Woyzeck

lunes, 28 de agosto de 2006
México, D F, 28 de agosto (apro)- A partir de un texto oscuro, denso, trágico, surgido de la pluma del dramaturgo alemán Georg Büchner para hablarnos del hombre en soledad que se afirma a sí mismo, que sufre la injusticia de las estructuras sociales, de su naturaleza intrínseca, de la vulnerabilidad, la incomprensión y la inocencia, Agustín Meza y la compañía teatral El Ghetto nos ofrecen su poética versión de Woyzeck Llena de frases bíblicas, imágenes sangrientas, símbolos esotéricos, Woyzeck es una obra que en muchas ocasiones se ha relacionado con elementos diabólicos El personaje central, inducido por voces misteriosas --resultado de su trastorno mental--, barbero de oficio, apuñala a su mujer, por lo que es capturado e investigado y, tras años de juicio, finalmente es decapitado ante los ojos del pueblo Esta historia encabezó las páginas de la nota roja a principios del siglo XIX en Leipzig, Alemania, y provocó una gran polémica en la Europa Central Años más tarde, Georg Büchner (1813-1837), quien había estudiado medicina y que a través de su padre, un médico muy distinguido que estuvo al servicio de Napoleón Bonaparte, tuvo en sus manos el expediente médico del caso Woyzeck; se sintió tan estremecido por esta historia que decidió convertir en un texto teatral, basándose en otros dos casos similares ocurridos en el siglo XVIII, en donde los homicidas no son barberos, sino soldados En la lectura que Agustín Meza hace de este personaje --que por las circunstancias se ve orillado a cometer un asesinato--, Woyzeck es una persona esencialmente buena, con ideales, que cree en el amor, que trabaja, y se sacrifica por su hijo y su mujer; que busca salir adelante Todos estos planteamientos son traducidos por la compañía El Ghetto en imágenes; y el texto original de Büchner es reducido a muy pocos diálogos para ofrecernos un montaje de atmósferas, estados emocionales, momentos internos, para verse y sentirse, más que escucharse Desde su origen es una obra muy visual, con muchos elementos del expresionismo alemán, del teatro del absurdo, el naturalismo y el realismo, una especie de collage de muchos de los ismos que se desarrollaron en el siglo XX y que reflejan el genio de este joven dramaturgo que murió a los 23 años de edad de fiebre tifoidea Georg Büchner es un autor poco conocido en México, a diferencia de escritores como Goethe, Bertold Brecht o Heiner Müller, entre otras cosas porque Büchner sólo escribió tres obras de teatro y una novela Sin embargo, para los alemanes es considerado el padre de la tragedia moderna De hecho, en Alemania hay un premio con su nombre que ha sido ganado, entre otros, precisamente por Brecht y Müller Para su puesta en escena, según sus propias palabras, Agustín Meza se basó en referentes como Tarkovski y Samuel Beckett, autores con los que coincide en la poética, el lenguaje, la actoralidad y la visión del mundo La obra se presenta en el teatro "Julio Castillo"

Comentarios