Recomienda la CDHDF al Gobierno Capitalino ofrecer disculpa pública a Carlos Ahumada

sábado, 29 de diciembre de 2007
MÉXICO, D F, 28 de diciembre (apro)- La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) recomendó al gobierno capitalino ofrecer una disculpa pública a Carlos Ahumada, así como a su esposa Cecilia Gurza y sus tres hijos, por violaciones a sus garantías fundamentales cometidas durante la liberación del empresario de origen argentino en mayo pasado La Comisión que preside Emilio Álvarez Icaza emitió hoy la recomendación 19/2007, dirigida a la Secretaría de Gobierno y a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, por "el caso de la retención ilegal, detención arbitraria, uso desproporcionado o indebido de la fuerza e injerencias arbitrarias en el interés superior del niño o la niña", el pasado 8 de mayo La CDHDF solicitó al Gobierno del Distrito Federal que acepte la responsabilidad derivada de las violaciones cometidas en agravio de Ahumada Kurtz y de su familia Para resarcir el daño, la Comisión recomendó al gobierno capitalino iniciar la averiguación previa correspondiente contra todos los servidores públicos que participaron en los hechos violatorios de los derechos humanos del empresario argentino, luego de que fue liberado y vuelto a detener Así mismo, solicitó que dé vista a la Contraloría Interna de la Procuraduría capitalina "para que se inicie la investigación prelimitar completa, imparcial y efectiva y, en su caso, el procedimiento administrativo que corresponda contra los servidores públicos que participaron; y se determine la responsabilidad y sanción administrativa que corresponda En el último punto de la recomendación, la CDHDF pidió al gobierno de Marcelo Ebrard que proporcione atención "oportuna e integral" a los hijos de Carlos Ahumada (María Cecilia, Carlos Emiliano y Ana Luisa) "por todo el tiempo que resulte necesario para su restablecimiento" La Comisión señaló que personal del organismo dio fe pública de los hechos ocurridos cuando Ahumada Kurtz salió del reclusorio acompañado de su familia y colaboradores Afuera lo esperaban más de ocho vehículos y aproximadamente 20 elementos de la PGJDF, quienes lo interceptaron con palabras altisonantes, jaloneos y golpes para subirlo a una de las patrullas y remitirlo a la Fiscalía Central de Investigación para Asuntos Especiales La CDHDF consideró que por la demora injustificada de la autoridad carcelaria en la liberación de Ahumada Kurtz se vulneró su derecho a la libertad personal Así mismo, se giró una orden de presentación contra el empresario, solicitando su localización y presentación a la Policía Judicial del Distrito Federal, sin indicar cuál era el delito que se le imputaba La Comisión agregó que, durante la detención, Ahumada Kurtz fue objeto de malos tratos, como se pudo observar en el material videograbado y difundido por diversos medios de información A bordo de una patrulla de la Policía Judicial, añadió, varios elementos se le aventaron encima y uno de ellos lo amenazó y le colocó una pistola en la sien, ocasionándole diversas lesiones Además se pudo apreciar que el chofer del peticionario fue pateado en diversas partes del cuerpo por elementos de la misma corporación, resultando severamente lesionado El personal de la CDHDF acreditó la humillación y envilecimiento que sufrieron ambas personas al no poder evitar ser objeto de agresiones psicofísicas por parte de elementos de la Policía Judicial, quienes utilizaron la fuerza pública, sin considerar la presencia de menores de edad Según la recomendación, dicho operativo representa un abuso de poder por parte del Estado, pues los agraviados no estaban en condiciones de repeler un golpe o de generarlo, no obstante fueron agredidos y lesionados por los policías en el uso excesivo e irracional de la fuerza Añadió que al momento de su detención, Ahumada Kurtz estaba acompañado por sus hijos, quienes presenciaron las agresiones, lo que provocó que los menores fueran también objeto de injerencias arbitrarias por parte de la autoridad, que no tomó las medidas para garantizar su integridad psicofísica y les provocó una afectación a su sano y libre desarrollo, por lo que debieron ser atendidos psicológicamente Por todo lo anterior, la CDHDF determinó que Ahumada Kurtz y su chofer, Rigoberto García, fueron objeto de retención ilegal, tratos crueles, inhumanos y degradantes y uso desproporcionado de la fuerza policial

Comentarios