Estima Granier que la reconstrucción de Tabasco durará cinco años

martes, 20 de noviembre de 2007
* Revela que 280 personas están desaparecidas * Teme el secretario de Salud un brote epidémico Villahermosa, Tab , 19 de noviembre (apro)- A 20 días de las inundaciones que afectaron a más de un millón de personas, las malas noticias no cesan de fluir en esta entidad: ahora, el gobernador Andrés Granier Melo informó que la reconstrucción del estado demorará cinco años, que existen 280 personas extraviadas y no descartó que en los próximos días aparezcan cadáveres en los sitios donde la autoridad no ha podido ingresar Por separado, el secretario de Salud, Luis Felipe Graham Zapata, advirtió que "lo peor está por venir en Tabasco", en materia sanitaria En la jornada de este lunes, Granier Melo hablód e los desaparecidos: "Debemos esperar que se encuentren en los municipios, con familiares, pues no están en los albergues oficiales" Además, reiteró que hasta el momento no se ha registrado ningún muerto por las inundaciones Sin embargo, no descartó que se pudieran encontrar cadáveres porque el agua está a dos o tres metros en colonias muy marginadas, a las cuáles todavía no se ha podido ingresar El mandatario estatal consideró que la reconstrucción de Tabasco tardará al menos cinco años, lo que le queda de su administración, y rechazó que haya inconformidad porque la residencia oficial Quinta Grijalva sea usada para concentrar toda la ayuda que llega del país y del extranjero para distribuirla a miles de damnificados que, día y noche, hacen largas colas paras recibir despensas y ropas "Aquí no hay bandera política, es únicamente la facilidad de la gente de venir acá Yo soy gobernador hace 10 meses y no tengo ninguna aspiración mayor, así que por ese lado pueden estar tranquilos", afirmó "Aquí no se pide identificación, únicamente marcamos los dedos para que la gente vaya recibiendo periódicamente los productos", manifestó el mandatario tabasqueño, quien lamentó la difícil situación del estado, pues se perdió casi 100% del campo, mientras que Villahermosa está paralizada en su comercio e industria El gobernador insistió en que la estructura de la presa Peñitas no está dañada, y pidió a la población desentenderse de la ola de rumores desencadenados en los últimos días, en el sentido de que el embalse "reventará" por el desgajamiento del cerro que sepultó el poblado Juan Grijalva en Chiapas y bloqueó el cause natural del río Grijalva "No queremos alarmar a la población; puntualmente he estado notificando una y otra vez el comportamiento de los ríos y lo que está pasando con los cárcamos y los bordos Las presas están cerradas porque hay un tapón entre (las presas) Malpaso y Peñitas, el propio presidente (Felipe Calderón) me ha dicho que no hay peligro, pero hay que destaparlo para que pase el agua La cortina está bien, no hay fisuras", aclaró Adelantó que la emergencia se mantendrá por lo menos hasta el 20 de diciembre porque la temporada de lluvias concluirá en enero, y por lo pronto hay que reparar 14 bordos dañados por la inundación Señaló que a la par de la reactivación económica de Tabasco, también se trabaja en el plan hidráulico que impida otra catástrofe de estas dimensiones "Eso se los garantizo, es un compromiso", subrayó Granier añadió que desde hoy los colegios de Ingeniería de la UNAM, especialistas de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) y funcionarios de su gobierno diseñan el plan hidráulico Por su lado, el titular de la Secretaría de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, advirtió sobre la posibilidad de que "en cualquier momento" pueda haber un brote epidémico, por lo que los tabasqueños pasarán las fiestas de fin de año en alerta sanitaria, ya que ésta no se levantará antes del fin de año El funcionario recorrió la colonia Las Gaviotas de esta capital, una de las más afectadas por la inundación, y tras supervisar la salida de las unidades de fumigación que recorren toda la zona, comentó: "Creo que nunca habíamos tenido una catástrofe tan grave como ésta" Alertó que ante las toneladas de basura, desechos y agua estancada, en cualquier momento puede haber un brote epidémico, por lo que la población tabasqueña debe mantener todas las medidas de seguridad, desinfectando sus casas y potabilizando el agua de cisternas y tinacos El secretario estatal de Salud, Luis Felipe Graham Zapata, coincidió en que la fase más crítica de la alerta sanitaria está por venir, por lo que se toman medidas preventivas extremas Dijo que, incluso, se ha advertido a los comerciantes que podrían ser encarcelados si son descubiertos vendiendo productos que hayan rescatado de las inundaciones, por lo que todo alimento perecedero o no, deber ser destruido o devuelto a los proveedores para que lo cambien En rueda de prensa, el funcionario detalló que el gobierno estatal ha gastado 80 millones de pesos en prevención sanitaria, sin incluir los apoyos federales y de otros estados del país, ni la ayuda internacional Destacó que más de siete mil médicos, enfermeras y especialistas del país y del extranjero han llegado a Tabasco, para brindar ayuda

Comentarios