Un nuevo prodigio hace su aparición

lunes, 25 de septiembre de 2006
México, D F, 25 de septiembre (apro)- No sé exactamente la razón, pero el ajedrez es una de esas actividades, así como las matemáticas o la música, que generan cada cierto tiempo niños prodigio Por ejemplo, en los años cuarenta, Sammy Reshevsky (polaco de nacimiento pero naturalizado norteamericano años después), así como el español Arturito Pomar, dieron de qué hablar en el mundillo del ajedrez Ambos pequeñines mostraron un talento envidiable Se dice, por ejemplo, que Reshevsky podía orientarse en las posiciones más complejas, pero por ejemplo, desconocía el nombre de los animales más comunes del zoológico Ambos jugadores llegarían a la edad adulta convertidos en grandes maestros, pero ninguno de ellos pudo, nunca, disputar el campeonato del mundo Reshevsky, sin embargo, tuvo alguna oportunidad mayor que la de Pomar, pero aparecieron los soviéticos y después Fischer, por lo que siempre se quedó como leyenda la posibilidad de que el polaco se convirtiera, en algún momento, en campeón mundial Gracias a la tecnología, particularmente la del cómputo e Internet, que promueve la posibilidad de obtener toneladas de información con tan sólo apretar el botón del ratón, los jugadores de ajedrez tienen una oportunidad que años antes era imposible: la de prepararse exhaustivamente, la de poder estudiar todo género de materiales de ajedrez directamente con la computadora, e inclusive ser ayudados por los programas como Fritz o Rybka, que analizan con precisión la más compleja de las posiciones Hoy estos nuevos jugadores, estos niños de 8, 10 años, tienen una chance única que destacar, pues gracias al cúmulo de información y además, a un trabajo constante y disciplinado, pueden competir a niveles y contra jugadores que hace apenas unos pocos años simplemente era inconcebible Desde luego que todo esto es una combinación de talento y trabajo Uno sin el otro difícilmente logra algún progreso Hoy día nos encontramos con la noticia de que Sahaj Grover, de la India, con tan sólo diez años de edad, y Salem Abdul Rahman, de los Emiratos Arabes Unidos, van en busca de romper el récord mundial al jugador que logre el título de gran maestro más joven La empresa Damas, que se dedica principalmente a la joyería, ha acordado patrocinar a los chicos con una cantidad equivalente a 136 mil dólares Salem Abdul Rahman, de 13 años, es uno de los prospectos más interesantes en el mundo infantil/juvenil del ajedrez Recibirá soporte económico de Damas para todas las competiciones y temporadas de entrenamiento, además de un apoyo mensual por los siguientes tres años Salem ha ganado ya su sexta medalla de oro en un periodo de cuatro años Venció en el campeonato árabe para menores de 10 años tres veces, de 2001 al 2003 Igualmente ganó el título de campeón de Arabia, de menores de 12 años en el 2004 Empató el primer lugar en el campeonato asiático para menores de 14 años este pasado junio y, por si fuera poco, Salem es maestro FIDE, título que obtuvo cuando tenía 8 años Por su parte, Sahaj Grover es el campeón del mundo de menores de 10 años y está trabajando muy fuerte en ajedrez para batir el récord de Parimarjan, el segundo gran maestro más joven de la historia (luego del ucraniano Sergei Karjakin) Sahaj, en el 2003, con siete años y cinco meses de edad, se convirtió en el jugador clasificado (de la India) más joven, por la Federación Internacional Ahora está muy cerca de lograr su primera norma (de tres), para convertirse en gran maestro "Un día" --dice Sahaj-- "derrotaré a Parimarjan Espero lograr en título de gran maestro a los 12 años con 7 meses" La iniciativa de los Emiratos Arabes suena muy interesante y obviamente esta gente sabe cómo gastar su dinero para promover esta actividad deportiva y cultural Dicho de otra manera, estos empresarios de tanto dinero, ven con buenos ojos a los niños que se apasionan por un arte como el ajedrez No dudamos que esto pueda permear en otros campos del saber humano, pues seguramente hay pequeños genios musicales o de las matemáticas, esperando dar salida a su genialidad Algunos sin duda lo lograrán con o sin apoyo, pero evidentemente este soporte financiero da más oportunidades de desarrollo Enhorabuena por la idea

Comentarios