El pasado: Intrascendente

lunes, 12 de noviembre de 2007
México, D F, 12 de noviembre (apro) La incertidumbre parece ser la tónica de esta cinta dirigida por Héctor Babenco, protagonizada por Gael García Bernal, y no porque sea precisamente un thriller o una película de suspenso, sino porque uno no sabe bien si lo que está viendo es para reír o llorar El pasado, basada en la novela homónima de Alan Pauls, cuenta la trágica historia de Rimini (García Bernal), un traductor que, luego de romper con Sofía (Analía Couceyro), su pareja de 12 años, se involucra en dos relaciones con poco éxito: Primero se arrejunta con Vera, una hermosa modelo, después con una compañera de trabajo, la bella y madura Carmen (Ana Calentano), con quien llega a tener un hijo El fracaso de Rimini en sus amoríos es favorecido por el fantasma de Sofía, quien aparece constantemente en la vida del protagonista, a veces por casualidad, a veces en franca actitud de loca desquiciada, dispuesta a amarrar al susodicho Pero Rimini no sólo lucha con su molesto pasado, sino también con su actitud francamente adolescente, elementos que hacen de su vida y de sí mismo, una cosa sumamente patética: Rimini es un remedo de hombre que merece todo lo que le pasa El problema es que el lamentable estado del protagonista resulta, cuando no desagradable, sumamente aburrido: sus acciones son incoherentes, y más que un ser atrapado por su "pasado" o por una tormentosa Sofía, parece un retrasado mental, lo cual quita todo halo de tragedia en medio de una atmósfera sumamente fría Para colmo, el personaje de Sofía oscila entre una desquiciada terrorífica y un personaje cargado de humor negro, y digo para colmo porque Babenco pareciera no tener ganas de decidirse en el tono, y entonces, las irrupciones extravagantes de Sofía en pleno brote psicótico ?es líder de un grupo de mujeres abandonadas que creen que sus peor es nada regresarán tarde o temprano?, pero tan irreales que rayan en lo cómico, parecen un chiste mal contado El pasado, es un filme que se siente lento, sin sentido, pretencioso y aburrido Y es una lástima, pues ninguno de los actores realiza un mal trabajo, pero la realización no les ayudó en nada

Comentarios