Sale ilesa de atentado la juez Beatriz Elena Moreno

viernes, 19 de octubre de 2007
* Llevó el proceso del líder sindical Salvador Gámez, "el zar de los contratos de protección", a quien dejó en libertad México, D F, 18 de octubre (apro)- La licenciada Beatriz Elena Moreno, juez 56 Penal con sede en el reclusorio Oriente, salvó la vida y resultó ilesa tras un frustrado atentado al ser baleada desde un auto en marcha La funcionaria judicial viajaba a bordo de una camioneta Jeep, color rojo, cuando un vehículo se le emparejó sobre prolongación Periférico Sur La juez Moreno se dirigía a sus oficinas ubicadas en las inmediaciones del Reclusorio Oriente Según versiones policiales, una de las dos personas que tripulaba un vehículo compacto disparó un arma de fuego en dos ocasiones cuando ambas unidades estaban en movimiento Uno de los impactos pegó en el parabrisas, sin embargo, la juez resultó ilesa Moreno, entre otros muchos casos, tuvo en sus manos el proceso en contra del líder sindical Salvador Gámez Martínez ?conocido como el "zar de los contratos de protección"--, a quien puso en libertad en una decisión que quedó envuelta en la sospecha La impartidota de justicia aprovechó la ausencia del Secretario de Acuerdos del Juzgado 15 Penal, Miguel Ángel Pérez, que se encontraba de vacaciones, y ordenó la libertad del líder sindical, acusado de corrupción de menores En un reportaje publicado en el número 1488 de la revista Proceso, en mayo del 2005, el periodista Raúl Monge, describe al líder sindical como un profesional del abuso: En la cúspide de su riqueza ilícita, creada con ayuda oficial en los últimos gobiernos priistas y consolidada con la política laboral del "gobierno del cambio", el líder de sindicatos al servicio de los patrones, Salvador Gámez Martínez, cayó en manos de la policía capitalina por su "pasatiempo": el abuso sexual contra menores de edad Gámez Martínez fue detenido el 20 de abril de 2005, cuando salía del inmueble ubicado en la calle de Doctor Olvera número 119, colonia Doctores, en compañía de dos jovencitas: Norma y Yunué "Cuando escuchó que pesaban sobre él no menos de tres denuncias penales relacionadas con el presunto delito de corrupción de menores, las piernas le flaquearon al fundador de la Federación Sindical Coordinadora Nacional de Trabajadores (FSCNT), que ostenta la titularidad de 2 mil contratos colectivos de trabajo de "protección" --los cuales benefician más a los patrones que a los trabajadores-- y representa a casi 350 mil empleados en todo el país" Pero ahora se sabe que Gámez Martínez no sólo se dedicaba profesionalmente a explotar a los trabajadores En sus ratos libres buscaba la oportunidad de fotografiar desnudas y mantener relaciones sexuales con jovencitas, menores de edad preferentemente Según consta en la indagatoria que integró en su contra la Fiscalía para Delitos Sexuales de la procuraduría capitalina por presunta corrupción de menores, personas a su servicio se encargaban de reclutar a las adolescentes y llevarlas a su departamento de la colonia Doctores, donde incluso tenía una cama de masajes Así fue como cayó al menos una de las tres denunciantes, de apenas 15 años de edad La joven trabajaba como empacadora en la tienda Wal-Mart ubicada en Fray Servando Teresa de Mier, colonia Balbuena Desde la nada, el abogado laboralista de 65 años de edad logró fincar su feudo sindical: la Coordinadora Nacional de Trabajadores (CNT), que después pasaría a ser Federación Sindical Para ello contó con la ayuda y protección de Arsenio Farell Cubillas, el secretario del Trabajo en los sexenios de Miguel de la Madrid y Carlos Salinas de Gortari

Comentarios