Todos contra todos

domingo, 28 de enero de 2007
La violencia en Irak es imparable A la represión generalizada ejercida por las tropas invasoras encabezadas por los estadunidenses se agregan las acciones de decenas de grupos armados con origen e intereses diversos: organizaciones ligadas a Al Qaeda, milicias chiitas, combatientes sunitas, bandas de delincuentes, mercenarios extranjeros, jefes de clanes?Todos se enfrentan entre sí en aras de controlar o expandir sus áreas de influencia Y en medio se encuentra la población civil, que sufre las consecuencias de esta descomposición social y política PARÍS- Día tras día Irak se hunde más en el caos, la violencia y el horror Explosión de coches- bomba, enfrentamientos entre milicias sunitas y chiitas, masacres en ambas comunidades, ataques contra fuerzas de ocupación estadunidenses, represión ciega desatada por estas últimas, asesinatos y secuestros perpetrados por grupos criminales, operativos de depuración étnica cada vez más frecuentes, extorsiones cometidas por mercenarios cuya presencia aumenta en el país? "Altos responsables sirios con quienes estoy en contacto confiesan que les aterra la aceleración exponencial de la dinámica de violencia en Irak Al igual que los otros estados que comparten fronteras con ese país ?Irán, Turquía, Arabia Saudita, Kuwait y Jordania? Siria teme que la creciente catástrofe iraquí prenda un verdadero polvorín en toda la región", explica Peter Harling en entrevista telefónica con la corresponsal Investigador francés de origen británico, Harling, quien radica actualmente en Damasco, Siria, lleva siete años trabajando específicamente sobre la situación de Irak, país en el que vivió varios años, hasta que tuvo que abandonarlo al inicio de la guerra en 2003, y al cual viaja todavía con cierta frecuencia Experto del International Crisis Group (ICG), centro privado de análisis políticos con sede principal en Bruselas, Harling publicó tres amplios informes sobre la crisis iraquí en febrero, julio y diciembre de 2006 Estos trabajos son considerados como materiales de referencia En entrevista con la corresponsal, el especialista detalla quiénes son los actores de la "violencia proteiforme" que agobia a Irak Además de los estragos causados por las tropas de la Coalición, subraya la "inmensa responsabilidad" de la política de la administración Bush que, entre otras cosas, provocó el colapso del aparato de Estado iraquí creando un vacío total tanto político como de seguridad "Vacío que muy pronto colmaron grupos violentos", recalca Por si eso fuera poco, Washington apoya a una nueva clase política integrada por exiliados y emigrados que carecen de toda legitimidad ante los ojos del pueblo iraquí y "que consideran las riquezas del país como bienes propios y no como un patrimonio nacional" Enfatiza: "Estas personas agudizaron aún más las tensiones entre las distintas comunidades y ahora tienden a comportarse ya no como dirigentes políticos, sino como jefes de guerra Varios de ellos incluso defienden posturas separatistas que amenazan la integridad de la nación iraquí "Sus respectivos proyectos ?un Kurdistán independiente con control sobre los pozos petroleros del norte de Irak y una amplia región chiita autónoma con control sobre los pozos petroleros del sur? desatan aún más violencia de parte de quienes se oponen a ese desmembramiento" Los sunitas, excluidos de la repartición de las riquezas y del poder, cuentan con numerosas organizaciones armadas, algunas totalmente iraquíes, otras ligadas a Al Qaeda Harling menciona sólo a unas 15, unas muy locales, otras de mayor envergadura Entre las más importantes se encuentra el Consejo de Concertación de los Mujaidines (Majlis Shura al-Mujahidines), que surgió en enero de 2006 como resultado de la alianza de la Organización de Al Qaeda en el País de los dos Ríos (Tandhim al Qaeda fi Bilad al-Rafidayn), presente en Irak desde mediados de 2003, con unos siete grupos "yihadistas" iraquíes La creación del Consejo de Concertación demuestra que en los últimos meses Al Qaeda logró "iraquizarse", aumentando así su influencia en el país Según Harling el Consejo se encuentra bastante estructurado, lleva acciones bien planeadas, cuenta con redes clandestinas sólidas y va perfeccionando distintas tácticas, entre ellas los ataques suicidas que empieza a "exportar" a Afganistán Mantener en jaque a las tropas estadunidenses aumenta cada vez más su prestigio entre las corrientes islamistas radicales internacionales y parte de las masas árabes agobiadas por décadas de frustración política, social y económica en los países árabes y musulmanes "Depuración étnica" El investigador del ICG habla también del Ejército Islámico de Irak y del Frente Islámico de la Resistencia Iraquí Estos dos grupos armados destacan por su fuerte nacionalismo a veces antagónico con la "yihad global" preconizada por Al Qaeda De hecho, las relaciones entre todas estas organizaciones sunitas resultan bastante complejas Algunas privilegian ataques contra las fuerzas de ocupación de Irak, otras optan por luchar contra las milicias chiitas, muchas combaten contra ambas fuerzas Todas reivindican sus operativos en internet "Es evidente que estos grupos perpetran también atentados contra la población civil chiita, pero nunca los reivindican", aclara Harling El especialista analizó de cerca sus sitios en internet, la filmación de sus operativos, sus foros de discusión, sus materiales de propaganda y sus videos Se enteró de sus debates internos y de sus conflictos Recogió informaciones sobre violentos enfrentamientos armados entre grupos ligados con Al Qaeda y otros más de tendencias nacionalistas Los servicios de inteligencia estadunidenses también se percataron de estas divergencias En sus operativos de contrainsurgencia Washington buscó alejar a los "yihadistas" extranjeros de los combatientes iraquíes Concentró su represión contra los primeros y buscó entablar negociaciones políticas con los segundos En vano Actualmente todos los grupos armados sunitas callan sus discrepancias, por lo menos en sus discursos oficiales No hacen explícito programa político alguno, porque el tema los divide Enfatizan lo que los une: golpear a las fuerzas de ocupación y luchar contra la dominación chiita "El enfrentamiento entre sunitas y chiitas se agudizó y empezó a hundir al país en un clima de guerra civil en febrero de 2006, cuando el muy venerado mausoleo chiita de la ciudad de Samara fue atacado con explosivos", recalca Harling "La venganza de las milicias chiitas fue terrible Ningún grupo sunita reivindicó el atentado Por el contrario, al unísono todos acusaron a Irán y a sus aliados chiitas iraquíes de haber montado ese golpe para poder justificar una mayor represión contra los sunitas "¿Quién dice la verdad? Nadie sabe, pero desde entonces la violencia se desató en forma impresionante entre ambas comunidades, sobre todo en Bagdad Poco a poco una auténtica depuración étnica se lleva a cabo en la capital Los barrios de la ribera occidental del Tigris se convierten en zona sunita, mientras que los chiitas se transforman en los de la ribera oriental" El experto afirma que es imposible saber cuántos "yihadistas" iraquíes y extranjeros combaten actualmente en Irak "Todas las cifras que se manejan son meras especulaciones ?insiste Muchas parten de la propaganda de las organizaciones que dista de ser fidedigna Hace poco más de un año la Organización de Al Qaeda en el País de los dos Ríos declaró que contaba con 60 brigadas Pero en árabe militar tradicional una brigada está integrada por un número de soldados que oscila entre 100 y 300" Las fuentes de financiamiento de los grupos sunitas armados son múltiples: el Consejo de Concertación de los Mujaidines y todas las organizaciones ligadas de una forma u otra con Al Qaeda se benefician de sus amplias redes internacionales de "solidaridad" La uma (comunidad) musulmana sunita es generosa Fondos privados llegan también de las monarquías del Golfo Pero los grupos armados sunitas tienen sus propias fuentes de ingresos: cobran rescates para liberar secuestrados, extorsionan a los comerciantes que viven en las áreas que controlan, cobran un impuesto a los convoyes nacionales e internacionales que transitan por sus zonas de influencia, en particular por el amplio estado occidental de Al Anbar, y participan en distintos tipos de contrabando La relación entre las organizaciones armadas sunitas y esta comunidad se ha ido estrechando a medida que se ha agudizado la guerra civil "Lo mismo pasa entre las milicias chiitas y esta comunidad ?recalca Harling Al principio de la ocupación de Irak no existía tanta comunicación e identificación entre los combatientes y sus respectivas comunidades Pero la incapacidad del Estado iraquí, apoyado militarmente por las fuerzas de la Coalición, para proteger a la población civil, precipitó a las comunidades chiitas y sunitas hacia el regazo de los grupos más violentos y radicales, permitiéndoles adquirir cada vez más legitimidad y poder" Los chiitas dominan la vida política y económica del país y, según Harling, ejercen un poder cada vez más sectario Entre numerosas discriminaciones, el experto subraya que los funcionarios sunitas llevan meses sin cobrar salarios Muchos fueron expulsados de sus trabajos Y el reclutamiento de nuevos empleados se hace cada vez más con base en criterios religiosos La segregación contra médicos y personal sunitas en los hospitales se agudiza La reconstrucción de las casas y de la infraestructura destrozadas por la guerra está estancada en las zonas sunitas donde casi no funcionan los servicios públicos La ciudad de Faluya, totalmente cercada, es la más golpeada por esta situación El gobierno iraquí deja sistemáticamente en el abandono a la población sunita, no hace nada para prevenir los enfrentamientos entre comunidades y a menudo parece estimularlas, insiste también el investigador El Ejército Mahdi Una miríada de milicias chiitas se encuentra esparcida en las regiones del sur del país En Basora se enfrentan entre sí para controlar los pozos petroleros En Bagdad tampoco forman una fuerza homogénea, pero dirigen sus ataques esencialmente contra los sunitas Entre todas estas milicias destacan dos muy importantes: la Brigada Badr y el Ejército Mahdi Algunas fuentes sostienen que la primera cuenta con 20 mil hombres, pero Harling considera imposible comprobar si la cifra es correcta Lo seguro es que la Brigada Badr es el principal instrumento de Irán en Irak Es el brazo armado de la Asamblea Suprema de la Revolución Islámica de Irak (ASRII), una de las fuerzas políticas chiitas en el poder en Irak cuyos líderes vivieron años exiliados en Irán La Brigada Badr fue creada, entrenada y financiada por el gobierno de Teherán Está muy estructurada y es sumamente disciplinada Su modelo son los Guardianes de la Revolución de Irán, también conocidos como Pasdaran Las autoridades iraquíes dicen que han integrado a la Brigada Badr en las fuerzas de seguridad del país En realidad la convirtieron en una tropa especial del Ministerio del Interior Goza de un estatus propio, actúa con mucha independencia y recientemente multiplicó sus ataques sectarios contra los chiitas sin provocar reacción alguna de parte del gobierno Varias organizaciones armadas sunitas crearon comandos específicos que se dedican exclusivamente a librar combates feroces contra la Brigada Badr y contra el Ejército Mahdi, que son también blancos de operativos de los mártires de Al Qaeda El Ejército Mahdi es un caso muy especial en Irak Está dirigido por Muktada al Sadr, descendiente de relevantes líderes religiosos chiitas, hijo del gran ayatola Muhamad Sadeq al Sadr, asesinado por Sadam Hussein Muktada logra la proeza de desafiar simultáneamente a la administración Bush, a los gobiernos de Irán e Irak y a Al Qaeda, al tiempo que aterra a la comunidad sunita Harling se explaya sobre el Ejército Mahdi, al que dedicó uno de sus tres informes sobre Irak A pesar de tener una formación religiosa bastante rudimentaria, el joven Muktada ?nacido en 1974, según su biografía oficial? se ha convertido en uno de los actores más complejos del escenario político iraquí, dice el investigador del ICG ¿El secreto de su popularidad? El Ejército Mahdi aglutina a las masas chiitas más desfavorecidas que la nueva élite de su propia comunidad instalada en el poder por Washington buscó mantener marginada política y económicamente, tal como lo había hecho el régimen de Hussein El Ejército Mahdi es a la vez una milicia y un explosivo movimiento social con presencia en casi todas las regiones chiitas Tiene fama de incontrolable e imprevisible Carece de disciplina interna y de organización rigurosa Varios de sus dirigentes parecen actuar en forma autónoma Muktada al Sadr se dio a conocer en los primeros momentos de la ocupación de Irak, al enfrentarse militarmente con las tropas de la Coalición en su feudo de Sadr City (exSadam City), una gigantesca ciudad perdida de Bagdad que alberga a alrededor de 2 millones de personas, en su mayoría chiitas En ese caso también las cifras son aproximadas Luego, en 2004, libró violentos combates contra los soldados estadunidenses en Nadjaf, la ciudad religiosa más importante de Irak Sólo la intervención del ayatola Al Sistani, principal guía espiritual del país, lo obligó a abandonar las hostilidades contra los soldados estadunidenses y lo convenció de entrar en el juego político Actualmente el Ejército Mahdi controla varios ministerios, todos relacionados con asuntos sociales y de la salud, y tiene 32 diputados entre los 275 que integran el Parlamento Eso no significa que ese movimiento, cuya violencia es legendaria, haya limitado sus actividades al juego democrático En realidad la situación del ejército de Mahdi ilustra perfectamente el caos inextricable que prevalece en Irak Profundamente nacionalista y populista, hostil al establishment proestadunidense y proiraní, así como a los dirigentes kurdos ?todos los cuales se reparten el poder actualmente en el país?, Al Sadr no comparte nada con el gobierno en el que participa, salvo el odio hacia los sunitas Se opone a toda partición del país El joven líder extremista usa los ministerios que le fueron confiados para favorecer a sus seguidores y como fuente de ingresos para su ejército Sus milicianos se encuentran cada vez más involucrados en ataques contra grupos armados y civiles sunitas Actúan casi con impunidad La semana pasada "bajo presión de Washington, que lleva casi cuatro años soñando con borrar del mapa iraquí al Ejército Mahdi y a Muktada al Sadr, el gobierno afirmó que detuvo a 400 de sus milicianos y a unos de sus dirigentes Eso no significa nada Muy pronto serán liberados Gestos simbólicos de ese tipo hubo muchísimos en los últimos años", comenta Harling, convencido de que las autoridades iraquíes dejan que el Ejército Mahdi haga el trabajo sucio contra los sunitas Además de considerar los recursos de los ministerios que controla como propios, el Ejército Mahdi realiza todo tipo de lucrativas actividades criminales Los secuestros son una de ellas, pero las milicias de Al Sadr tienen una especialidad macabra: la venta de cadáveres Harling recogió un testimonio escalofriante: la familia de un médico sunita aceptó desembolsar 20 mil dólares para liberar a su hijo El padre fue asesinado en el momento en que pagaba el rescate Los secuestradores pidieron 5 mil dólares más para entregar los cuerpos del hijo y del padre "El caso no es aislado y es muy revelador de la descomposición total de Irak Desafortunadamente los coches bombas son sólo la forma más visible de esa violencia generalizada que gangrena a todo el país" Otra especialidad del Ejército Mahdi: la confiscación de los bienes de los sunitas masacrados u obligados a dejar sus viviendas El tráfico de petróleo, armas y bienes que llegan a los puertos ubicados en sus zonas de influencia enriquece también a la milicia, así como todo tipo de impuesto que exige a cambio de su protección Los grupos meramente criminales que hoy pululan en Irak son otro factor de violencia Según las regiones en las que actúan tienen que rendir cuentas a las organizaciones armadas sunitas o a las milicias chiitas A veces colaboran con ellas Otras les pagan para poder perpetrar sus actividades ilícitas Combatientes sunitas y chiitas, así como mafiosos iraquíes, enfrentan también la competencia de mercenarios contratados por empresas de seguridad extranjeras Se trata de un verdadero ejército privado de entre 20 y 30 mil hombres que actúa fuera de todas las leyes iraquíes e internacionales Protegen sitios económicos sensibles, sobre todo los petroleros, son guardaespaldas, escoltan convoyes y consideran a Irak como una jungla donde todo es posible Algunos tienen sitios en internet en los que difunden sus proezas filmadas con teléfonos celulares Entre las páginas web destaca una escena breve que muestra a mercenarios circulando en un vehículo todoterreno por calles de una ciudad Se divierten disparando contra los paseantes Fuera de sus actividades oficiales, la mayoría está metida de lleno en múltiples actividades de contrabando Harling platicó con traficantes de petróleo de Basora que se quejaban amargamente de la competencia de estos matones a sueldos Un grupo de ellos contaba con la complicidad de intérpretes kuwaitíes contratados por el ejército británico para llevar a cabo contrabando de oro negro Por si eso fuera poco, las tribus y los clanes, componentes capitales de la sociedad iraquí, armados todos hasta los dientes, también participan en la violencia generalizada En realidad, parte de ellos están desgarrados porque, con el paso del tiempo, se habían convertido en entidades mixtas suno-chiitas Lo mismo ocurre con miles de familias de clase media sacudidas por duelos, hostigamientos y venganzas Harling concluye: "En realidad es difícil imaginar el abismo en el que está cayendo Irak La supuesta nueva estrategia de George W Bush no podrá impedir que la situación empeore con el riesgo de una dinámica explosiva en toda la región" ?

Comentarios