Censura la OMCT la "innecesaria fuerza policiaca y las detenciones arbitrarias en México"

jueves, 8 de noviembre de 2007
* Reprueba las violaciones a los derechos humanos de campesinos de Chiapas y la aprehensión de 40 taxistas en Yucatán México, D F, 7 de noviembre (apro)- Debido a la violación de los derechos humanos de campesinos de Chiapas y a la aprehensión de 40 taxistas del estado Yucatán, el Secretariado Internacional de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), que preside Kofi Annan, solicitó la intervención del gobierno mexicano Además, censuró la "innecesaria fuerza policial y las detenciones arbitrarias cometidas en México" El organismo afirmó que es urgente que las autoridades mexicanas adopten medidas precautorias para garantizar la seguridad y la integridad física y psicológica de los ciudadanos de Yucatán y Chiapas El Secretariado Internacional de la OMCT recibió una queja por parte de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos (LIMEDDH), miembro de la red SOS-Tortura, sobre la "detención violenta y arbitraria" de 40 taxistas de la Cooperativa Taxímetros de Yucatán En la queja se incluyó además el caso de la detención de Rodolfo Macossay Cuevas, abogado de los taxistas aprehendidos y del notario, Carlos Gamboa, el pasado 3 de noviembre en Mérida, Yucatán, alrededor de las 12:30 horas de la tarde Ese día, según la denuncia, unos 70 miembros de esa cooperativa, acompañados por el asesor jurídico y el notario, llegaron a su local social en Mérida, para tomar legalmente posesión del lugar, con una orden del juez y el apoyo de una decena de policías Sin embargo, unas 20 personas de una fracción minoritaria de esa cooperativa, que intentaban impedir la diligencia e, incluso, disparaban al aire con una pistola, mantenían en el local en su poder Y cuando los miembros de ese grupo minoritario eran detenidos por policías, cerca de 80 agentes estatales fuertemente armados llegaron al local y, sin mostrar ninguna orden de un juez ni mediar explicación, aprehendieron a los trabajadores del volante Todos ellos fueron trasladados a la Secretaría de Protección y Vialidad (SPV), donde, según la denuncia, fueron golpeados, incomunicados y privados de agua y alimentos Después de más de nueve horas de permanecer en la SPV, fueron consignados ante el Ministerio Público, con excepción de Carlos Gamboa quien fue liberado sin mayores trámites

Comentarios