Revelaciones de un "zeta"

domingo, 11 de noviembre de 2007
En forma sorpresiva, a finales de junio último las distintas células de "Los Zetas" en el país recibieron una orden del alto mando, entonces encabezado por Heriberto Lazcano, "El Lazca", que los obligó a soltar las armas por unas cuantas horas, destaca Proceso en su edición 1619 "Que todos los ?treinta y cinco? (como se le llama internamente a la tropa de ?Los Zetas?) y sus jefes se concentren en Matamoros, Tamaulipas Es urgente", decía el mensaje Transmitida en clave a través de radios de comunicación, la orden llegó a todos los integrantes de dicho grupo armado, quienes de inmediato viajaron a Matamoros Por esos días, tanto el cártel del Golfo como el de Sinaloa ?históricamente antagónicos? sentaban las bases para sellar un pacto que consistía en poner fin a la guerra entre ellos, repartirse el territorio y las principales rutas de trasiego de droga del país (Proceso 1600) Un sujeto que afirma haber sido miembro de "Los Zetas" y dice haber escapado de una casa de seguridad, donde estaba recluido, para evitar ser víctima de las pugnas internas de ese grupo armado, confirma a este semanario que los cárteles de Sinaloa y del Golfo pactaron en efecto varios acuerdos mediante un contrato firmado por ambas organizaciones Fugitivo hasta ahora y en espera de que la PGR lo acoja como testigo protegido, este individuo (quien pidió el anonimato por temor a ser asesinado) detalla en entrevista los pormenores de aquella negociación, publica Proceso en su número 1619

Comentarios