Busca el PRD limar asperezas con la jerarquía católica

martes, 20 de noviembre de 2007
* Se deslinda de la incursión del domingo y pide hablar con el cardenal Rivera México, D F, 19 de noviembre (apro)- Los hechos ocurridos el domingo en el interior de la Catedral Metropolitana, cuando presuntos integrantes del PRD irrumpieron en el recinto religioso y causaron destrozos, molestos porque el inusual repiqueteo de las campanas les impedía escuchar el mensaje de la senadora Rosario Ibarra de Piedra que se realizaba en la Plaza de la Constitución, abrieron un nuevo frente de batalla entre la Iglesia católica, el PRD y el Gobierno del Distrito Federal (GDF) Desde El Vaticano, el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Carlos Aguiar Retes, lamentó el nuevo episodio de violencia "Es una lamentable situación, porque una cosa es la opinión de un obispo sobre cualquier circunstancia y la libertad para expresar, y otra es la animadversión contra representantes de la Iglesia católica", declaró el prelado a la agencia Notimex Más tarde, la Arquidiócesis de México recibió una carta en la que el Partido de la Revolución Democrática solicita una audiencia con el cardenal Norberto Rivera En la misiva, el PRD se deslinda de los hechos ocurridos ayer en la Catedral Metropolitana y reitera su vocación pacífica en todas sus actividades El documento fue remitido por el secretario general del sol azteca, Guadalupe Acosta Naranjo, quien reiteró que el partido es respetuoso de la libertad de creencias religiosas, y además exige se abra una investigación para deslindar responsabilidades En tanto el "gobierno legítimo" encabezado por Andrés Manuel López Obrador rechazó las imputaciones que grupos católicos le endilgan, y aseguró que el inusual repiqueteo de las campañas ?que duró doce minutos-- se trató de un acto de provocación La secretaria de Patrimonio Nacional, Claudia Sheinbaum, dijo que "no estamos de acuerdo con lo que ocurrió ayer en la Catedral, así como tampoco estamos de acuerdo con la provocación de que hayan tocado durante doce minutos las campañas en el momento del mitin, cuando normalmente no ocurre esto los domingos" A su vez, el jefe del GDF, Marcelo Ebrard, y la Convención Nacional Democrática (CND), organizadora de la manifestación que encabezó López Obrador, se lavaron las manos Ebrard, quien ya fue víctima de los personeros de la Iglesia católica que escribe en el órgano Desde la Fe, criticó la decisión del clero de cerrar la Catedral Metropolitana Aseguró que el recinto es un monumento nacional respecto del cual la jerarquía católica no puede tomar decisiones unilaterales En declaraciones a la prensa luego de presidir la ceremonia conmemorativa del 97 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, calificó de excesivas algunas declaraciones del clero, pero al margen de ello se comprometió a reforzar la seguridad en la Catedral para que la libertad de culto se ejerza sin contratiempos Luego de recordar que la Iglesia "siempre ha expresado algunas opiniones que me parecen excesivas e inadecuadas", el jefe del GDF ofreció que "vamos a hacer que se respete la libertad de culto" Pero el vocero de la jerarquía católica, Hugo Valdemar, refutó a Ebrard En declaraciones a Formato 21 dijo que el funcionario olvida que la Catedral está confiada a la Arquidiócesis de México que, dijo, tiene la facultad de abrir o cerrar un recinto de culto Valdemar destacó que todos los templos de México están bajo el dominio y propiedad del Estado mexicano, pero recordó que en 1926 obispos de México decidieron cerrar todos los templos en el país Ese año inició la guerra cristera que se prolongó hasta 1929 Se presume que el conflicto dejó un millón de muertos La Catedral Metropolitana de la Ciudad de México lleva más de cuatro siglos en ese lugar, con tradiciones que incluyen el llamado de los campaneros mediante repiques a misa "Esperemos que el menos tiempo posible, si hoy mismo se llegara a un acuerdo con las autoridades, el día de mañana reanudará sus actividades", subrayó Valdemar Destacó que se ha llegado a esta medida drástica, dolorosa, porque no han cesado las agresiones y porque esta vez incluso "se agredió físicamente a varios feligreses que resultaron heridos y que fueron atendidos al final de la misa en la sacristía de la Catedral "Consideremos que ya no hay garantías para que los mexicanos libremente ejerzan el culto, al menos en la catedral" Por separado, el coordinador de la comisión operativa de la CND, Rafael Hernández, tachó de "ridícula" la decisión del clero de cerrar la Catedral y dejó abierta la posibilidad de que el inusual repiqueteo de las campañas "haya sido un acto montado para desacreditar el movimiento lopezobradorista Dejó en claro que en ningún momento se llamó a los manifestantes a responder a la provocación, por lo que pidió se abra una investigación para deslindar responsabilidades La irrupción de los presuntos simpatizantes perredistas en la Catedral ocurrió después que la senadora Rosario Ibarra de Piedra, extrañada, por el incesante repiqueteo de las campanas, se preguntó a sí misma: "Será que las campanas saludan a esta convención, o que querrán hacer que callen las voces del pueblo Hay que indagarlo" El PRD también se deslindó de cualquier responsabilidad El secretario general, Guadalupe Acosta Naranjo, informó que en breve enviará una carta para programar una reunión con dirigentes de la Iglesia católica, pues consideró que ambas partes son víctimas de una ofensiva Acosta Naranjo condenó que ciudadanos de cualquier filiación interrumpan el ejercicio del culto público, y reiteró el llamado a sus simpatizantes a respetar el derecho que tienen los católicos a profesar su fe, pues 90% de los afiliados al partido del sol azteca practica esa religión "Es altamente sospechoso lo que está sucediendo, creo que hay un grupo de provocadores infiltrados y sectores de la extrema derecha y de la extrema izquierda que están llevando a una confrontación innecesaria a la Iglesia católica con el PRD, pero nosotros respetamos las libertades, entre ellas la de culto", aseveró Desde el Vaticano, el presidente del Episcopado Mexicano, Carlos Aguiar Retes, reprobó el incidente y recordó que los actos de vandalismo nunca son el camino correcto para expresar la diferencia de ideas u opiniones "Lo lamentamos siempre, nos parece que ese no es el camino, se corre el riesgo de provocar una reacción de parte de la feligresía, podría ser un motivo de ruptura que no viene nada bien en el contexto nacional", señaló Aguiar Retes Agregó que si bien se trata de un "asunto local", el hecho repercutió en todo México porque se dio en un lugar simbólico del catolicismo, como es la Catedral "No es lo mismo que se hubiera dado en cualquier otra parte", dijo

Comentarios