Acribillado, el subdelegado de la PGR en Q. Roo

jueves, 3 de agosto de 2006
* Recibe cuatro balazos frente a su familia en el centro de Cancún México, D F, 2 de agosto (apro)- El narcotráfico cobró una víctima más, ahora en Cancún, Quintana Roo, donde fue acribillado el subdelegado de la Procuraduría General de la República, Sam Rodríguez Rodríguez El funcionario federal, que estaba a cargo de la subdelegación de Procedimientos Penales, recibió tres disparos frente a su familia La PGR atrajo inmediatamente el asunto Según los primero informes, el incidente ocurrió la noche del martes pasado Rodríguez había salido de sus oficinas y sus victimarios lo interceptaron en plena vía pública Tampoco se conoce el paradero del delegado Pedro Ramírez Violante, quien presumiblemente salía también de las instalaciones cuando ocurrió la ejecución, cerca de las 22:30 horas, según versiones extraoficiales Esta mañana, el procurador de Justicia de Quintana Roo, Bello Melchor Rodríguez y Carrillo, pidió de inmediato la intervención de las PGR para esclarecer los hechos El asesinato del subdelegado de procedimientos penales fue antecedido por la ejecución del jefe del Estado Mayor de la Dirección de Seguridad Pública, Tránsito y Bomberos de Cancún, quien fue acribillado a finales de junio del año en curso, en una céntrica calle de esta ciudad Una vez conocido la ejecución, la PGR ejerció su facultad de atracción para investigar el asesinato De acuerdo con la averiguación previa AP/PGR/QROO/CAN/456/2006-IV que se inició por el delito de homicidio, el ataque se realizó alrededor de las 23:45 horas, cuando Rodríguez llegaba a la tienda ubicada sobre la calle 93 de la súper manzana 93 de esa ciudad turística El subdelegado viajaba a bordo de una camioneta Ford Lobo, cuando fue interceptado por los sicarios que tripulaban un vehículo Renauld Megane con placas de circulación 865TTK del Distrito Federal, "cuyos tripulantes provocaron que el funcionario perdiera el control de la camioneta que conducía y se impactara contra un poste", detalló la dependencia Después de que Rodríguez se impactó los agresores dispararon en varias ocasiones sobre la camioneta, con armas calibre 9 milímetros, por lo que el subdelegado, al parecer con la intención de proteger a su familia descendió del vehículo, recibiendo cuatro impactos de bala, uno de ellos en el rostro, en el antebrazo, el brazo y muslo derechos