Uso de la fuerza, a quien se resista al desalojo en Tabasco

martes, 18 de diciembre de 2007
* Unas 10 mil personas se oponían a ser evacuadas de su hogares Villahermosa, Tab , 17 de diciembre (apro)- A menos de doce horas de quitar el "tapón" sobre el Alto Grijalva que podría provocar otra inundación en zonas bajas de Tabasco, el gobierno estatal advirtió que recurrirá al uso de la fuerza pública para desalojar a quienes se resistan a abandonar sus hogares El domingo por la noche, el gobernador Andrés Granier Melo, en entrevista con la televisora oficial TVT, se mostró contrariado porque, hasta esas horas, sólo unas 2 mil personas habían aceptado ser evacuadas de 15 mil 400 viviendas de 27 comunidades de los municipios de Centro (Villahermosa), Nacajuca y Cunduacán La mañana de hoy, la dirección de Protección Civil reportó que los desalojados y albergados sumaban 2 mil 437 personas, y que otro tanto igual se habían ido a casa de familiares y amigos, por lo que faltaban más de 10 mil personas en ser evacuadas por la reticencia en abandonar su hogares De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) el "tapón" sobre el Alto Grijalva se retirará a las ocho de mañana de este martes y 20 horas después (alrededor de las cuatro de la mañana del miércoles), previo desfogue de las presas Malpaso y Peñitas, las aguas llegarán a la planicie tabasqueña a través de los ríos Samaria, Mezcalapa y Carrizal para salir al Golfo de México Los gobiernos federal y estatal insisten en que todo está "bajo control", que es muy remota la posibilidad de otra inundación en Tabasco y que la masiva evacuación es sólo como medida "preventiva" ante la apertura del canal para que el río Grijalva recobre su cauce, obstruido desde el 4 de noviembre por el desgajamiento del cerro "La Pera" Sin embargo, autoridades del municipio de Huimanguillo, que no está prevista en el Plan de Protección Civil, por donde pasa el río Mezcalapa, declararon alerta permanente y dispusieron diez rutas para evacuar a los habitantes de 63 comunidades asentadas en las márgenes izquierda y derecha del río El alcalde de esa ciudad, Oscar Ferrer Avalos, informó que para no poner en riesgo la integridad física de la población civil, el ayuntamiento, en coordinación con el Ejército Mexicano, ha tomado precauciones para evacuar a los pobladores, en caso de ser necesario, ya que se prevé que por la magnitud de las avenidas de agua que se liberarán del Alto Grijalva a través de las presas Malpaso y Peñitas, cerca de 40 mil ciudadanos de las 63 comunidades están propensas a sufrir afectaciones El munícipe confío en que el riesgo para las comunidades de Huimanguillo no sea permanente, ya que el río Mezcalapa --que es el principal afluente que recibe el primer golpe de agua de Peñitas--, sólo sirve como vehículo de transporte del agua que fluye de manera natural por ese canal, hacia las zonas bajas de la entidad y directo al mar donde desaloja su caudal Miguel Romero Pérez, consejero jurídico Ejecutivo estatal, manifestó, a su vez, que en el caso de aquellas personas que se resistan a salir de sus viviendas, el gobierno del estado recurrirá al artículo 79 de la Ley de Protección Civil, que establece que la Procuraduría y la Secretaría de Seguridad Pública tienen la facultad de adoptar y aplicar otras medidas de evacuación "No se hace con otro propósito más que el de garantizar la vida de las personas; no se buscará por ningún motivo algún enfrentamiento, pero tampoco vamos a permitir que se ponga en riesgo la vida de mujeres, niños y personas de la tercera edad", advirtió el funcionario El titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Alberto Espinosa Ramírez, insistió que la preservación de la vida humana es lo más importante; de ahí, dijo, que se aplicará la ley "para que las autoridades ayuden a las familias a desalojar sus casas" Garantizó que los operativos de vigilancia tanto en zonas evacuadas como en albergues se llevarán a cabo sin violencia y con estricto "apego a las normas y respeto a los derechos humanos" El procurador Gustavo Rosario Torres sostuvo que el diálogo es el mejor instrumento para convencer a los ciudadanos que deben salir por su propio bien Aseguró que el uso de la fuerza pública "será en caso extremo", y para ello se envió ya un oficio a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) para que disponga de visitadores, con el objetivo de acompañar los operativos de evacuación y constaten las acciones Mencionó que elementos del Ejército, de la Policía Federal Preventiva (PFP), de la SSP y de la Policía Ministerial vigilarán las zonas que queden abandonadas para evitar robos y advirtió que no se permitirán pillajes Por su parte, la Secretaría de Salud (SS) puso en marcha un plan de emergencia, dividido en las etapas de prevención, auxilio y recuperación, como respuesta a los posibles efectos que pudiera ocasionar la creciente de los ríos Samaria y Carrizal, una vez que se abra el tapón del Alto Grijalva El titular del ramo, Luis Felipe Graham, precisó que para ello se cuenta con 458 elementos de la SSP para enfrentar cualquier contingencia y que en caso de ser requeridas, la Secretaría de Salud federal está en posición de enviar más de 7mil dosis contra la difteria, 23 mil contra sarampión y rubéola, 9 il para el neumococo, 31 mil para rotavirus y 13 mil para hepatitis, entre otros biológicos Resaltó que en las tareas de esta etapa de alerta, contarán con el apoyo de médicos, enfermeras y trabajadores del sector de otras entidades del país, e incluso de países como Cuba Por la noche, en rueda de prensa, el director del Sistema Estatal de Protección Civil, Rúrico Domínguez Mayo, se negó a informar cuántas personas habían sido evacuadas a menos de doce horas del destape del "tapón" del río Grijalva Según cifras oficiales, 15 mil 400 personas viven en zonas de alto riesgo El funcionario reiteró que seguía la evacuación y la labor de convencimiento de desalojo, incluso, mediante perifoneo en colonias, rancherías y comunidades Dijo que en las próximas horas de haría "un corte" sobre el número de habitantes evacuados; insistió que nadie de quedará en zonas de riesgo, advirtió que quienes se resistan a abandonar sus casas, serán desalojados por la fuerza, amparados en la Ley de Protección Civil

Comentarios