Blanca Nieves y los siete enanos

lunes, 29 de octubre de 2007
México D F, 29 de octubre (apro)-Por tercera ocasión, desde su fundación en 1955, la reconocida compañía eslovena (surgida originalmente en la desaparecida Checoslovaquia) Teatro Mladinsko visitó nuestro país para presentarse en el 35 Festival Internacional Cervantino y posteriormente el Teatro de la Ciudad de México, con uno de sus más recientes espectáculos: Blanca Nieves y los siete enanos Se trata de una versión lúdica y creativa del cuento clásico de los hermanos Grima, que en la propuesta de Mladinnsko no requiere de palabras para ser contado El excelente trabajo corporal de los bien entrenados actores que integran ésta compañía dirigida por Vito Taufer, es suficiente para narrar esta historia de la ancestral lucha entre el bien y el mal Desafortunadamente, este trabajo fue promovido por el Festival Cervantino como un espectáculo para niños mayores de 12 años, cuando en realidad se trata de una puesta en escena que puede ser disfrutada también por niños pequeños, sobre todo porque no hay diálogos de por medio ni utilización de superitulaje, y sí en cambio destreza y expresividad histriónica Esta historia, que se hiciera famosa mundialmente por la versión de los Estudios Disney, en la versión teatral de Mladinsko adquiere dimensiones más expresivas que exploran diversos arquetipos culturales del bien y el mal Incluso, los "tiernos" enanitos de la versión Disney aquí son presentados con características más humanas como el egoísmo y el abuso; es decir, más apegados a la realidad de la vida cotidiana Pero al mismo tiempo recrea la atmósfera mágica del cuento original, entre otras cosas a través de la proyección en video del espejo parlante de la madrastra de Blanca Nieves, así como una serie de movimientos, gesticulaciones y expresiones guturales que ceden la palabra a la teatralidad: iluminación, silencio, desplazamientos actorales e imágenes fantásticas A diferencia de lo que ocurre en la película de dibujos animados, aquí vemos a unos enanos abusivos que obligan a Blanca Nieves a que haga el quehacer de la casa, cocine y lave su ropa; es decir, la pequeña princesa que es presentada como una niña ingenua y mimada, se convierte en la sirvienta de los enanos que, a pesar de sus arbitrariedades, son el principal atractivo del montaje, con sus muy diversas caracterizaciones que transitan entre lo fársico y lo ridículo, elementos que siempre provocarán la risa del público Teatro Mladinsko fue fundado como el primer teatro profesional para niños y jóvenes en su país Sin embargo, a partir de 1978 se reestructuró para combinar una audaz experimentación teatral con un programa político provocativo Su objetivo es transportar al público a mundos de sueños y deseos, donde las personas no puedan ser destruidas por la depravación, la ideología, la economía y la tecnología Su transformación, pues, estuvo encaminada a crear un organismo teatral enfocado a aquello que no fuera convencional, sino que se alejara completamente de las representaciones clásicas: un nuevo promotor de la ética, la estética y la imaginación en el escenario, como lo muestran en su versión de Blanca Nieves y los siete enanos

Comentarios