La SCJN excluye los casos de pederastia en el dictamen sobre Marín

miércoles, 28 de noviembre de 2007 · 01:00
* El fallo de la Corte "solapa, de manera directa o indirecta, a las redes que hay en el país": Lydia Cacho México, D F, 27 de noviembre (apro)- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) excluyó de la resolución del caso del gobernador de Puebla, Mario Marín, la investigación sobre las redes de pederastia y pornografía infantil, con el propósito de concentrarse en la presunta responsabilidad política del mandatario poblano En la primera sesión del pleno de la SCJN para analizar el proyecto contra Mario Marín, presentado el lunes por el ministro Juan Silva Meza, los magistrados Sergio Salvador Aguirre Anguiano y Mariano Azuela empezaron a perfilarse como los grandes defensores del llamado "gober precioso" Por seis votos contra cuatro, el máximo tribunal argumentó que incluir las redes de delincuencia organizada va más allá del mandato que recibió la comisión creada para investigar la violación de garantías individuales de la periodista Lydia Cacho Silva Meza trató inútilmente de demostrar que, en respuesta a una petición del Congreso de la Unión, la Suprema Corte decidió crear una comisión investigadora sobre la presunta concertación de autoridades de Puebla y de Quintana Roo, para violar las garantías de Lydia Cacho, luego de que ésta denunció la existencia de redes de pederastia y pornografía infantil en Quintana Roo Silva Meza insistió que la violación de garantías a la periodista ocurrió después de que se ventiló públicamente la existencia de dichas redes que, según el ministro, representan un problema de estado A la posición del ministro Silva Meza se sumaron los magistrados Genaro Góngora Pimentel, Olga Sánchez Cordero y, con matices, José Ramón Cossío Díaz, quien propuso que se hiciera un exhorto a las autoridades involucradas para investigar las redes dedicadas a la explotación sexual comercial de menores Los ministros que impusieron la mayoría fueron Aguirre Anguiano, Margarita Luna Ramos, José de Jesús Gudiño Pelayo, Mariano Azuela, Sergio Valls y Guillermo Ortiz Mayagoitia Con ironía, a lo largo de las dos horas que el pleno de la SCJN invirtió en la discusión del proyecto, el ministro Aguirre Anguiano descalificó por completo la investigación encabezada por su colega Silva Meza "La Suprema Corte de Justicia de la Nación no es ni puede, ni debe tratar de constituirse en un súper fiscal, ni un fiscal ni un fiscalito" para investigar casos penales que "no son de su incumbencia", dijo Aguirre, quien agregó que "la comisión extralimitó notoriamente su mandato" Desacreditó sobre todo, la manera en que la comisión obtuvo información sobre las redes de pederastia, incluidas las páginas de Internet "La comisión no encontró nada o no hizo nada" Severo, remachó: "Los comisionados fracasaron ¡Qué pena! ¡Qué horror!" Los ministros suprimieron las investigaciones sobre pederastia, pero no definieron qué hacer con las pruebas documentadas en el informe, como lo advirtió Silva Meza El presidente de la Corte, Guillermo Ortiz Mayagoitia, le sugirió denunciar cualquier posible delito ante el Ministerio Público, aunque dejó en claro que las autoridades de Puebla no están involucradas en pederastia o pornografía infantil Lydia Cacho, quien estuvo presente en la sesión, aseguró que con esa decisión la Corte tiende a deslindar a las autoridades que "solapan, de manera directa o indirecta, a las redes de pederastia que hay en el país" Durante la sesión, el ministro Azuela fue otro de los defensores de Marín Luego de desechar el tema de la pederastia, la Corte empezó a discutir la validez de las pruebas obtenidas por la comisión investigadora, entre ellas la grabación de una conversación entre el gobernador poblano y el empresario Kamel Nacif, uno de los señalados por Lydia Cacho en la red de pornografía infantil denunciada en su libro Los Demonios del Edén Azuela, quien como presidente de la Corte inauguró a fines de 2006 el edificio del Palacio de Justicia Federal en Puebla, en un terreno donado por Marín, propuso desechar de plano la prueba porque la grabación fue ilegal, a pesar de haber sido la que detonó el escándalo y propició que tanto la Cámara de Diputados como el Senado pidieran la investigación de la Corte Por la validez de la prueba que desató el escándalo han expresado su apoyo, además de Silva Meza, los ministros Cossío, Góngora y Pelayo, quien, incluso, adelantó que en su consideración "sí hubo concierto de autoridades para perjudicar, para darle un coscorrón (a Cacho), utilizando para esto la Procuraduría y el Poder Judicial" Cossío recordó que Nacif aceptó la veracidad de la prueba y que nunca fue desmentida por Marín Aguirre Anguiano criticó, a su vez, "el revoltillo" de llamadas, como se refirió al registro de conversaciones telefónicas entre funcionarios de Puebla consignadas en la investigación "La verdad es que el registro de todo el revoltillo de llamadas entre las dependencias del estado de Puebla no prueban nada", aseguró Sostuvo que la comisión llegó a sus conclusiones "de adivinanza en adivinanza" Criticó, además, que la comisión haya solicitado y obtenido de una juez federal la orden para la intervención telefónica de varios funcionarios poblanos La discusión continuará el próximo jueves

Comentarios