Indignación

lunes, 7 de agosto de 2006
Atentos al desarrollo de la sesión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador concentrados en el zócalo enmudecieron por unos segundos cuando el magistrado presidente Leonel Castillo anunció que no se realizaría el recuento voto por voto, señala Proceso en su edición de esta semana La consigna sostenida por los lopezobradoristas "voto por voto, casilla por casilla" fue de inmediato sustituida por una advertencia: "Si no hay solución habrá revolución" Los gritos se escucharon en la casa de campaña del candidato de la coalición Por el Bien de Todos colocada atrás de un templete y de la pantalla gigante donde se pudo ver la sesión del TEPJF Por la tarde, como lo había anunciado la víspera, López Obrador se subió al templete habilitado en el zócalo para hablar a sus seguidores Les dijo que la decisión del Tribunal no detendrá la lucha, mientras éstos respondían con consignas cada vez más radicales La exigencia de la apertura de todas las casillas es la columna vertebral del movimiento de resistencia que encabeza López Obrador Al conocer la decisión del Tribunal, el candidato de la coalición y su gente acordaron realizar un plan que consta de cuatro puntos fundamentales: el rechazo a la resolución del TEPJF; mantener la propuesta del conteo voto por voto, casilla por casilla; incrementar los actos de resistencia civil, y acudir al conteo en los 149 distritos que determinó el fallo Al esquema que utilizará la coalición para vigilar el recuento ordenado por el Tribunal, se refiere el reportaje que aparece en la edición de Proceso que circula esta semana

Comentarios