Asesinados, el comandante operativo y un agente de la DEI en Durango

viernes, 26 de octubre de 2007
* La unidad en la que viajaban recibió más de 100 disparos de AK-47 desde dos camionetas México, D F, 25 de octubre (apro)- A 48 horas de su nombramiento, el comandante operativo de la Dirección Estatal de Investigación (DEI) de Durango, Luis Ricalday Vargas, fue asesinado ayer junto con el agente Manuel Santacruz Gutiérrez, por un grupo de desconocidos, en la capital del estado Los hechos ocurrieron en el libramiento San Ignacio, alrededor de las 17:00 horas del miércoles, cuando a la altura del fraccionamiento Eucaliptos, dos camionetas ?una color vino y otra blanca-- dieron alcance a la unidad 223 de la DEI, que era conducida por el agente Santacruz Gutiérrez, de 38 años de edad, y de las que dos comandos dispararon más de 100 balazos de rifle AK-47, conocidos como "cuernos de chivo" Durante la balacera resultó herido un agente de la DEI, de quien no se proporcionó el nombre, y el recién nombrado comandante operativo, Luis Ricalday, de 51 años de edad, así como el conductor Santacruz Ricalday Vargas era sobrino del actual procurador de Justicia en Durango, Jesús Vargas Quiñónez; mientras que Manuel Santacruz, era esposo de la vocera de la DEI, Ivone Rodríguez El vocero de la Procuraduría de Justicia, Rubén López Gallegos, dio a conocer que se citó a declarar al director de la corporación, Jesús Alberto Alejo Núñez, para que respondiera sobre una posible relación con el narcotráfico Ricalday Vargas, fue comandante de la DEI en los primeros meses del año en el municipio de Gómez Palacio Durango, municipio en donde desde el año pasado se han registrado varios asesinatos Cerca de las siete de la noche del mismo miércoles, en la colonia Luz y Esperanza fue localizada una de las camionetas utilizadas para perpetrar el asesinato Según versiones de los vecinos, del vehículo bajaron tres sujetos que portaban rifles de asalto y de inmediato abordaron otro automóvil, del cual no se especificaron las características Minutos antes de la balacera, la unidad 223 solicitó refuerzos a sus compañeros porque, al parecer, era perseguida por una camioneta X-Trail, de color gris, sin placas de circulación, pero cuando se disponían a apoyarlos se perdió la comunicación

Comentarios