Aseguradoras privilegiadas

domingo, 14 de enero de 2007
Fuera de la política de austeridad promovida por el presidente Felipe Calderón Hinojosa, la renovación de las pólizas de seguros para bienes y funcionarios del gobierno mexicano costará en 2007 alrededor de 4 mil millones de pesos, expone Proceso en su edición de este domingo 14 de enero La Secretaría de la Función Pública, a través del sistema CompraNet, informó que durante el sexenio pasado los tres niveles de gobierno erogaron más de 25 mil millones de pesos del erario para asegurar centrales eléctricas, instalaciones petroleras, infraestructura hidráulica, carreteras, zonas militares, terminales aéreas, oficinas públicas, aeronaves, buques, locomotoras, automóviles, ganado y bienes muebles e inmuebles Cada año el patrimonio nacional se asegura contra casi todo: ciclones, huracanes, erupciones volcánicas, aludes, derrumbes, rayos, explosiones, incendios, granizadas, inundaciones, mítines, huelgas, disturbios callejeros y atentados terroristas La mayor parte de los contratos quedó en manos de compañías extranjeras y grandes aseguradoras nacionales, como ING Seguros Comercial América; Metlife México; Zurich Compañía de Seguros; Seguros Inbursa; Grupo Financiero; Grupo Nacional Provincial (GNP); Quálitas Compañía de Seguros; Seguros Banorte Generali, y Grupo Interacciones Las grandes empresas transnacionales y nacionales se quedaron con la mayor tajada del pastel, y es previsible que este año la renovación de las pólizas consuma una importante cantidad de recursos presupuestarios

Comentarios