Formal prisión, al Tigre

martes, 9 de octubre de 2007
* Delincuencia organizada, delitos contra la salud y lavado de dinero, los cargos México, D F, 8 de octubre (apro)- Un juez federal del Estado de México declaró formalmente preso, sin libertad bajo fianza, al colombiano Juan Diego Espinosa Ramírez El Tigre, pareja sentimental de Sandra Ávila, La Reina del Pacífico, como presunto responsable de delitos contra la salud y tráfico de estupefacientes La PGR acusa a Espinosa Ramírez y a Ávila Beltrán de liderar una organización delictiva que durante la última década se encargó de controlar el trasiego de cocaína, desde Colombia a México y Estados Unidos, especialmente abasteciendo al cártel de Sinaloa, de Joaquín El Chapo Guzmán Con los elementos aportados por la representación social, el Juzgado Primero de Distrito en Procesos Penales Federales de Toluca dio inicio este lunes al juicio contra el presunto narcotraficante, por los cargos de delincuencia organizada, delitos contra la salud y operaciones con recursos de procedencia ilícita, o lavado de dinero Según la averiguación previa 663/MPFFEADS/2002 ?iniciada en contra de la organización de La Reina del Pacífico?, la PGR logró establecer que El Tigre movilizaba unas 30 toneladas de cocaína mensualmente hacia Estados Unidos Con esta determinación, el colombiano permanecerá preso en el penal del Altiplano, en el Estado de México, al menos durante todo el periodo en que se le instruya el proceso penal A Espinosa le dictaron la formal prisión hasta este lunes porque, a diferencia de La Reina del Pacífico, él solicitó al juez duplicar el término de tres a seis días para que estudiara su caso y evaluara las pruebas de descargo que le presentaría el supuesto narcotraficante A Ávila Beltrán le dictaron la formal prisión el viernes en el Juzgado Decimoctavo de Distrito del Reclusorio Norte Larga es la historia de Espinoza Ramírez en el mundo del tráfico de drogas: proviene, según la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), del cartel del Norte del Valle, Colombia, de donde fue enviado a México para agrupar una célula dedicada tanto a la recepción de droga como al lavado de dinero El cartel del Norte del Valle es una de las organizaciones colombianas más importantes, con amplias redes de operación en México y con clientes poderosos, como El Chapo Diego Espinosa llegó a México con el sello de proveedor del cártel del Milenio, pero tan pronto se relacionó con Sandra Ávila Beltrán alcanzó su mayor etapa de esplendor, a tal grado que movilizaba unas 30 toneladas de cocaína mensualmente hacia Estados Unidos No sólo eso: la empresa criminal disponía de una amplia red de mujeres, todas ellas presuntamente reclutadas por Ávila Beltrán, a través de la empresa de masajes y bronceado Electric Beach, quienes realizaban viajes frecuentes a Colombia y otros destinos de Sudamérica para entregar maletas de dólares que, en realidad, eran los pagos que enviaba El Tigre a sus proveedores y paisanos Sin embargo, las actividades del Tigre comenzaron a conocerse por errores y algunas huellas que dejaron sus actividades Por ejemplo, en una ocasión, en el 2001, fue avisado por autoridades a su servicio que estaban a punto de entrar a su residencia, en Zapopan, Jalisco Tan rápido se retiró, que dejó olvidado un álbum con fotografías, en las que aparece su socio, Ismael Zambada García, sus hermanos ?uno de ellos se llama Mauricio? y familiares de Sandra Ávila Beltrán De esta forma, la PGR pudo conocer que la organización del Tigre estaba vinculada al cártel de Sinaloa, pues confirmaron que había una relación sentimental entre la llamada Reina del Pacífico y Espinosa Ramírez

Comentarios