La "Iniciativa de Mérida" no implica participación de tropas de EU en México: SRE

martes, 23 de octubre de 2007
México, D F, 22 de octubre (apro)- La Secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa, negó que el programa de cooperación entre México y Estados Unidos para combatir el narcotráfico y la delincuencia organizada, denominado "Iniciativa de Mérida", contemple la participación en territorio mexicano de tropas y personal militar del ejército estadunidense En conferencia de prensa ofrecida en la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Espinosa negó también que el programa incluya la asistencia de agencias privadas de seguridad ni de sus asesores Este lunes, el presidente de Estados Unidos, George W Bush pidió al Congreso federal estadunidense aprobar un fondo de 500 millones de dólares para este año fiscal para financiar la "Iniciativa de Mérida" Espinosa rechazó, así mismo, que el proyecto signifique "asistencia financiera a México", pues se trata de una "transferencia de recursos"; y señaló que "no se prevé la comparencia de funcionarios mexicanos" en las audiencias que celebrará el Congreso estadunidense para aprobar dicho monto Este programa bilateral ?que algunos medios de prensa llamaron "Plan México" y que la cancillería rebautizó como "Iniciativa de Mérida"? inaugura "una nueva etapa en la cooperación" entre México y Estados Unidos que servirá para "atacar de mejor manera el crimen organizado", señaló la Canciller "Permitirá que ambos países enfrenten con mayor eficacia la amenaza común de la delincuencia organizada trasnacional", pues "se trata de tener más y mejores herramientas para proteger a la población" de las acciones de organizaciones delictivas, explicó Espinosa Por su parte, Tony Garza, embajador de Estados Unidos en México, declaró que esta iniciativa "representa un cambio fundamental tendiente a reforzar nuestra alianza estratégica" con México Y consideró que se trata del "proyecto más agresivo que jamás se ha propuesto para combatir a los cárteles mexicanos de la droga" Tanto Espinosa como Garza comentaron en declaraciones por separado que el presidente Bush llamó por teléfono a su homólogo mexicano Felipe Calderón para comunicarle que había presentado al Congreso de Estados Unidos un presupuesto de 500 millones de dólares "como parte de un programa de mil 400 millones de dólares para apoyar la cooperación con México en asuntos de seguridad", precisó Garza De acuerdo con la declaración conjunta de los gobiernos de México y Estados Unidos, "la ?Iniciativa de Mérida? representa un nuevo y más intenso nivel de colaboración que marca el comienzo de una nueva etapa en nuestra cooperación bilateral que caracteriza la sólida relación que existe entre ambos países" El documento ?de tres cuartillas y media, distribuido al mismo tiempo en México y en Estados Unidos? señala que México "fortalecerá sus capacidades operacionales para combatir más eficazmente a los narcotraficantes y al crimen organizado" Y Estados Unidos, por su parte, "intensificará sus esfuerzos para enfrentar todos los aspectos relacionados con el tráfico de drogas (incluyendo la demanda) y continuará combatiendo el tráfico de armas y de dinero en efectivo hacia México" Señala, además, que "los dos países aumentarán la cooperación, la coordinación y el intercambio de información para compartir a las organizaciones criminales en ambos lados de la frontera" En un comunicado emitido por la embajada de Estados Unidos en México, Garza señaló que el programa "evitará la entrada y distribución de drogas ilegales, al igual que las amenazas del terrorismo internacional" Insistió en que esta iniciativa "le dará a México y a Centroamérica ?para cuyos países del área el Congreso estadunidense podría aprobar 50 millones de dólares adicionales?acceso a herramientas, entrenamiento y técnicas adicionales que les permitirán iniciar una nueva época en lo que concierne al crimen organizado" El embajador señaló que "la violencia causada por el narcotráfico se ha esparcido rápidamente en México, el cual se ha convertido en un país consumidor, a la vez que funge como trampolín primario para las drogas ilícitas que entran a Estados Unidos" Para Washington, señalo, "la más importante medida que podemos tomar es aliarnos con el presidente Calderón en su lucha contra la creciente violencia" Y agregó: "Los mexicanos comprenden lo que está en juego y se dan cuenta que la seguridad es tan prioritaria para ellos como para nosotros" Durante la conferencia de prensa en la sede de la cancillería mexicana, Espinosa señaló que los recursos que eventualmente sean aprobados por el Congreso estadunidense serán destinados para: --Equipos y programas informáticos, así como otras tecnologías para el procesamiento de datos, el análisis y seguimiento de casos, así como técnicas de investigación --Equipos de inspección no invasiva (sic) y otros sistemas modernos para la detección de armas, explosivos y drogas --Capacitación y entrenamiento especializado para operar los quipos y tecnología de punta, así como programas de actualización profesional y "control de confianza" (sic) --Aeronaves para transporte de personal, vigilancia y patrullaje La canciller se negó a precisar la distribución de los recursos en cada una de los anteriores puntos Sólo mencionó que el tema de las aeronaves ocupará "un monto significativo" debido al costo de los helicópteros Y señaló que algunas de éstas serán operadas por miembros de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina Señaló que "dado el carácter trasnacional del fenómeno del narcotráfico" y "debido a la vecindad geográfica y las dimensiones del problema, la cooperación con el gobierno de Estados Unidos es indispensable" Recordó que la iniciativa del programa surgió del presidente Calderón, quien lo propuso a su homólogo estadunidense durante la reunión que ambos sostuvieron en la ciudad de Mérida en marzo pasado Señaló que después de un año de "consultas técnicas y políticas", finalmente "esta mañana" ambos presidentes conversaron telefónicamente sobre la solicitud de recursos que presentó Bush al Congreso de Estados Unidos Los fondos por 500 millones de dólares para el año fiscal 2008 forman parte de un monto global de mil 400 millones para los próximos dos años

Comentarios