusticia en su generalización, al olvidar la estrofa compuesta por Ignacio Sierra y Rosso y Jorge Castel para Himno Cívico, tras la gloriosa entrada del ejército trigarante en la Ciudad de México, el 21 de septiembre de 1921: Garantías se ofrecieron al hombre acatando sus justos derechos Los sencillos patrióticos pechos pretendiendo amigables unir Adorar a su Dios, detestando para siempre a cualquier tirano, eso dice el pendón mexicano, esto grita la espléndida lid La parábola del judío neoyorquino Paul Simon en su pieza Train In The Distance, "Tren a la distancia", nuestra iluminación final: El sentimiento de que las cosas pueden ser mejores van atadas indisolublemente dentro de nuestros corazones y en nuestro cerebro Lo sabe el peje La chachalaca y el gatopardo se hacen patos

Comentarios