Sudamérica: El FMI bueno

lunes, 17 de diciembre de 2007
Buenos Aires, 17 de diciembre (apro) - Una versión edulcorada del Fondo Monetario Internacional, bautizado con ironía como el "FMI bueno", acaba de nacer en Sudamérica La piedra fundacional del llamado Banco del Sur, la nueva joya financiera de la integración sudamericana, fue colocada el domingo 9 de diciembre en Buenos Aires, un día antes de la asunción de la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner "Eso del ?FMI bueno? es una forma irónica de definirlo Lo que buscamos es tener mecanismos de financiamiento para los proyectos de integración", dice a Apro el subsecretario de Integración Económica de la Cancillería argentina, Eduardo Sigal Los socios son, por ahora, siete: Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay, Venezuela y Uruguay Seis de los siete presidentes de esos países fundadores --más un canciller-- se sentaron codo a codo en el Salón Blanco de la Casa Rosada, sede de gobierno argentino, para firmar su acta constitutiva El banco viene acompañado de una importante carga ideológica en una región gobernada en su mayoría por presidentes que se asumen de izquierda, centroizquierda, "progresistas" o simplemente salidos del "campo nacional y popular" Cuando los presidentes estaban por comenzar el acto oficial, decenas de funcionarios argentinos de segundo nivel dieron prueba de ello al corear una consigna que hizo recordar a los combativos años setenta: "Patria sí, colonia no" Hugo Chávez de Venezuela; Evo Morales de Bolivia, Luiz Lula da Silva de Brasil, Rafael Correa de Ecuador, Nicanor Duarte Frutos de Paraguay, y el ahora expresidente argentino Néstor Kirchner, junto a su sucesora y esposa Cristina Fernández, sonreían para las fotos "Por primera vez --se animó a decir la flamante presidenta argentina en su discurso-- los presidentes se parecen a sus pueblos" Las fisuras Pero no todo era color de rosa en la Casa Rosada Más allá del clima festivo, había puntos oscuros en el ambiente Los presidentes presentes eran seis, pero los países fundadores siete A esas horas todos se preguntaban dónde estaba el mandatario uruguayo, Tabaré Vázquez La respuesta era bien conocida: estaba también en Buenos Aires, para asistir a la asunción de Cristina Fernández prevista para un día después, el lunes 10 Pero prefirió no concurrir al acto fundacional del Banco del Sur ahondando las profundas heridas que dejó el aún irresuelto conflicto diplomático que enfrenta su país con Argentina por la construcción de una fábrica para producir pasta de celulosas en el lado uruguayo de la frontera bilateral En su lugar, envió a su canciller, Reynaldo Gargano La crisis bilateral ha golpeado duramente a dos países que comparten mucho más que una historia y un origen en común Buenos Aires afirma que Montevideo violó un acuerdo sobre el fronterizo río Uruguay al permitir la construcción de una planta para producir pasta de celulosa de la empresa finlandesa Botnia y asegura que la planta contaminará una reconocida zona turística argentina Uruguay rechaza las acusaciones y denuncia que vecinos y ambientalistas argentinos violan los derechos comerciales de su país al cortar periódicamente como protesta los tres puentes internacionales sobre el río Uruguay que unen a ambos países, y acusa a Buenos Aires de no hacer absolutamente nada para impedirlo El conflicto llegó hasta el Tribunal Internacional de La Haya Pero había otro gran ausente, el presidente colombiano Alvaro Uribe En octubre pasado había pedido el ingreso de Bogotá al Banco del Sur, pero decidió tomar distancia tras el fuerte entredicho que mantuvo con Chávez a raíz de su decisión de apartarlo de una mediación para el canje humanitario de rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) por guerrilleros detenidos La explicación oficial buscó ser diplomática: el canciller colombiano, Fernando Araujo, avisó desde Bogotá que su gobierno estaba aún "revisando" la documentación que les fue enviada para definir su eventual adhesión al Banco del Sur y saber "cuáles son los compromisos en detalle que debemos asumir" La foto, con una silla vacía y otra que nunca terminó por arrimarse a la mesa, reflejaba la realidad de un subcontinente que se esfuerza por mostrar la mejor cara de la integración, pero que enfrenta no pocos conflictos que ponen en riesgo sus objetivos El especialista en integración Félix Peña, investigador del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), dice a Apro que "la idea es lograr que predomine entre los países de la región un espíritu de cooperación que permita ir resolviendo los naturales conflictos que suelen darse entre países vecinos Estos no son los únicos conflictos bilaterales Hay muchos otros Serían conflictos mucho más difíciles de resolver si no existieran los procesos de integración" Sigal, a su vez, sostiene que "si somos capaces de interpretar los desafíos del mundo global que vivimos y defender las ventajas, tenemos que encapsular los conflictos, acotarlos, darle el tratamiento previsto en los tratados internacionales y evitar que dificulten los desafíos globales que impone la integración" Y agrega: "El Mercosur (Mercado Común del Sur, que integran Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, y al que aún se aguarda la integración efectiva de Venezuela) es un ejemplo del éxito en ese sentido Argentina y Brasil han tenido dificultades (especialmente por temas arancelarios y desequilibrio comercial) y hemos tratado que ese tumor no se expanda" Pero a pesar de las declamaciones, el pacto regional aún no ha logrado aprobar la integración de Venezuela al bloque Para que se haga efectiva, debe ser aprobada por los Parlamentos de los países miembros Argentina y Uruguay lo hicieron de manera rápida, pero en Brasil y Paraguay los partidos más conservadores de oposición han puesto trabas a la adhesión venezolana Ven a Chávez como una amenaza para la región El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado brasileño, Heráclito Fortes (del derechista partido Demócratas), calificó a Chávez de "aprendiz de dictador" El mandatario bolivariano llegó a amenazar con retirar el pedido venezolano de adhesión al pacto La sombra cubana El Banco del Sur busca ser una herramienta para el desarrollo regional a través de un nuevo sistema financiero que evite los condicionamientos de organismos multilaterales de crédito como el FMI, el Banco de Integración y Desarrollo (BID) o el Banco Mundial Los países del área han tenido históricos enfrentamientos con el FMI Argentina y Brasil decidieron en diciembre de 2005 "romper" todas las ataduras que lo ligaban a ese organismo al pagar al contado sus millonarias deudas (Argentina pagó 9 mil 574 millones y Brasil unos 15 mil millones de dólares) Evo Morales, quien enfrenta una seria crisis interna por la oposición de seis de los nueve departamentos de su país a la nueva Constitución redactada por la Asamblea Constituyente, afirma que el Banco del Sur "no sólo nos dará acceso a un financiamiento que otros nos niegan Aportará al desarrollo social de nuestros países" Félix Peña acota: "Parece ser una idea que tiene suficiente impulso político, pero aún hay que conocer la letra fina" La entidad, según trascendió en ámbitos oficiales, tendrá un capital inicial de 7 mil millones de dólares y cada país tendrá un voto más allá del dinero que aporte en un principio Pero Sigal afirma que esas "son conjeturas En situación igualitaria vamos a definir los recursos asignados al Banco Los ministros de Economía (de los siete países fundadores) tendrán ahora 60 días para definir las modalidades, el capital, el destino de los fondos, la manera de operar? Todo lo que se diga antes son conjeturas" La sede del banco estará en Caracas La designación fue una bocanada de aire fresco para Hugo Chávez, el presidente que más bregó para llevar adelante esta idea, a la que llegó a comparar con un FMI regional El presidente venezolano había llegado golpeado a Buenos Aires tras su derrota histórica en el referéndum para reformar la Constitución de su país que establecía, entre otras cosas, la reelección presidencial indefinida Rosendo Fraga, director del Centro de Estudios para la Nueva Mayoría, resume: "La presentación del Banco del Sur en Buenos Aires mostró cómo el matrimonio Kirchner permitió a Chávez comenzar a superar el golpe del referéndum" Chávez logró imponer su plan a pesar de los reparos que pusieron algunos de los socios, en especial Brasil, que criticaba la falta de "consistencia técnica" del proyecto, según afirmó el principal asesor internacional de Lula da Silva, Marco Aurelio García Puertas adentro, el debate brasileño se concentró en la conveniencia o no de girar fondos a una nueva entidad de fomento cuando el país ya posee su propio banco de desarrollo, el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), considerado uno de los más grandes del mundo Brasilia optó finalmente por no quedar afuera de un proyecto financiero de esta envergadura cuando ambiciona liderar la región y llegar a tener una banca permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU Según fuentes que participaron en el proceso de negociaciones, uno de los puntos que más enfrentó a Brasilia y Caracas fue la idea venezolana de que el banco sirviera para financiar proyectos fuera de Sudamérica, como en Cuba o Nicaragua, dos aliados ideológicos de Venezuela en América latina Brasil, que mantiene una aceitada relación con Washington que lo convierte en una especie de "muro de contención" de los proyectos "chavistas" a ojos de los estadunidenses, finalmente impuso que los fondos sean utilizados para financiar redes de desarrollo sólo en el subcontinente Chávez terminó aceptando el condicionamiento Así el presidente venezolano pudo coronar, aunque en forma más acotada que en su idea original, uno de sus dos grandes proyectos de integración para ganarle la pulseada ideológica a Washington en Sudamérica El otro gran plan regional, el energético, a través del Gasoducto del Sur que uniría toda la región desde Venezuela hasta Argentina, aparece como un plan de más difícil realización Además, el hallazgo de un enorme pozo submarino de crudo frente a la costa del estado de San Pablo, que llevaría a Brasil a tener una de las mayores reservas de petróleo en el mundo, hizo mermar el interés brasileño en tener un gasoducto cuyas obras y costos principales pasen por su país Se trata de un enorme yacimiento de crudo en la denominada área Tupí, a 7 mil metros de profundidad desde la superficie del océano Atlántico, con reservas de crudo liviano estimadas entre 5 mil y 8 mil millones de barriles Chávez tiene hoy en Lula un aliado a veces incómodo para sus ambiciones políticas En cambio logró consolidar su sociedad con Buenos Aires a fuerza de inyectar dólares a su economía Argentina se convirtió en la nación con la cual Venezuela firmó más acuerdos bilaterales en los últimos cuatro años con un total de 52 tratados, una muestra de la estrecha relación bilateral Cristina Fernández miraba fijamente a Chávez cuando dijo: "En los tiempos que han corrido en la región no es poca cosa encontrar a alguien como usted, Hugo, nuestro eterno agradecimiento" por haber comprado unos 6 mil millones de dólares en bonos de deuda argentina "cuando nadie nos ayudaba" Pero más allá de anuncios y declamaciones, Sudamérica no logra juntar a sus presidentes en una misma mesa El gobierno uruguayo decidió suspender una cena para los presidentes del Mercosur prevista para el lunes 17 de diciembre en el marco de las actividades oficiales de la cumbre del bloque convocada durante dos días en Montevideo La explicación dada por un alto funcionario anónimo del gobierno uruguayo al diario El País de Montevideo no deja dudas: "El Mercosur ?dijo-- no está para fiestas" (17 de diciembre de 2007)

Comentarios