El "cártel de Pemex" saquea a la paraestatal

domingo, 11 de noviembre de 2007
Además de los graves problemas que enfrenta Pemex por falta de inversiones en infraestructura, la corrupción y el tráfico de influencias le ocasionan pérdidas millonarias y dramáticos descensos en los índices de producción Autor de una de las varias denuncias acerca de estos hechos que han sido presentadas ante diversas instancias del gobierno federal, José Daniel de la Cruz, exsubdirector de Proyectos de la petroquímica Pajaritos, cuenta a Proceso la forma en que la paraestatal está siendo saqueada por una mafia de funcionarios que identifica como "el cártel de Pemex" COATZACOALCOS, VER- "A partir de mañana estás jubilado?Y nos vale madre tu antigüedad", dijo en tono seco Óscar Alemán, quien en 2003 fungía como gerente de Recursos Humanos del complejo petroquímico Pajaritos José Daniel de la Cruz Chung, subdirector de Proyectos de esa planta de Petróleos Mexicanos (Pemex) y quien entonces tenía 20 años de antigüedad en la empresa, se quedó atónito ?¿Por qué me quieren jubilar? ?increpó al funcionario ?Mañana te presentas a firmar estés o no de acuerdo, o te atienes a las consecuencias ?le advirtió Alemán, quien según De la Cruz le cerró la puerta en la cara y en lo sucesivo se negó a recibirlo Desde hacía tiempo, De la Cruz se había dedicado a reunir pruebas documentales sobre el derroche y la corrupción que, sostiene, impera en las petroquímicas El objetivo: evidenciar lo que él mismo llama "el saqueo de la paraestatal" Y considera que por este motivo lo despidieron De 2003 a la fecha, De la Cruz interpuso ante diversas instancias una serie de denuncias en torno a las irregularidades que detectó: la Contraloría Interna de Pemex, la Presidencia de la República ?tanto en el sexenio de Vicente Fox como en la actual administración? y la Secretaría de la Función Pública, esta última ya bajo la titularidad de Germán Martínez Cázares, actual candidato a la presidencia nacional del PAN, de quien afirma: "Sirvió de tapadera Nunca atendió las denuncias, a pesar de que están debidamente documentadas" Desilusionado por el burocratismo "y la falta de compromiso del presidente Felipe Calderón para combatir la corrupción en Pemex", De la Cruz dice: "Todos me cerraron las puertas" Para este exempleado de la paraestatal, no hay "la menor duda": En Pemex "opera una mafia que llegó para repartirse los grandes contratos y hacerse millonaria" Y asegura que todo aquel empleado que se atreve a denunciar la corrupción, "de inmediato es jubilado, como me ocurrió a mí, o es amenazado con enfrentar delitos, para lo cual los altos funcionarios de Pemex utilizan a la Contraloría Interna o a la misma Secretaría de la Función Pública, que no es otra cosa que un instrumento de cobijo y de represión al mismo tiempo" En 2003, el exsubdirector de Proyectos de Pajaritos entabló una demanda laboral contra la compañía El proceso legal sigue abierto hasta ahora Pero el caso, asegura, se encuentra estancado "En cuatro años ha ido de escritorio en escritorio, pues los abogados de Pemex se lo turnan sin emitir ningún fallo" Con la finalidad de exhibir la corrupción que afecta a la empresa, De la Cruz emprendió el camino de la denuncia Como parte de ello, integró ya un amplio expediente en el que, entre otros malos manejos, documenta el tráfico de influencias en Pemex-Petroquímica, que involucra a decenas de funcionarios y empresas nacionales y extranjeras relacionadas con múltiples negocios, errores, obras inconclusas y planeaciones "de mala fe" En tan sólo tres años, sostiene, estas irregularidades le han provocado a la petrolera un quebranto patrimonial superior a los 100 mil millones de dólares Asegura que este quebranto financiero se debe a fallas, vicios y despilfarros en los complejos petroquímicos de Pajaritos, Morelos, Cangrejera y Cosoleacaque, todos ellos ubicados en los municipios de Coatzacoalcos, Minatitlán y demarcaciones aledañas del sur de Veracruz, donde se asientan las instalaciones petroleras más importantes del país Petroquímicas en ruinas Con base en documentos cuyas copias tiene este semanario, De la Cruz refiere que todo comenzó cuando, como subdirector de Proyectos de la planta de Pajaritos de Pemex, se enteró de la corrupción que prevalecía en la subsidiaria Pemex-Petroquímica, una de las industrias más boyantes y de la que depende la producción de amoniaco, base para la elaboración de fertilizantes agrícolas Las plantas de este complejo también producen polietilenos, telas, una amplia variedad de plásticos, hules y hasta medicamentos A pesar de los diversos proyectos que se han concebido para reactivarla, puestos en marcha de 1997 a la fecha, en poco menos de 10 años la industria petroquímica tocó fondo Mala planeación, obras inconclusas, tráfico de influencias, contratos amañados, despidos masivos de ingenieros y técnicos calificados, fallas técnicas y una creciente inseguridad laboral la mantienen prácticamente al borde de la quiebra Cifras contenidas en las denuncias interpuestas por De la Cruz ilustran de manera contundente la caída de la producción De un total de 2 millones 600 mil toneladas de productos petroquímicos (entre éstos amoniaco) que producían las plantas de Pemex entre 1997 y 1998, ahora se producen 400 toneladas anuales, según las estimaciones; es decir, la producción decayó en alrededor de 85% Este golpe sumió a México en la dependencia respecto del exterior: de ser líder productor en petroquímica, ahora depende de las importaciones, principalmente de las provenientes de Rusia Lo anterior ha significado la existencia de un mercado en el que predominan las importaciones amañadas a costos excesivos, así como las compras innecesarias Esa dependencia tiene una explicación: 35 plantas petroquímicas han cerrado en el país en menos de una década, por lo que la producción cayó en forma estrepitosa De 12 mil millones de toneladas generadas en el 2000 ahora sólo se produce la mitad Documentos con los que cuenta este semanario indican que las petroquímicas de Camargo, en Chihuahua, y de Salamanca, Guanajuato, están cerradas; Cosoleacaque ?una de las más productivas hasta finales de los noventa? tiene desmanteladas seis de sus siete plantas productoras de amoniaco Sólo una de ellas está en operación Luego del cierre casi total de Cosoleacaque, explica De la Cruz, brotaron vicios y fallas En este complejo operaba una planta de hidrógeno, conocida como Xileno, que cubría las necesidades que el complejo tenía de este elemento Sin embargo, al ser canceladas seis de las siete plantas, altos directivos de Pemex decidieron cerrar y casi destruir la de hidrógeno Y ahora que la empresa está reconfigurando la refinería de Minatitlán, situada a pocos kilómetros de Cosoleacaque, los funcionarios se percataron de que requerirán una planta de hidrógeno "Lo más grave ?dice De la Cruz? es que el proyecto de reconfiguración de Minati-tlán tendrá que incluir una nueva planta de hidrógeno que podría tener un costo de unos 45 millones de dólares ¿Acaso esto no es un crimen, cuando pudieron haber aprovechado la planta que está en Cosoleacaque?" La crisis de esta última petroquímica ?que se pretendió privatizar en el sexenio de Ernesto Zedillo? derivó en una catástrofe laboral: de un total de 2 mil 500 obreros que trabajaban ahí hasta 2003, sólo quedan mil y más de la mitad labora bajo amenazas constantes de despido Barril sin fondo "Se alinean o se van", suelen decir los jefes de la planta, quienes, según obreros consultados, tienen órdenes de no hablar de la crisis ni de la corrupción que impera en el complejo En marzo de 2003, el gobierno de Vicente Fox, que solapó la corrupción en Pemex por medio de amigos y presuntos socios, destinó 130 millones de dólares al reforzamiento de la planta Clorados III, ubicada en Pajaritos El objetivo de esta inyección de capital consistía en ampliar la capacidad de producción, de 205 mil toneladas a 405 mil Sin embargo, dice De la Cruz, el proyecto resultó un fracaso, pues ahora no se producen ni 275 mil toneladas Mediante el oficio 2131/2007, entregado a la Contraloría Interna de Pemex, y por medio de otra denuncia (folio 210028828-4) presentada ante la Presidencia de la República, trabajadores de la petroquímica acusan a altos funcionarios de la paraestatal, entre ellos al director general de Pemex- Petroquímica, Rafael Beverido Lomelín, de bloquear las demandas sobre el tráfico de influencias y las anomalías en esa subsidiaria Los denunciantes sostienen que este funcionario fue pieza clave en el desmantelamiento de las plantas y la asignación de contratos millonarios a empresas extranjeras durante el sexenio foxista Y no obstante el cúmulo de denuncias que enfrenta, tanto el director de la paraestatal, Jesús Reyes Heroles, como el presidente Felipe Calderón, "no tuvieron ningún inconveniente en ratificarlo en el cargo", acusan Según De la Cruz, a Beverido se le achaca la responsabilidad de las fallas ocasionadas por la supuesta modernización efectuada en la planta procesadora conocida como Swing del complejo Morelos El exsubdirector de proyectos de Pajaritos explica que, para realizar esa obra, se licitó un contrato, el cual se le asignó a una compañía japonesa El objetivo era que dicha planta produjera polipropileno (un tipo de plástico) Lo más grave, añade, es la corrupción que salió a flote a raíz de esta licitación, pues se presentaron dos presupuestos ?uno de 100 millones de dólares y otro de 60 millones de dólares? y Pemex optó por el más alto Pero eso no fue todo, pues cuando la obra estaba muy avanzada los funcionarios de la paraestatal detectaron que el proyecto no incluyó las bodegas para almacenar los materiales ni contaba con los sistemas de envasado y transporte de las sustancias producidas Para hacer esta obra adicional se invertirán alrededor de 70 millones de dólares Indiferencia Tanto De la Cruz como otros ingenieros de Pemex presentaron sus denuncias durante el sexenio de Vicente Fox, las cuales quedaron registradas tanto en la Presidencia de la República como en la Secretaría de la Función Pública en los expedientes Pemex-Petroquímica (DE027/AC/lX/2003), Petroquímica Cosoleacaque (DE/019/2003), Petroquímica Cangrejera (DE 016/2003), Petroquímica Morelos (DE 016/2003) y Petroquímica Pajaritos (QD-006/2001, DE-007/2003), DE 008/2003, DE 016/2003 y RES-003/2003) El gobierno foxista concluyó sin que se realizara una sola investigación al respecto Tampoco hubo castigos ni sanciones Lo que sí hubo, en cambio, fueron despidos masivos de ingenieros y técnicos calificados, muchos de ellos denunciantes de los hechos de corrupción señalados Semanas después de que Felipe Calderón ocupó la Presidencia de la República, los ingenieros petroleros reactivaron las denuncias, pues comentan que creyeron en las promesas de Calderón en el sentido de que acabaría con la corrupción dentro del sector público Los empleados de Pemex consultados por este semanario afirman sentirse decepcionados debido a las promesas incumplidas del presidente Calderón y a la falta de resultados por parte de la Secretaría de la Función Pública, cuyo extitular, Germán Martínez Cázares, utilizó "recursos dilatorios" para no actuar contra lo que los denunciantes llaman "el cártel de Pemex" y la "camarilla de funcionarios" que usufructúan con la paraestatal Después de varios meses de insistirle a Martínez Cázares ?quien hoy aspira a dirigir el Partido Acción Nacional? que investigara la corrupción en Pemex, el 6 de marzo de 2007 De la Cruz le envió un mensaje en el que le reclamó: Le envié hace unos días un correo electrónico, donde le comento del caso de Pemex Petroquímica y la red de corrupción a lo largo de la administración del Ing Beverido Como no he obtenido respuesta de ustedes, me tomo el atrevimiento de recordarle (que) hay sospecha de complicidad, pues todos los casos que le comenté están documentados Yo les puedo apoyar en la parte técnica y en la investigación y mostrarle el gran desfalco que han cometido los funcionarios Todos ellos han hecho a su modo las auditorías, cubriendo sus actos y el tráfico de influencias en la contratación de personal, cambiando los documentos de las funciones e inventando hasta títulos profesionales Espero que actúe y haga usted bien las cosas? Este y otros documentos fueron turnados a la Presidencia de la República El 21 de marzo pasado, Benigno Aladro Fernández, funcionario de la Red Federal de Servicio a la Ciudadanía, dependiente de la Secretaría Particular, giró el oficio 2100288828-4 al entonces secretario de la Función Pública, en el que detalla los términos de las denuncias presentadas por De la Cruz y, en nombre del presidente Felipe Calderón, le solicita ocuparse de éstas y darle cauce a las investigaciones correspondientes El mismo 21 de marzo se le notificó a De la Cruz que la Presidencia investigaría los hechos denunciados y "estarían pendientes del curso de las investigaciones" Desde entonces ha recibido decenas de cartas desde Los Pinos en las que se le ratifica el compromiso de investigar; "pero yo no veo ninguna acción concreta sobre mis denuncias", dice el exfuncionario del complejo Pajaritos Éxodo de técnicos e ingenieros A comienzos de 2008, al menos 5 mil exempleados de Pemex, entre ingenieros y técnicos calificados que tienen demandada a la paraestatal por despidos injustificados, se irán del país El gobierno de Venezuela, encabezado por Hugo Chávez, los invitó a trabajar a Petróleos de Venezuela, donde se construirán alrededor de 40 petroquímicas La mayoría de los ingenieros y técnicos fueron formados en Pemex "Nuestra preparación ?dice De la Cruz? tanto en la industria como en otros países adonde nos mandaron capacitar se la debemos a Pemex Pero la empresa dice que ya no nos necesita" Por lo pronto, algunos técnicos mexicanos viajan con frecuencia a ese país, pues están siendo contratados para asesorar a los petroleros venezolanos en tanto arrancan los proyectos petroquímicos Cuando esto ocurra, comenzará el éxodo de aquellos elementos que han sido desechados y humillados por Petróleos Mexicanos

Comentarios