Persisten índices de criminalidad: CNDH

viernes, 19 de octubre de 2007
Mérida, Yuc , 18 de octubre (apro)- El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), José Luis Soberanes Fernández, lamentó que el gobierno mexicano deba destinar mayores recursos para combatir el crimen organizado que a rubros prioritarios como educación, salud y alimentación No obstante, reconoció que ante el clima de violencia que flagela al país, esa lucha debe librarse, pues la principal demanda de los mexicanos es la seguridad, empero, subrayó, es innegable que el Estado mexicano y las instituciones encargadas de perseguir el delito no han logrado revertir los índices de criminalidad "Lamentablemente corremos el riesgo de percibir como normales las manifestaciones de violencia y las conductas antisociales que se presentan diariamente", acotó, y resaltó que "las víctimas son un eslabón más en la cadena de la impunidad; representan la desilusión que genera nuestro sistema de justicia" De visita aquí, donde en compañía de la gobernadora Ivonne Ortega Pacheco inauguró la I Reunión Regional de Instituciones de Atención a Víctimas del Delito, Soberanes destacó que los agraviados y ofendidos, además de sufrir la agresión del delincuente en su integridad, su familia o su patrimonio, no ejercen a plenitud sus derechos, pues mientras los delincuentes cuentan con abogados o defensores de oficio, las víctimas suelen no ser bien atendidas por los servidores públicos Por ello se pronunció por la creación de un instituto similar al de la defensoría pública, pero cuyo objetivo sea atender a los agraviados y ofendidos del delito, y adelantó que un proyecto en ese sentido ya fue presentado al Legislativo Señaló que como parte de su misión fundamental, la CNDH "se ha preocupado por las personas afectadas por el crimen y sus derechos, para lo cual se han diseñado estrategias y ejecutado acciones para hacer valer esos derechos y vigilar su aplicación", y refirió que la "Red de Atención Integral a Víctimas del Delito es un mecanismo interinstitucional que servirá para proporcionar ayuda oportuna a los agraviados, así como atención legal, médica y psicológica" Y sostuvo que "la sociedad que anhelamos puede ser una realidad si promovemos y difundimos una cultura de derechos humanos incluyente, que propicie la denuncia de los ilícitos por encima de cualquier temor, y que proteja a las víctimas" Durante esta gira de trabajo, el ombudsman también firmó convenios de colaboración para capacitar en materia de derechos humanos a personal de seguridad pública y procuración de justicia y para la organización de un diplomado, acto en el que dijo que la educación propicia que las personas se transformen en ciudadanos cuya participación no se agote en el sufragio, sino que hagan valer sus derechos

Comentarios