Jazz, rock y blues para Norman Mailer

lunes, 19 de noviembre de 2007
México, D F, 19 de noviembre (apro)- En 1991 apareció en Ediciones Pentagrama el primer álbum de la vocalista mexicana de blues Nina Galindo "Brindis por un difunto", disco cuya composición central acusaba en la letra clara deuda lírica con el escritor norteamericano recién fallecido Norman Mailer, por el verso que dice: Un beso de sangre es la voluntad que inspira mi canción Cantando con tesitura contralto, Nina repetía en su grabación la idéntica sonoridad clave supuestamente descubierta 20 años atrás por Mailer, para el título de su entonces nueva historia en preparación: "La canción del verdugo" (The Executioner?s Song, 1971), una "novela de la vida real" en definición eventual del autor Tales palabras del "Brindis por un difunto" correspondían a las mismas de un graffiti que, supuestamente, Mailer leyera en los albores de 1970 junto con otros garabatos, obscenidades carceleras y dibujos pintarrajeados en algún baño del penal de seguridad máxima en la capital del muy conservador estado de Utah, presa de la ira de sus ciudadanos quienes, por castigo al sospechoso de asesinato, exigieron aplicara otra vuelta la pena capital Si existieron aquellos signos o Mailer inventó el graffiti (fantasía fruto de reflexión ética ante las fuerzas del conflicto), de cualquier modo convocaron un justo tañer de "La canción del verdugo" para evidencia del influjo argumental que el libro tuvo sobre el surgimiento de "Brindis por un difunto", pese a que en dicha pieza las campanadas vengativas al corredor del patíbulo perdían su amargura temática y lo trágico del asunto se abordaba jocosamente por su creador y para interpretación de Nina, quien añadió dosis de mofa extra y cinismo, bajo perspectiva femenina: Lo maté, ¿qué más da? Cuando los celos me entraron, la felicidad con él se fue ¡Abur, baby! Chusca balada blues a la inversa del lamentos por un acto irreflexivo, "Brindis por un difunto" se mantiene en el repertorio interpretativo de Nina Galindo desde cuando ella popularizó su cotorreo con el dueto Callo y Colmillo en 1983, rola cómica para goce de su generación y fans en el movimiento Canción Rupestre Sin embargo, Norman Mailer rechazó que "La canción del verdugo" constituyera su cumbre literaria, como es la opinión sostenida por un mundo de críticos, ya que no le pertenecía del todo, e inclinaba sus preferencias hacia otra extensa novela en torno al Antiguo Egipto: "Noches de antaño" (Ancient Evenings, 1983) El diario The New York Times en edición del domingo 11 de noviembre anunció su deceso ocurrido el día anterior, en esa ciudad, a los 84 años de edad, debido a afecciones renales, para enseguida desmenuzar su talento y el carácter contradictorio de su persona Antifeminista y otros límites Norman Mailer pertenecía a la generación anterior al rock?n?roll y sus altos vuelos intelectuales cercaban una visión formal a su intelecto, restando su libertad de tolerancia, por lo que nunca aceptó la liberación femenina Pero precisamente en la década de las protestas sociales de los años 60, creció como escritor y tuvo mayor presencia como vocero de su pensamiento en la prensa escrita y los medios electrónicos Limitó sus alcances por no abrirse a manifestaciones contraculturales como la música de rock y afinar su comprensión en los motivos de la juventud en la guerra de Vietnam, con frecuencia Mailer cayó en desatinos Publicó unos 30 volúmenes entre novelas, ensayos y biografías, a partir de "Los muertos y los desnudos" (1948), obteniendo el Premio Pulitzer en dos ocasiones por "Soldados de la noche" (Armies of the Night: History as a Novel; the Novel as History, 1968) y con el citado libro "La canción del verdugo" (The Executioner?s Song, 1979), por el cual también mereció el Premio Nacional del Libro en Estados Unidos, que se comparaba con la gran novela de Truman Capote "A sangre fría" (In Cold Blood) Mailer tomó de la vida real para su conmovedor relato "La canción del verdugo" al prisionero hallado culpable de matar gente sin motivo, Gary Gillmore, para ahondar el novelista en su psicología y humanismo, aunque es sentenciado a morir ejecutado en la ciudad de Salt Lake City, en 1976 "La canción del verdugo" fue una idea original del guionista cinematográfico Lawrence Schiller, realizador de documentales que iban reporteando el caso Gillmore, así como entrevistas fílmicas con el convicto, sus familiares y la novia que lo amó al conocerlo tras las rejas Superaba en fuerza a los best sellers de moda que comenzaron con "El padrino", de Mario Puzo, y continuaron con Irving Wallace y "Los siete minutos" A comienzos de 2004, el lapidario artículo contra la ignorancia de George Bush "Propuestas indecorosas" fue una colaboración más que lúcida para el número conmemorativo de Playboy 50 aniversario Aun a pesar de su acceso restringido al saber de la música rock que era el fuerte de una revista como Rolling Stone que con frecuencia solicitó a Norman Mailer entrevistas desplegadas en primera plana, la última al empezar 2007 por 40 años de la publicación a cargo del periodista Mark Binelli, con cuestiones enfocadas a cómo experimentó la década de los años 60, su acercamiento a las drogas y su negativa de ver al rock como factor de cambio "En 67 yo tenía 44, así que, en efecto, por supuesto que era más viejo que la contracultura Usted oía a los muchachos diciendo ?¡Quememos una bandera de los Estados Unidos!? Me daba la impresión de que era una generación que no provenía de ningún lado Y también sentía que no sabían lo que estaban haciendo Por otra parte, era tan emocionante como estar en el mismo averno puesto que al fin se estaban dando a conocer" Brecha generacional y cultura de las drogas: "Por supuesto, en la década de los 50 quienes habían sido fumadores de mariguana estaban muy orgullosos de ello Y en verdad que nosotros sentíamos que la mariguana quizá sería el secreto que traería de vuelta la revolución Que si todo mundo fumara mariguana, como consecuencia natural estaríamos obteniendo una revolución, porque cuando andas prendido en mota dizque puedes ver las cosas con mayor claridad, etcétera "Yo fumé mariguana hasta que, finalmente, la dejé 10 ó 20 años después Me pareció como si estuvieras amortajando el futuro con la mariguana Me di cuenta de que si iba a ser un escritor serio y tenía que elaborar muchos ensayos; debía dejarla y lo hice no sin refunfuñar Los muchachos más jóvenes se clavaron en drogas más pesadas Yo nunca quise ni siquiera tocar esas otras ondas" Drogas psicodélicas: "Antes de que el LSD entrara en acción, había una onda llamada, ¿cómo diablos?, comenzaba con ?m?, ¡mescalina! Y recuerdo la vez que me metí eso, en Nueva Orleáns y me puse muy mal Me sentí de lo peor y enloquecí Así que nunca más me tentó tocar ese rollo de vuelta, ni jamás me metí de lleno en el LSD Como que yo no lo aprobaba" --¿Porqué? --Sentía como que era una cosa demasiado sencilla Siempre tuve este tremendo sentimiento, llamémosle prejuicio, o convicción de que jamás se llega con tanta facilidad a los misterios Tienes que ganarte el derecho a merecerlos No aprendías las cosas nada más por una bicoca Debías pagar cierto precio Siempre tuve la imagen de que Timothy Leary era un verdadero iluso y un baboso ¿Qué había de genial con aquello de "Drogémosnos"? "Pensaba que había echado a perder toda una generación Así que nada bueno tengo que decir de él y a la emoción total de sentirse liberado, las drogas eran acompañadas de un montón de malas ondas en cuanto a que una generación estaba siendo explotada y terminaba siendo consumída, se consumía por muy cosa" Por último, la visión de Mailer en cuanto a si el rocanrol contribuyó como factor revolucionario de cambio: "El jazz había significado algo muy grande para mí Durante los años de la década de 1950 solía ir al Five Spot para escuchar a Thelonious Monk, Sonny Rollins Eran mis héroes Sentía que el jazz era algo maravilloso para asegurarme la apertura, volviendo con el término, hacia los misterios de la vida moderna "El rocanrol era muy monótono comparado con el jazz Estaba arrasando y, en cierto modo, era el equivalente al jazz en su momento Vivimos en un ambiente más devaluado que en aquellos tiempos Todas las cosas se han devaluado comparativamente en la actualidad"

Comentarios